Despidos y quejas: El rey Carlos III está bajo escrutinio

Los reportes de que hasta 100 personas del equipo del rey Carlos III podrían perder sus empleos están generando críticas hacia la monarquía británica, días después de asumir el trono

AP Noticias
miércoles 14 septiembre 2022 16:14
GBRETAÑA-REINA
GBRETAÑA-REINA

Los reportes de que hasta 100 personas del equipo del rey Carlos III podrían perder sus empleos están generando críticas hacia la monarquía británica, días después de asumir el trono.

El diario The Guardian reportó el martes que decenas de empleados de la Casa Clarence, donde era la residencia oficial de Carlos, recibieron un aviso de despido. El informe señala que las noticias llegan en un enorme periodo de transición mientras Carlos y su esposa Camila, la reina consorte, se mudan al Palacio de Buckingham tras la muerte de la reina el 8 de septiembre.

El Sindicato de Servicios Públicos y Comerciales dijo que la decisión de anunciar la pérdida de empleos en un periodo de duelo es “nada menos que insensible”.

En un comunicado, la Casa Clarence dijo que tras la ascensión de Carlos al trono, las operaciones de él y su esposa Camila han “cesado” y “como requiere la ley, ha iniciado un proceso de consulta”.

“Nuestro personal ha brindado un servicio prolongado y leal y, aunque algunos despidos serán inevitables, estamos trabajando con urgencia para identificar roles alternativos para la mayor cantidad posible de personal”, agregó el comunicado.

The Guardian dijo que un miembro no identificado del personal de Carlos le dijo al periódico que “todos están absolutamente furiosos... la gente estaba visiblemente conmocionada”.

Las críticas se sumaron a la prensa negativa para el monarca de 73 años después de que dos videos que lo mostraban visiblemente irritado —uno donde se mancha los dedos con un bolígrafo y otro donde pide a señas que retiren un portalápices— se volvieron virales en las redes sociales en los últimos días.

En un video, se ve a Carlos perdiendo los estribos por un bolígrafo que gotea mientras firmaba un libro de visitas frente a las cámaras en Irlanda del Norte.

Se le escucha exclamar “¡Oh, Dios, odio esto!” y después murmurar “No puedo soportar esta maldita cosa... esto ocurre cada maldita vez".

En el otro video, se ve al nuevo monarca haciendo gestos de irritación hacia su personal para que retiraran de inmediato un portalápices mientras firmaba un documento durante su ceremonia de ascensión.

El rey ha estado bajo un intenso escrutinio de los medios y ha tenido una agenda agotadora desde la muerte de su madre en Escocia el jueves. Él y Camila volaron de Escocia a Londres para su ceremonia de ascensión y luego acudieron al Parlamento para dirigirse a los legisladores, antes de volar de regreso a Escocia, donde caminó detrás del ataúd de la reina.

Luego viajó a Irlanda del Norte el martes y regresó a Londres el miércoles para la procesión del ataúd de la reina desde el Palacio de Buckingham hasta el Salón de Westminster, en el Parlamento.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in