Estudio de Yale explica por qué las personas se enojan tanto en redes sociales

Los grupos extremos expresan más indignación que los moderados, pero es más probable que los moderados se vean influenciados por las publicaciones

Adam Smith
lunes 16 agosto 2021 19:46
Imagina que las redes sociales desaparecieran
Read in English

Un gran número de publicaciones que "me gusta " o "compartidos" en las redes sociales incentiva a las personas a indignarse moralmente, según han descubierto investigadores de Yale.

“Los incentivos de las redes sociales están cambiando el tono de nuestras conversaciones políticas en línea”, dijo William Brady de Yale, investigador postdoctoral en el Departamento de Psicología de Yale que trabajó con la profesora asociada de psicología Molly Crockett en la investigación.

Los investigadores midieron las expresiones de indignación moral en Twitter durante eventos controvertidos de la vida real y descubrieron que los algoritmos y las métricas de participación los alentaron a continuar, algo que puede usarse como una fuerza para el bien y el mal.

“Esta es la primera evidencia de que algunas personas aprenden a expresar más indignación con el tiempo porque son recompensadas por el diseño básico de las redes sociales”, dijo Brady.

Los investigadores monitorearon 12.7 millones de tweets de 7 mil 331 usuarios y usaron software de aprendizaje automático para rastrear si los usuarios se indignaban más con el tiempo. Descubrieron que los usuarios que recibieron más comentarios por publicaciones moralmente indignadas probablemente expresarían indignación con más frecuencia en publicaciones posteriores.

También encontraron que los miembros de grupos políticamente extremos expresaron más indignación que los de los grupos moderados, pero las personas de esos grupos moderados estaban más influenciadas por las recompensas de participación.

“Nuestros estudios encuentran que las personas con amigos y seguidores políticamente moderados son más sensibles a la retroalimentación social que refuerza sus expresiones de indignación”, dijo Crockett.

"Esto sugiere un mecanismo de cómo los grupos moderados pueden radicalizarse políticamente con el tiempo: las recompensas de las redes sociales crean ciclos de retroalimentación positiva que exacerban la indignación".

Otra investigación también ha sugerido que el contenido sensacionalista y emocional funciona mejor que el contenido menos hiperbólico. Un estudio de 100 millones de titulares descubrió que frases como "te hacen llorar" y "te pone la piel de gallina" eran algunas de las "series de palabras" de mejor rendimiento.

Leer más: Biden autoriza a 5 mil soldados para “retirada segura” de Afganistán

La noción de que los algoritmos y las métricas de participación empujan a los usuarios a contenido más escandaloso es una que surgió anteriormente: en 2020, los ejecutivos de Facebook supuestamente archivaron la investigación que haría que el sitio de redes sociales sea menos polarizador políticamente, con características que disminuirían este efecto que se describen como "anti-crecimiento" y que requiere "una postura moral".

"Nuestros algoritmos explotan la atracción del cerebro humano por la división", aparentemente advirtió una presentación de 2018, y agregó que, si no se tomaban medidas, Facebook proporcionaría a los usuarios "contenido cada vez más divisivo en un esfuerzo por atraer la atención de los usuarios y aumentar el tiempo en la plataforma".

Parte de la razón de esto podría ser que “castigar las violaciones de las normas es satisfactorio”, según el neurocientífico Robert Sapolsky.

Un estudio de 2004 sugirió que las regiones del cerebro relacionadas con la recompensa se activan constantemente cuando los actores administran un castigo, e históricamente podrían remontarse a los rituales de vergüenza pública como los que se encuentran en la Inglaterra preindustrial.