Hackers detrás del mayor robo criptográfico devuelven millones alegando que sólo lo hicieron “por diversión”

El supuesto hacker afirmó que "siempre fue el plan" devolver las criptomonedas, y añadió que "no estaban muy interesados en el dinero"

Adam Smith
viernes 13 agosto 2021 17:10
Estados Unidos, UE y OTAN acusan a China del ciberataque a Microsoft Exchange
Read in English

Los hackers responsables de uno de los mayores robos de criptomonedas de la historia han devuelto más de un tercio de los 613 millones de dólares (443 millones de libras) en monedas digitales que robaron.

Poly Network, una plataforma financiera descentralizada que facilita las transacciones entre pares, dijo en Twitter que se habían devuelto 260 millones de dólares (188 millones de libras) de los fondos robados, pero que quedaban pendientes 353 millones de dólares (255 millones de libras).

Los hackers aprovecharon una vulnerabilidad del sistema que les permitía mover activos entre diferentes blockchains.

Las cadenas de bloques son libros de contabilidad de las actividades financieras en las que se basan las criptomonedas, y cada tipo de moneda virtual, como Ethereum y Bitcoin, tiene su propia cadena de bloques.

Una persona que afirma haber perpetrado el hackeo dijo que lo hizo “por diversión” y que quería “exponer la vulnerabilidad” antes de que otros pudieran explotarla, según los mensajes digitales compartidos por Elliptic, empresa de seguimiento de criptomonedas, y Chainalysis.

El supuesto hacker escribió que “el plan siempre fue” devolver los tokens, y añadió: “No estoy muy interesado en el dinero”.

En una pregunta publicada en la blockchain de Ethereum, el hacker afirmó que no quería causar un “verdadero pánico [en] el mundo de las criptomonedas”, por lo que sólo se llevó “monedas importantes”, de ahí que su objetivo fuera bitcoin y Ethereum, en lugar de Dogecoin.

No se ha identificado a los hackers ni se ha confirmado la autenticidad de los mensajes.

Leer más: Jefe de Twitter: Bitcoin “unirá al mundo” y traerá la paz mundial

Tom Robinson, cofundador de Elliptic, comentó que la decisión de devolver el dinero podría haber sido motivada por los dolores de cabeza que supone el blanqueo de criptomonedas robadas a tal escala.

Un ejecutivo de la firma de criptodivisas Tether comentó en Twitter que la compañía había congelado 33 millones de dólares (24 millones de libras) relacionados con el hackeo, y los ejecutivos de otras bolsas de criptomonedas dijeron a Poly Network que también tratarían de ayudar.

“Incluso si se pueden robar criptoactivos, blanquearlos y cobrarlos es extremadamente difícil, debido a la transparencia de la cadena de bloques y al amplio uso de la analítica de la cadena de bloques por parte de las instituciones financieras”, dijo Robinson.

Poly Network no respondió a las solicitudes de más detalles. No quedó claro de inmediato dónde tiene su sede la plataforma, ni si algún organismo policial estaba investigando el atraco.

El tamaño del robo fue comparable a los 530 millones de dólares (383 millones de libras) en monedas digitales robadas del intercambio Coincheck, con sede en Tokio, en 2018. El intercambio Mt. Gox, también con sede en Tokio, colapsó en 2014 después de perder 500 millones de dólares en bitcoin.

El ataque de Poly Network se produce cuando las pérdidas por robos, hackeos y fraudes relacionados con las finanzas descentralizadas (DeFi) alcanzan un máximo histórico, según la empresa de inteligencia de criptomonedas CipherTrace.

Con 600 millones de dólares (434 millones de libras), sin embargo, el robo de Poly Network superó con creces los 474 millones de dólares en pérdidas criminales que, según CipherTrace, registró todo el sector DeFi de enero a julio. Los robos ilustran los riesgos del sector, en su mayoría no regulado, y pueden atraer la atención de los reguladores.

El robo se produce cuando el precio del Bitcoin ha aumentado un 50% en las últimas tres semanas.

La recuperación por encima de los 46 mil dólares (33 mil libras) ha dejado a los analistas de la criptodivisa divididos sobre el camino que seguirá la moneda digital, con dos teorías polarizadas que la sitúan hacia nuevos máximos históricos antes de finales de 2021, o al borde del colapso inminente.

Informes adicionales de Reuters