Mercedes se volverá totalmente eléctrico para 2030

Los clientes tendrán una “alternativa totalmente eléctrica para cada modelo que fabrica la empresa” para 2025, dice la empresa

Gustaf Kilander
viernes 30 julio 2021 15:07
Mercedes-Benz Will Go All-Electric By 2030
Read in English

La marca de coches de lujo de Daimler AG, Mercedes-Benz, dice que está intensificando su transición a los coches eléctricos, duplicando la cuota de ventas prevista para 2025 y esbozando un escenario de mercado en el que las ventas de autos nuevos serían “en esencia” totalmente eléctricas a finales de la década.

La empresa también ha dicho que, a partir de ese año, los clientes tendrán la opción de comprar una “alternativa totalmente eléctrica para cada modelo que fabrique la empresa”.

El cambio a los vehículos eléctricos “se está acelerando, especialmente en el segmento de lujo, al que pertenece Mercedes-Benz”, afirmó Ola Källenius, consejero delegado de Daimler AG y Mercedes-Benz AG. “El punto de inflexión está cada vez más cerca y estaremos preparados para que los mercados pasen a ser exclusivamente eléctricos a finales de esta década”.

“Este paso marca una profunda reasignación de capital”, añadió.

La empresa está invirtiendo más dinero en investigación y desarrollo. “En total, las inversiones en vehículos eléctricos de batería entre 2022 y 2030 ascenderán a más de 40 mil millones de euros”, afirmó Daimler en un comunicado.

El fabricante de automóviles dijo el jueves que preveía que la mitad de sus ventas fueran de coches sólo de batería o híbridos enchufables para 2025, frente a la cuarta parte de las previsiones anteriores. En los seis primeros meses de este año, este tipo de vehículos representó el 10.3% de las ventas totales. La empresa vendió 39 mil coches de batería y 121 mil 500 híbridos enchufables, que combinan una batería con la combustión interna.

El comunicado de la empresa en el que se actualiza su estrategia de vehículos eléctricos describe el paso a la electricidad como un “escenario de mercado” para el que la empresa pretende estar preparada, y no como un plazo fijo para abandonar las ventas de coches diésel o de gasolina. La empresa precisó que “se está preparando para ser eléctrica a finales de la década, cuando las condiciones del mercado lo permitan”.

En Europa, la proporción de coches eléctricos está aumentando, impulsada en gran medida por la normativa y los incentivos gubernamentales. El año pasado, los coches de carga eléctrica representaron el 10.5% del mercado europeo.

Leer más: Autos voladores estarán en las ciudades dentro de una década, dice el jefe de Hyundai

Mercedes detalló el jueves que, a partir de 2025, todas las arquitecturas de los vehículos recién lanzados serán exclusivamente eléctricas, en referencia a las estructuras mecánicas que pueden compartirse entre diferentes modelos.

En colaboración con socios internacionales, Mercedes también planea poner en marcha nueve gigafábricas para elaborar las células que necesitan para hacer sus vehículos. Esto se suma a los planes de lanzamiento de nueve plantas para desarrollar sistemas de baterías.

Daimler dijo que Mercedes tiene previsto “asociarse con nuevos socios europeos para desarrollar y producir de forma eficiente las futuras células y módulos, un paso que garantiza que Europa siga siendo el corazón de la industria del automóvil incluso en una era eléctrica”.

El fabricante de automóviles aseguró que lanzaría ese año tres nuevas plataformas eléctricas en las que se basarán los nuevos vehículos exclusivamente eléctricos. MB.EA es la arquitectura para los turismos medianos y grandes, AMG.EA será la plataforma para los coches de altas prestaciones y VAN.EA se utilizará para los camiones y furgonetas comerciales más pequeños.

La empresa ha dicho que su gama de modelos será climáticamente neutra en 2039 en toda su cadena de producción, pero no ha especificado ninguna fecha para detener las ventas de motores de combustión interna. Por ahora, las ventas de berlinas y todoterrenos de gasolina y diésel, muy rentables, proporcionan el dinero necesario para invertir en nuevas tecnologías, como los coches eléctricos.

Otros fabricantes de automóviles, como Audi, Stellantis, General Motors y Volvo, también han indicado que están abandonando los motores de gasolina y diésel a largo plazo.

En declaraciones a la CNBC, el consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, fue preguntado sobre si descartaría unirse a Tesla y a Elon Musk en un futuro, en un acuerdo en el que Volkswagen fabricaría coches Tesla, o si las marcas se unirían.

“No, no nos lo hemos planteado [eso], seguimos nuestro propio camino”, adelantó. “Queremos acercarnos y luego adelantar”.

“Creemos que podemos: necesitamos nuestra propia pila de software, nuestra propia tecnología”, añadió. “Y también, creo que Tesla, o Elon, está pensando mucho [sobre] su camino a seguir. Así que no, no hay conversaciones entre Elon Musk y yo respecto a unir fuerzas”.

La nueva estrategia eléctrica de Mercedes se produce tras las propuestas de la comisión ejecutiva de la Unión Europea para endurecer los límites de las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero al que los científicos culpan del calentamiento global y el cambio climático.

La última propuesta prevé eliminar las emisiones de C02 de los coches para 2035. China también está imponiendo normativas que exigen más coches con cero emisiones, mientras que el cambio a los coches eléctricos ha avanzado más lentamente en Estados Unidos.

Associated Press contribuyó a este informe.