Científicos logran entender la corteza de Marte luego de la misión InSight de la NASA

Es la primera vez que la humanidad ha podido mapear el interior de otro planeta más allá de la Tierra

Andrew Griffin
jueves 22 julio 2021 18:41
<p>ÚNICAMENTE PÁGINA PRINCIPAL DE LA EDICIÓN DIARIA</p>

ÚNICAMENTE PÁGINA PRINCIPAL DE LA EDICIÓN DIARIA

Los científicos finalmente han logrado comprender la corteza debajo de la superficie de Marte.

La investigación representa la primera vez que la humanidad ha podido comenzar a mapear el interior de otro planeta más allá de nuestra propia Tierra.

La nueva investigación se basó en datos tomados de la misión InSight de la NASA, que ha estado buscando Marsquakes que se reflejen en su superficie.

Usando información sobre esos terremotos, los investigadores pueden comprender lo que podría estar al acecho debajo de la superficie marciana.

Debajo del sitio de aterrizaje de InSight, la corteza tiene aproximadamente 20 o 39 kilómetros de espesor, según un equipo de investigación internacional dirigido por la geofísica Brigitte Knapmeyer-Endrun del Instituto de Geología y Mineralogía de la Universidad de Cologne, y el Dr. Mark Panning en el Laboratorio de Propulsión a Chorro del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

El estudio de las capas interiores de un planeta (su corteza, manto y núcleo) puede revelar información clave sobre su formación y evolución, así como descubrir cualquier actividad geomagnética y tectónica.

Las regiones interiores profundas se pueden sondear midiendo las ondas que viajan a través del planeta después de eventos sísmicos como un terremoto.

Las características internas de la Tierra se han estudiado utilizando tales métodos.

Leer más: NASA encuentra “sorprendentes” señales de lagos subterráneos en zonas de Marte demasiado frías

En el pasado, solo se podían estimar las diferencias relativas en el grosor de Marte, y se requerían suposiciones adicionales para obtener espesores absolutos. Estos valores mostraron una gran dispersión, dependiendo de las suposiciones que se hicieron.

La sismología reemplaza estos supuestos con una medición directa en el lugar de aterrizaje y calibra la densidad de la corteza de todo el planeta.

Los datos independientes también permiten a los investigadores estimar la densidad de la corteza.

La Dra. Knapmeyer-Endrun, autora principal del artículo publicado en Science, dijo: “Lo que la sismología puede medir son principalmente contrastes de velocidad. Estas son diferencias en la velocidad de propagación de ondas sísmicas en diferentes materiales.”

“Muy similar a la óptica, podemos observar fenómenos como la reflexión y la refracción.”

"En cuanto a la corteza, también nos beneficiamos del hecho de que la corteza y el manto están formados por rocas diferentes, con un fuerte salto de velocidad entre ellas".

La estructura de la corteza se puede determinar con precisión basándose en estos saltos.

Según los datos, en el lugar de aterrizaje de InSight, la capa superior tiene unos ocho kilómetros de espesor, con un margen de dos kilómetros en ambos sentidos.

Por debajo, sigue otra capa a unos 20 kilómetros, con un margen de cinco kilómetros.

La Dra. Knapmeyer-Endrun declaró: “es posible que el manto comience debajo de esta capa, lo que indicaría una corteza sorprendentemente delgada, incluso en comparación con la corteza continental de la Tierra.”

"Debajo de Cologne, por ejemplo, la corteza terrestre tiene unos 30 kilómetros de espesor".

Hay una tercera capa en Marte, que haría que la corteza debajo del lugar de aterrizaje tenga un grosor de alrededor de 39 kilómetros, con un margen de ocho kilómetros.

Eso sería consistente con hallazgos anteriores, pero la señal de esta capa no es esencial para coincidir con los datos existentes, señalaron los expertos.

En ambos casos, no pueden descartar la posibilidad de que toda la corteza esté hecha del mismo material conocido a partir de las mediciones de la superficie y de los meteoritos marcianos.

Los datos sugieren que la capa superior está formada por una roca inesperadamente porosa. También podría haber otros tipos de rocas a mayores profundidades que los basaltos que se ven en la superficie.

La medición única e independiente del espesor de la corteza en el lugar de aterrizaje de InSight es suficiente para mapear la corteza en todo el planeta.

Las mediciones de los satélites que orbitan alrededor de Marte proporcionan una imagen muy clara del campo de gravedad del planeta, lo que permite a los científicos comparar las diferencias relativas en el grosor de la corteza con la medición tomada en el lugar de aterrizaje.

La combinación de estos datos proporciona un mapa preciso.

Los datos sobre la estructura actual de Marte también pueden proporcionar información sobre cómo evolucionó el planeta.

En un estudio separado, Simon Stahler de ETH Zurich y sus colegas utilizaron las débiles señales sísmicas reflejadas en el límite entre el núcleo y el manto de Marte para investigar el centro del planeta.

Descubrieron que el interior formado de metal líquido relativamente grande tiene un radio de casi 1.830 kilómetros y comienza aproximadamente a la mitad entre la superficie y el centro del planeta, lo que sugiere que el manto consta de una sola capa rocosa, en lugar de dos, como en la Tierra.

Los hallazgos indican que el núcleo de hierro-níquel es menos denso de lo que se pensaba anteriormente y está enriquecido con elementos más ligeros.

Informes adicionales de PA