Facebook lanza “lentes inteligentes” para tomar fotos de lo se que ve, pero con una advertencia

Las fotos y vídeos tomados por las gafas se envían a la nueva aplicación de Facebook View, con una pequeña luz blanca que permite saber cuándo están activas

Adam Smith
lunes 13 septiembre 2021 18:55
La nueva aplicación de realidad virtual de trabajo remoto de Facebook da un paso hacia el

Facebook ha anunciado finalmente sus largamente rumoreadas “gafas inteligentes” en colaboración con Ray-Ban, que cuentan con dos cámaras frontales para capturar rápidamente fotos y vídeos.

Las gafas, comercializadas con el nombre de Ray-Ban Stories, están disponibles en 20 variantes, incluyendo el diseño Wayfarer de Ray-Ban, un diseño redondo y su diseño Meteor. No son resistentes al agua, por lo que no deben sacarse bajo la lluvia.

Los usuarios manejan las gafas con un pequeño botón en las sienes que capturará 30 segundos de vídeo con una pulsación corta, y una foto de 2592 x 1944 píxeles con una pulsación más larga. Además, los usuarios pueden decir “Hey Facebook” y dar órdenes de voz a las gafas para que tomen una foto o un vídeo.

Cuando se captura una foto o un vídeo, se envía a una nueva aplicación llamada Facebook View que puede utilizarse para compartirla en Facebook y Messenger, WhatsApp e Instagram, así como en otras aplicaciones como Twitter, TikTok y Snapchat.

Las gafas llevan incorporados tres micrófonos y conectividad Bluetooth, para que los usuarios puedan conectarse al audio de su teléfono, hacer llamadas y enviar mensajes. Hay un panel táctil integrado en el lateral de las gafas que permite a los usuarios deslizar los dedos hacia arriba o hacia abajo para controlar el volumen.

Facebook dice que las gafas durarán seis horas al día durante tres días con un estuche completamente cargado.

Las gafas Ray-Ban Stories se parecen notablemente a otro producto de gafas inteligentes para Snapchat: las Spectacles. Facebook, que intentó comprar la compañía por 3 mil millones de dólares en 2013, también tiene un historial de copia de las características de Snapchat con filtros, mensajes que desaparecen y, sobre todo, Stories.

Sin embargo, cuando se lanzó la primera iteración de esas gafas, solo el 0.08% de la base de usuarios de la app las compró, y se ha informado de que menos del 50% de los compradores siguieron usando las Spectacles un mes después de la compra. Snap ha dicho que ha perdido 40 millones de dólares por el producto.

Leer más: Facebook prohíbe contenido relacionado con talibanes en sus plataformas

Sin embargo, Facebook y Ray-Ban dijeron a The Independent que está ofreciendo una experiencia más completa con la captura, la tecnología de audio, el intercambio y un asistente inteligente que lo diferenciará de sus competidores.

La otra gran preocupación que pueden tener los usuarios sobre las Ray-Ban Stories es el historial de Facebook en materia de privacidad de datos. La compañía ha sido criticada en repetidas ocasiones por su falta de protección de los datos de los usuarios y por la cantidad de información que recoge cuando la gente utiliza sus servicios.

Además, las gafas inteligentes como tecnología también han sido tristemente célebres por su riesgo inherente para la privacidad. Ray-Ban Stories recoge datos sobre el estado de la batería y la dirección de correo electrónico y la contraseña de la cuenta de Facebook de los usuarios, y también se pueden proporcionar a Facebook datos adicionales como el número de imágenes capturadas o el tiempo que el usuario pasa grabando vídeos.

Adelantándose a esta respuesta, Facebook afirma que ha diseñado las gafas pensando en la “privacidad” y sostiene que no utilizará estos datos para dirigir a los usuarios con anuncios. Una de estas opciones de diseño centradas en la privacidad es una pequeña luz LED conectada a la cámara (como la luz verde de los ordenadores Mac de Apple) que brilla en blanco cuando la cámara está tomando una foto.

Sin embargo, no parece difícil ocultar la luz mediante un pequeño trozo de cinta adhesiva o masilla negra, y aunque Facebook dice que la manipulación de la cámara viola las condiciones de servicio de las gafas, no hay forma de que la empresa detecte cuándo está ocurriendo.

En su lugar, Facebook asegura que reconoce que “como cualquier nueva tecnología que ha entrado en el mercado, desgraciadamente habrá casos en los que la gente buscará usar las gafas de forma inapropiada”, pero ha “publicado una serie de consejos para la gente sobre cómo usar las gafas de forma segura y respetuosa para protegerse a sí mismos y a los demás”.

Entre ellos se incluye “animar a los usuarios a que respeten las preferencias de las personas sobre si desean aparecer en una foto o un vídeo”, aunque no hay que olvidar que subir fotos y vídeos de otras personas sin su consentimiento sigue siendo algo habitual en Internet y lo ha sido durante años.

Hablando con algunos de los grupos de terceros a los que Facebook consultó para desarrollar las gafas, el nivel de preocupación era variado. Jeremy Greenberg, del Foro sobre el Futuro de la Privacidad, mencionó que “en el caso de que un usuario oculte el indicador LED con cinta adhesiva o cualquier otra cosa, serían necesarias formas adicionales de aviso a los transeúntes”, como pulsar físicamente un botón o hablar con el asistente inteligente.

Sin embargo, añadió que “en este escenario, otros transeúntes, como los que tienen problemas de visión o baja visión o los que tienen problemas de audición, podrían no tener suficiente aviso”. Además, debido a la naturaleza novedosa de las gafas inteligentes, los transeúntes tardarán en comprender y reconocer cuándo unas gafas inteligentes son “inteligentes”, qué datos son capaces de captar las gafas, y cuándo y cómo están grabando, incluso con las señales visuales y sonoras incorporadas”.

John Breyault, de la Liga Nacional de Consumidores, expresó un sentimiento similar: “me preocupan los usuarios que ocultan intencionadamente la pequeña luz. Hubiera preferido que hubiera un sensor que desactivara las gafas si se oscurece la luz”, externó a The Independent.

“Por desgracia, no parece que ese sea el caso de estas gafas. Tengo la esperanza de que esta funcionalidad se incorpore a las siguientes versiones de las gafas.”

En cuanto a la reputación de Facebook en general, tanto Greenberg como Breyault dijeron que su historia puede haber hecho que la compañía piense más seriamente en la privacidad y la seguridad de las gafas, con Breyault comparándolas con los altavoces inteligentes o el timbre Ring de Amazon, una tecnología que ha sido hackeada en el pasado, y utilizada para la vigilancia policial.

Además de estas gafas inteligentes, Facebook también está desarrollando unas gafas de realidad aumentada más capaces que “añadirán una capa 3D de información útil, contextualmente relevante y significativa sobre el mundo físico”, según la entrada del blog de la compañía.

Facebook afirma que el dispositivo podría ayudar en tareas cotidianas, como encontrar las llaves, navegar por una nueva ciudad o “capturar un momento”, aparentemente basándose en la funcionalidad de Ray-Ban Stories.

Ray-Ban Stories estará disponible el 9 de septiembre de 2020, con un precio de 413 dólares (299 libras esterlinas) y precios equivalentes en Estados Unidos, Italia, Australia y Canadá.