Comentarios de Trump ‘empoderan’ a Proud Boys, advierten analistas

El debate sobre la ideología de la membresía ha eludido la negativa del presidente a distanciarse o condenar rotundamente el supremacismo blanco y otras formas de violencia de extrema derecha

Alex Woodward
viernes 02 octubre 2020 00:33
El reportero de Fox News responde con enojo a las críticas a su pregunta sobre la supremacía blanca: 'Deja de desviarme, estoy cansado'
Read in English

Si bien Proud Boys celebró el reconocimiento de Donald Trump a la pandilla nacionalista en el debate del martes, los miembros actuales y anteriores del grupo, los analistas y las fuerzas del orden advierten que los comentarios del presidente y su falta de voluntad para condenar la violencia de los supremacistas blancos corren el riesgo de envalentonar a grupos similares.

Los canales de redes sociales relacionados con Proud Boys también han experimentado un aumento en los nuevos usuarios e interacciones esta semana.

El presidente invocó el nombre del grupo durante el primer debate presidencial el 29 de septiembre después de que el moderador del debate Chris Wallace pidiera repetidamente al presidente que denunciara el supremacismo blanco.

Trump, pidiendo un nombre para hacer referencia, se fue con Proud Boys, después de que su rival demócrata Joe Biden lo sugiriera.

“Proud Boys, retrocedan y esperen, pero les diré alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda porque este no es un problema de derecha. Este es un problema de izquierda ".

Dante Nero, un ex miembro del grupo de odio, dijo a CBS News que los comentarios del presidente "envalentonan" a sus miembros, mientras que Joe Biggs, un organizador de Proud Boys de Florida, hizo eco de otros miembros que se sintieron animados por el reconocimiento del presidente, dijo a Los Angeles Times.

“Se acerca una guerra”, dijo un seguidor de Proud Boys en Tiktok. "Si Biden gana, vamos a llegar, y lo haremos muy fuertes".

El mismo día del debate, el FBI emitió un informe de inteligencia advirtiendo que los grupos de extrema derecha y los supremacistas blancos representan una "amenaza extremadamente violenta" para los EE. UU., lo que marca el tiempo entre el día de las elecciones y la inauguración de 2021 como un "punto de quiebre potencial" para la violencia.

Según el informe obtenido por The Nation , "los seguidores del Boogaloo probablemente expandirán su influencia" dentro del área de Dallas, donde surgió el documento, "debido a la presencia de extremistas violentos antigubernamentales o antiautoritarios existentes, el sentimiento de extralimitación gubernamental percibida, aumento de las tensiones debido a restricciones estatales y locales relacionadas con Covid-19, y violencia o actividad criminal en protestas legales ... que llevaron a la violencia en protestas pacíficas y legales "

Los miembros de Proud Boys han pasado los últimos días promoviendo su membresía interracial y desestimando y burlándose de los intentos de retratar al grupo como promotor o albergue de ideologías supremacistas blancas.

Los analistas del extremismo han argumentado que el grupo tiene puntos de vista nacionalistas blancos avanzados, mientras que el debate sobre las ideologías de sus miembros ha eludido la negativa del presidente a distanciarse del grupo o condenar rotundamente el supremacismo blanco y otras formas de violencia de extrema derecha.

La Liga Anti-Difamación dijo que el grupo se encuentra entre una "cepa poco convencional del extremismo de derecha estadounidense".

“Si bien el grupo puede describirse como violento, nacionalista, islamófobo, transfóbico y misógino, sus miembros representan una variedad de orígenes étnicos y sus líderes protestan con vehemencia por cualquier alegación de racismo”, dijo la organización.

El miércoles, el presidente dijo a los periodistas: "No sé quiénes son los Proud Boys, quienes sean, deben retirarse".

Para entonces, el grupo había anticipado un retroceso, argumentando que el cambio radical era simplemente mantener las apariencias.

"No se sorprendan si se hace una declaración sobre nosotros en los próximos días para apaciguar a las masas", escribió Biggs en línea el martes. "Pero él sabe que somos los buenos".

La plataforma de redes sociales Telegram experimentó un aumento en "300 a 500 nuevos usuarios el día anterior", según Megan Squire, profesora de informática en la Universidad de Elon que rastrea grupos de odio en línea, en una entrevista con Talking Points Memo.

Añadió en Twitter : “Cierta confusión sutil hoy en los programas matutinos sobre si los Proud Boys son 'supremacistas blancos'. Recuerden que hay muchas formas de odiar y los Proud Boys son antimusulmanes, misóginos y abogan por la violencia política contra sus 'enemigos', definidos de manera general ".

La Sra. Squire dijo: "Los Proud Boys son definitivamente, por sus palabras y acciones, un 'grupo de odio', así que usemos esa terminología en lugar de meternos en el fango debatiendo sobre cuántos de sus miembros son qué demográficos".

El autodenominado "chovinista occidental" Proud Boys, identificado por el Southern Poverty Law Center como un grupo de odio, fue establecido por el cofundador de VICE Media, Gavin McInnes, en 2016.

Aunque el grupo ha afirmado que representa una "agenda contra la culpa blanca" contra la "corrección política", así como la etiqueta de "extrema derecha", el fundador y los miembros del grupo han abrazado el nacionalismo blanco y han abrazado puntos de vista fascistas, incluidos los antimusulmanes y retórica misógina, que a menudo se convierte en violencia.

Se encuentra entre varios grupos de derecha contemporáneos con membresía multirracial, alineándose a lo largo de líneas ideológicas que promueven el nacionalismo de extrema derecha.

Los Proud Boys forman parte de un "bloque político fascista de derecha" impulsado por el presidente y alentado por sus partidarios, según la analista de investigación senior del SPLC Cassie Miller.

"Trabajan simbióticamente con los medios de comunicación de derecha y una estructura de poder, dirigida por Trump, que está ansiosa por tomar medidas drásticas contra los manifestantes y promulgar una venganza política contra distritos electorales progresistas como Portland", escribió Miller, argumentando que el grupo y otros movimientos similares de grupos de derecha se encuentran entre los garrotes políticos utilizados como campaña electoral a nivel de calle de la administración.

El año pasado, dos miembros de Proud Boys fueron condenados por cargos de agresión y disturbios en relación con los ataques contra manifestantes antifascistas en la ciudad de Nueva York en 2018.

En 2020, miembros de los Proud Boys participaron en violentos enfrentamientos entre grupos de derecha e izquierda en Portland, Oregon y otros lugares.

En la aplicación de redes sociales de derecha Parler, los miembros de Proud Boys celebraron su reconocimiento en el escenario del debate.

En momentos de mención, el grupo incorporó el mensaje a su marca, haciendo circular imágenes con “Proud Boys, Stand By” en amarillo sobre camisetas negras.

"De pie y esperando, señor", decían las cuentas de Proud Boys en Parler y Telegram.

"¡Trump básicamente dijo que los jodieramos!" Joe Biggs, organizador de Proud Boys, dijo en Parler. "Esto me hace tan feliz."

Las cuentas también han circulado un meme que ilustra al presidente vistiendo una remera de Fred Perry - una parte del uniforme no oficial del grupo - y una gorra con visera con el logo de Proud Boys, con el texto “esperando sus órdenes general, señor”.

Otro meme incluye una foto de los miembros de Proud Boys preparados para pelear, junto a una versión incorrecta de los comentarios del presidente en su debate que se asemeja más a una llamada a las armas: "Los Proud Boys pueden mantenerse al margen, porque alguien tiene que cuidar de Antifa y esta gente ".

“Aunque estoy emocionado por nuestra mención en el escenario del debate… no tomo esto como un respaldo directo del presidente”, escribió el organizador Enrique Tarrio en Telegram.

“El decirle a los ProudBoys que se aparten y se mantengan en espera es lo que SIEMPRE hemos hecho”, agregó Tarrio.

Sobre Parler, el señor Tarrio dijo: "Espere, señor".