Trump arremete contra el FBI por no apoyarlo a anular el resultado de las elecciones

El presidente está furioso con el FBI por no respaldar sus afirmaciones de fraude electoral.

Harriet Alexander
domingo 29 noviembre 2020 17:08

Trump se queja de que el  FBI no hace “lo suficiente” para cambiar el resultado de las elecciones.

Read in English

Donald Trump arremetió contra el FBI por no apoyar sus afirmaciones de fraude electoral, quejándose de que "algunos han servido a muchos presidentes" y diciendo que estaba decepcionado de que no hayan "atrapado" a nadie.

"¿Por qué el FBI no está por todos lados?" dijo el domingo por la mañana, en su primera entrevista televisada desde las elecciones.

“No son. No lo son, y es algo terrible.”

El presidente le dijo a Maria Bartiromo de Fox News que sentía que el FBI estaba "desaparecido en la acción".

Añadió: “No puedo decirte dónde están. Les pregunto si lo están verificando, todos dicen que sí."

Trump especuló que algunos miembros del FBI estaban trabajando en su contra.

“Conozco al FBI y es genial al nivel del que hablamos”, dijo.

Es inconcebible. Pensarías que esto es lo más importante que podrían ver. Simplemente siguen adelante. Llevan allí mucho tiempo. Algunos han servido a muchos presidentes.

"Todo lo que puedo decir es que nadie ha venido a mí y me ha dicho que el FBI lo ha atrapado... el FBI está investigando a Dominion".

El presidente tiene una relación particularmente polémica con el actual jefe del FBI, Christopher Wray, a quien designó para reemplazar a James Comey en junio de 2017.

En ese momento, Trump llamó a Wray “un individuo impecablemente calificado”, citando su papel en importantes investigaciones de fraude y esfuerzos antiterroristas en el departamento de justicia después de los ataques del 11 de septiembre.

"Sé que volverá a servir a su país como un feroz guardián de la ley y modelo de integridad una vez que el Senado lo confirme para liderar el FBI", dijo Trump en el comunicado.

Sin embargo, le ha enfadado la feroz independencia de Wray y su negativa a cumplir las órdenes de Trump, en particular su incapacidad para investigar a Barack Obama, Hillary Clinton, Joe y Hunter Biden.

Trump considera a Wray como una de sus peores elecciones de personal, dijeron fuentes a The Washington Post el mes pasado, en medio de crecientes especulaciones de que pronto sería despedido.

Mark Meadows, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, también criticó duramente a Wray en discusiones internas, al igual que otro importante asesor de Trump, Dan Scavino, informó el periódico.

Mentes legales republicanas respetadas, entre ellas Theodore Olson y Ben Ginsberg, quienes se desempeñaron con éxito como abogados de George W. Bush durante el recuento de Florida, instan al presidente a abandonar sus alocadas afirmaciones de fraude, señalando que no han proporcionado ninguna evidencia.

Incluso Tucker Carlson, el presentador de Fox News más visto, le dio poca importancia al entonces abogado de Trump, Sidney Powell, atacándola por negarse a aparecer en su programa y brindarle cualquier prueba que respalde sus afirmaciones. Fue eliminada del equipo legal, lo que significa que ahora solo son Rudy Giuliani y Jenna Ellis.

Esperan que la Corte Suprema se haga cargo de su caso, después de que un juez de Pensilvania, designado por Trump, rechazara condenatoriamente sus esfuerzos.

Trump repasó el domingo por la mañana su letanía habitual de quejas, sin que la presentadora Maria Bartiromo lo presionara para que presentara pruebas.

Afirmó que tenían "cientos de miles de votos" en "todos los estados indecisos" que deberían haber sido contados para él, y dijo que miles de muertos habían votado.

El presidente también reiteró su afirmación de que los "matones" obligaron a los observadores electorales a salir del edificio, algo que ni siquiera Giuliani afirma, y que las máquinas de votación cambiaron deliberadamente los votos a Biden, lo que la compañía dice que es físicamente imposible.

“Me llamaron las personas más grandes, las personas políticas más importantes, me dijeron felicitaciones”, dijo.

"Luego se fueron".