Simpatizantes de Trump rodean la casa de la secretaria de estado de Michigan

Una turba de dos docenas de personas marchó hasta el domicilio de Jocelyn Benson para protestar contra el “fraude electoral”

Harriet Alexander
lunes 07 diciembre 2020 15:58

Secretaria de estado de Michigan asegura que no hay bases para denunciar un fraude electoral

Read in English

Manifestantes armados que gritaban "Stop the Steal" ("Detengan el Robo") marcharon hacia la casa de la principal funcionaria electoral de Michigan el sábado por la noche, para protestar por lo que afirman es una elección amañada en favor de Joe Biden.

Jocelyn Benson, una demócrata, acababa de terminar de colocar sus luces de Navidad y estaba a punto de ver How The Grinch Stole Christmas, con su hijo de cuatro años, cuando un grupo de unas dos docenas de personas apareció con pistolas, banderas, megáfonos y altavoces alrededor de las 9:30 pm.

Los funcionarios del estado de Michigan acusaron al grupo de "aterrorizar" a Benson y su familia, en represalia por su supervisión de las elecciones.

“Ha decidido ignorar por completo todas las pruebas creíbles y fraudulentas que se han señalado continuamente”, dijo una manifestante, Genevieve Peters, mientras transmitía en vivo la protesta en Detroit en Facebook.

"Estamos aquí frente a la casa de la secretaria de estado y queremos que ella sepa que seguiremos estando aquí".

Se llamó a la policía poco antes de las 10 de la noche y el grupo se marchó sin que se hiciera ningún arresto.

La fiscal general de Michigan, Dana Nessel, y el fiscal del condado de Wayne, Kym Worthy, ambos demócratas, dijeron que el "comportamiento parecido a una turba" era "una afrenta a la moralidad y la decencia básicas".

"Gritaron teorías de conspiración infundadas sobre las elecciones y, en videos subidos a las redes sociales, se pudo escuchar al menos a una persona gritando 'son asesinos' a corta distancia de la habitación de su hijo", dijeron.

"Este comportamiento de turba es una afrenta a la moralidad y la decencia básicas.

"Aterrorizar a los niños y las familias en sus propios hogares no es activismo".

Michigan, que Biden ganó por 154,000 votos, se ha convertido en un foco de atención para Donald Trump y sus seguidores mientras buscan revertir el resultado de las elecciones, alegando un fraude electoral masivo.

El lunes, un juez federal rechazó un intento de último minuto de los republicanos de Michigan que buscaban una orden de emergencia para anular la victoria de Biden en el estado, diciendo que el esfuerzo tenía como objetivo "ignorar la voluntad de millones de votantes".

La jueza del Tribunal de Distrito Linda Parker, del Distrito Este de Michigan, escribió el lunes que la demanda parecía hacer "menos sobre lograr el alivio" que buscaban los demandantes y "más sobre el impacto de sus acusaciones en la fe de la gente en el proceso democrático y su confianza en nuestro gobierno."

Ella agregó: "La gente ha hablado".

Michigan también es el estado en donde, en octubre, 14 hombres fueron arrestados y acusados de un complot para secuestrar a la gobernadora, Gretchen Whitmer, y derrocar al gobierno. Están esperando juicio en la cárcel.

Michigan no es el único estado donde los funcionarios electorales han sido acosados.

En Georgia y Arizona, los secretarios de estado han recibido amenazas de muerte y necesitan de protección.

En Colorado, Vermont, Kentucky y Minnesota se ha hostigado a funcionarios.

“Se cruza una línea cuando se realizan reuniones con el propósito principal de intimidar a los funcionarios públicos que están cumpliendo el juramento que tomaron solemnemente”, dijo Benson.

Señaló que la protesta del sábado no la llevaría a abandonar su responsabilidad de defender los resultados electorales.

“A través de amenazas de violencia, intimidación y acoso, las personas armadas fuera de mi casa y sus aliados políticos buscan socavar y silenciar la voluntad y las voces de todos los votantes en este estado, sin importar por quién votaron”, agregó.

“Pero sus esfuerzos no triunfarán. La voluntad del pueblo es clara.

“Y todos los días defenderé  en mi trabajo a todos los votantes, incluso los votos de los manifestantes que se unieron fuera de mi casa”.