Trump promete mantener su lucha contra la victoria de Biden en las elecciones

Campaña de Donald Trump vende televisiones para recaudar fondos

El personal y equipo de campaña se ha reducido considerablemente desde la derrota del presidente en las elecciones

James Crump@thejamescrump
lunes 14 diciembre 2020 17:10
Read in English

La campaña de Donald Trump ha comenzado a vender televisores, mientras el presidente afirma que la Corte Suprema de Estados Unidos se ha "acobardado" al ayudarlo a anular la victoria de Joe Biden.

Aunque el presidente electo Biden fue declarado ganador de las elecciones presidenciales el mes pasado, Trump ha afirmado falsamente en repetidas ocasiones que hubo un fraude electoral generalizado y aún no ha cedido.

Trump y su equipo han tenido más de 50 impugnaciones legales desestimadas durante el último mes, mientras que la Corte Suprema rechazó el viernes un esfuerzo de sus aliados republicanos en varios estados, que intentó apartar 62 votos electorales en cuatro estados claves.

A pesar de los infructuosos esfuerzos de la campaña para anular los resultados de las elecciones, The Daily Beast informó el domingo que su sede en Virginia está prácticamente vacía.

La mayoría de los letreros, escritorios y objetos de interés de la campaña se han tirado, mientras que los televisores que estaban montados en las paredes han comenzado a venderse para obtener fondos adicionales.

También se están retirando las pertenencias de los miembros del personal, a medida que se reduciendo la cantidad de personas en la oficina.

Una fuente dentro de la campaña le dijo a The Daily Beast que "ahora es una ciudad fantasma, con gente esperando el final".

La reducción de las oficinas de la campaña comenzó el mes pasado, cuando se cerró la "línea directa" telefónica para denunciar el fraude electoral después de recibir principalmente llamadas de broma y amenazas violentas.

Jason Miller, un asesor principal de Trump en la campaña, le dijo a The Daily Beast que las descripciones de la sede no son más que una "observación estúpida".

“El día de las elecciones fue el 3 de noviembre”, dijo. “Ahora estamos a mediados de diciembre. Las campañas están llegando a su fin. Por ejemplo, la sede de Joe Biden ya no está repleta de recolectores de votos”, agregó Miller en referencia a afirmaciones infundadas de fraude electoral.

Trump y su campaña aún continúan impugnando las elecciones, y el domingo el presidente tuiteó: "¡Nunca nos rendiremos!", después de que la Corte Suprema se negó a escuchar una demanda del estado de Texas que intentaba anular los resultados de las elecciones.

La semana pasada, la Corte Suprema, que tiene una mayoría conservadora de 6-3, se negó a escuchar la demanda que encabezó el fiscal general de Texas, Ken Paxton.

La demanda intentó que los legisladores de los estados de Georgia, Pensilvania, Michigan y Wisconsin encabezados por los republicanos decidieran sus propios electores, en lugar de respaldar las victorias demócratas que votaron sus residentes.

Al tuitear sobre la decisión, Trump afirmó: "El hecho de que la Corte Suprema no encuentre legitimación en un asunto de jurisdicción original entre varios estados, incluido el presidente, es absurdo".

Luego agregó falsamente: “Está enumerado en la Constitución. Simplemente se acobardaron y no quisieron pronunciarse sobre los méritos del caso. ¡Qué mal para nuestro país!"

La campaña de Trump se está quedando sin opciones para impugnar las elecciones, ya que los electores del Colegio Electoral se reunirán este lunes para presentar sus boletas y confirmar a Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.

The Independent se ha puesto en contacto con la campaña de Trump para comentarios.