Trump tomó 10 mil MDD de los fondos de hospitales para pagar Warp Speed sin notificar al Congreso

El Congreso reservó $10 mil millones para ayudar a los proveedores de atención a pagar el personal, el equipo de protección, la atención a las personas sin seguro y la distribución de vacunas

Gustaf Kilander@GustafKilander
martes 02 marzo 2021 22:14

Trump se adjudica el éxito de las vacunas en EE.UU.

Read in English

La Administración de Donald Trump retiró $10 mil millones de un fondo de dinero destinado a ayudar a los hospitales y otros proveedores de atención médica a soportar la pandemia y, en su lugar, destinó el dinero al esfuerzo de Operation Warp Speed.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos parece haber hecho una movida de dinero que les permitió gastar los fondos de los contribuyentes sin notificar al Congreso, y obtuvo el permiso del principal abogado del Departamento de Salud y Atención Social para seguir adelante con el plan, informó STAT.

La administración de Biden no ha indicado si esto significa que habrá menos fondos disponibles para hospitales y otras instalaciones de atención a medida que Estados Unidos ingrese en lo que muchos esperan sea el final de la pandemia.

El Congreso reservó los $10 mil millones para ayudar a los proveedores de atención a pagar el personal, el equipo de protección, el cuidado de los no asegurados y la distribución de la vacuna.

Chip Kahn, director ejecutivo de la Federación de Hospitales Estadounidenses, dijo a STAT : “Los hospitales que necesitan los fondos se indignarían al saber que parte del dinero se desvió, incluso para usos importantes, porque el Congreso tenía claro que este dinero era para proveedores y médicos".

Russell Vought, quien dirigió la Oficina de Administración y Presupuesto desde enero de 2019 hasta el final del mandato de Donald Trump, defendió la decisión de usar el dinero para comprar y desarrollar vacunas y otros tratamientos contra el COVID-19.

Leer más: Hidroxicloroquina: el medicamento promocionado por Trump no debe usarse para tratar el coronavirus, según expertos de la OMS

Le dijo a STAT : “Tuvimos que sacar del Fondo de Ayuda para Proveedores y teníamos la autoridad para hacerlo. Era lo correcto para avanzar lo más rápido posible porque había vidas en juego. Afortunadamente lo hicimos. Lo volveríamos a hacer".

La Operación Warp Speed fue iniciada por la administración Trump y no por el Congreso, por lo que usaron dinero que ya estaba disponible, pero a fines del verano de 2020, Operation Warp Speed se estaba quedando sin dinero.

Como los funcionarios querían seguir presionando para obtener vacunas y tratamientos, un fondo común de dinero creado por el Congreso para hospitales y proveedores por una suma de $175 mil millones parecía cada vez más atractivo a medida que se vaciaban las arcas.

La política también fue parte de la ecuación, ya que el dinero se estaba agotando en el período previo a las elecciones presidenciales.

Si bien el Congreso otorgó al Departamento de Salud y Servicios Humanos la autoridad para mover fondos entre cuentas, se suponía que debían informar al Congreso cuando lo hicieran, algo que no hicieron. Tampoco solicitaron más fondos para la Operación Warp Speed. Los funcionarios de la Administración Trump gastaron el dinero directamente del Fondo de Ayuda del Proveedor, evitando el proceso de notificación necesario.

La presidenta del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes, Rosa DeLauro, dijo a STAT: “Es lamentable que la administración Trump prefiera desviar miles de millones de dólares del Fondo de Ayuda para Proveedores en lugar de presentar una solicitud al Congreso para los fondos necesarios”.

El asesor legal del Departamento de Salud resolvió que algunos gastos en la Operación Warp Speed eran apropiados. El mismo Vought le dijo a STAT que la administración "hizo todas las notificaciones al Congreso que estaban obligados a hacer".

El director de los Institutos Nacionales de Salud, Francis Collins, le dijo a Axios el mes pasado que la administración Trump merece crédito por la velocidad "impresionante" con la que se desarrollaron las vacunas contra el COVID-19.

Ese desarrollo de la vacuna "se hizo en 11 meses desde que supimos por primera vez acerca de este virus; es al menos cinco años más rápido que nunca", dijo el Dr. Collins.

Además añadió: "La Operación Warp Speed, por la que le doy mucho crédito a [el exsecretario de Salud Alex Azar], fue un esfuerzo del que muchos de nosotros inicialmente no estábamos convencidos de que fuera necesario. Y se pensó como un proyecto de Manhattan.

"Esas palabras se usaron a veces para describir lo que tenía que suceder para que todas las partes del gobierno se unieran de una manera sin precedentes para probar hasta seis vacunas en ensayos rigurosos... de modo que si alguno de esos ensayos funciona, todos los ciudadanos ya tendrían dosis listas para ir a aplicarse la vacuna".

Los movimientos de dinero realizados por la administración Trump existen en un área gris legal, escribe STAT. Si bien la regulación de COVID-19 brindaba cierto margen de maniobra a la forma en que se gastaba el dinero, en otras circunstancias los funcionarios podrían haber enfrentado problemas legales por gastar dinero en formas para las que inicialmente no estaban presupuestadas.