Con todo y una redada del FBI, Donald Trump logra reunir a sus acérrimos partidarios en un mitin

“No había razón alguna para meterse a la casa de ese hombre, a la habitación de su esposa”, le dice una partidaria a Eric García

<p>El expresidente Donald Trump ofrece unas palabras a sus seguidores en un mitin de apoyo a los candidatos locales en Wilkes-Barre, Pensilvania</p>

El expresidente Donald Trump ofrece unas palabras a sus seguidores en un mitin de apoyo a los candidatos locales en Wilkes-Barre, Pensilvania

Read in English

El expresidente Donald Trump aparentemente estuvo en Wilkes-Barre, Pensilvania, para hacer campaña por los candidatos republicanos en la boleta electoral estatal este noviembre.

Pero el apoyo a otros republicanos pasó a un notable segundo plano, ya que el expresidente aprovechó para defenderse de manera desafiante en su primer mitin de campaña desde que el FBI ejecutó una orden de allanamiento en su casa de Mar-a-Lago. Sus seguidores más fieles estuvieron presentes para mostrar su solidaridad con el hombre al que consideran el legítimo ganador de las elecciones de 2020.

“La administración de Biden invadió la casa de su principal oponente político, que por supuesto lo está destruyendo a él y a todos los demás en las urnas”, manifestó Trump a una multitud entusiasta en el Mohegan Sun Arena, que respondió a las palabras con abucheos resonantes. “Están tratando de silenciarme y, lo que es más importante, están tratando de silenciarlos a ustedes”.

Muchas de las críticas más duras de Trump contra el FBI o el “Estado profundo” hicieron que los partidarios se pusieran de pie varias veces. Muchas personas usaron las infames gorras rojas de “Make America Great Again” o que decían “Trump won” [Trump ganó] en referencia a la gran mentira de que los demócratas se robaron las elecciones presidenciales de 2020.

Wilkes-Barre tiene su sede en el condado de Luzerne, uno de los distritos de clase trabajadora de personas blancas que históricamente votó por los demócratas, pero que Trump cambió en 2016 y en 2020, aunque el presidente Joe Biden redujo parte de su margen de victoria en la última elección.

Podría decirse que el discurso de Trump tenía como objetivo reunir partidarios de los candidatos que respaldó, como el candidato al Senado, el Dr. Mehmet Oz, y el candidato a gobernador, Doug Mastriano. Ambas contiendas sirven como importantes pruebas de fuego, dado que Trump respaldó a ambos candidatos en las votaciones primarias, pero ambos han estado quedando atrás de sus oponentes demócratas durante las elecciones generales, y ahora el pánico llegó al Partido Republicano.

Sin embargo, aunque dichos candidatos sí hablaron más tarde en el mitin, estaba claro que los partidarios asistieron para el espectáculo de Trump. Incluso cuando la gente ingresó a la arena, los partidarios corearon “Let’s Go Brandon”, la frase utilizada entre los partidarios de Trump que es el código para “Que se jo** Joe Biden”, mientras que otros vestían camisetas que decían “You raided the wrong president” [Catearon al presidente equivocado].

“Siento que el FBI, la CIA, el Servicio Secreto, no me importa a quién menciones, todos se están revolcando con los demócratas”, dijo Patty SantaBarbara después del mitin. Ella y su amiga Paola Ciaschetti viajaron a Pensilvania desde el norte del estado de Nueva York. Aunque dijo que no creía que los agentes individuales se estuvieran revolcando con los demócratas, los líderes sí lo hacían.

“No había razón alguna para meterse a la casa de ese hombre, a la habitación de su esposa”, dijo SantaBarbara.

El discurso de Trump se llevó a cabo días después de que el Departamento de Justicia publicara un documento judicial que alegaba que tenía evidencia de que era probable que los registros del gobierno hayan sido transferidos para obstruir su investigación.

La presentación decía que el FBI encontró el doble de documentos que los abogados de Trump y que algunos documentos eran tan confidenciales que el personal del Departamento de Justicia encargado de revisarlos tuvo que esperar autorizaciones especiales de seguridad.

Los agentes del FBI también encontraron 90 carpetas que alguna vez contuvieron documentos extremadamente confidenciales entre las 27 cajas que sacaron de la propiedad de Trump en Palm Beach.

“Hablaron de que los documentos no se almacenaron adecuadamente”, dijo Trump. “Sin embargo, entraron y tomaron documentos, los tiraron al piso, organizaron una sesión de fotos y fingieron que había sido yo, como si los hubiera tirado por todo el piso”.

Este argumento, por supuesto, ignoró el punto central de las acusaciones del Departamento de Justicia de que él o su equipo habrían movido los documentos. Del mismo modo, Trump no mostró signos de cambiar de postura. Christina Bobb y Alina Habba, ambas abogadas que lo ayudan en sus esfuerzos contra el gobierno, estuvieron presentes, a pesar de sus torpes intervenciones legales en Fox News u otros medios de comunicación de derecha.

Pero Trump defendió sus acciones ante la multitud.

“Nuestro movimiento está luchando contra un grupo corrupto de tiranos no elegidos que creen que pueden ejercer un poder absoluto sobre ustedes con la ayuda de unos medios dispuestos y muy corruptos”, declaró. “Piensan que el Estado profundo, no los ciudadanos, deberían ser los verdaderos dueños de este país”.

Michelle McNulty vino al mitin desde Dickson City, Pensilvania, y respaldó los argumentos.

“Siento que fue extraño porque no quieren que gane Trump”, dijo Michelle a The Independent antes del mitin. “Por eso fueron mientras él estaba de vacaciones”.

Han sido estas personas las que lo han aislado a lo largo de su presidencia; el firme apoyo de la base del Partido Republicano hizo que los republicanos no pudieran alejarse de él en ningún momento durante las primarias y, cuando Trump sorprendió al mundo al convertirse en el primer republicano que ganaba en Pensilvania desde 1988, les demostró que nunca podrían enemistarse con él. Eso significó que lo defendieron vigorosamente durante la investigación del abogado especial Robert Mueller y durante dos procesos de destitución, ambos de los cuales Trump desacreditó.

El riesgo legal al que se enfrenta es diferente. A diferencia del juicio político, el Departamento de Justicia no necesita el consentimiento del Partido Republicano para actuar. Los cargos legales no requieren el consentimiento de la mayoría de los votantes de base. Sin embargo, Trump sabe que su grupo de apoyo lo absolverá, ya que esto ocurre luego de que el senador Lindsey Graham, quien pasó de criticarlo a defenderlo en el Senado, advirtiera la posibilidad de disturbios en las calles si se presentaban cargos.

A su vez, el expresidente optó por refugiarse en el capullo de sus seguidores, justo en medio del “país de Trump”. Trump permitió que hablaran el Dr. Oz y Doug Mastriano. Además, criticó al oponente demócrata del Dr. Oz, John Fetterman, de quien dijo que se viste “como un adolescente que se droga en el sótano de sus padres”.

“Fetterman apoya los antros de drogas financiados por los contribuyentes y la despenalización completa de las drogas ilegales, incluidas la heroína, la cocaína, la metanfetamina y el ultra letal fentanilo”, expresó. “Y por cierto, él mismo los consume”.

Al mismo tiempo, Mastriano, un partidario del presidente desde hace mucho tiempo, que estuvo presente en Washington el 6 de enero, aunque dijo que abandonó el Capitolio antes de que comenzara la violencia, provocó un aplauso mucho más fuerte. Por el contrario, alguien en la audiencia gritó que el Dr. Oz era un “RINO”, un republicano solo de nombre, una idea que Marleen Laska repitió después del mitin.

“No confío en que vaya a hacer lo correcto por Estados Unidos, que ponga a Estados Unidos en primer lugar”, dijo a The Independent. Sin embargo, ella dijo que planeaba votar por él. “Tengo que votar por él porque, ya sabes, necesitamos conseguir al menos un RINO en lugar de Fetterman”.

La multitud coreaba con frecuencia “enciérrenla” o interrumpían a Trump en medio de su discurso para criticar a los enemigos de Trump. En varias ocasiones, el público alcanzó un tono febril y él consiguió numerosas ovaciones de pie a lo largo del mitin.

El expresidente también se opuso al discurso del presidente Biden de esta semana, en el que denunció el extremismo de derecha.

“Solo hay un partido que está declarando la guerra a la democracia estadounidense a través de la censura de la libertad de expresión y la criminalización de los desacuerdos”, dijo. “Desarman a los ciudadanos que cumplen la ley, emiten mandatos sin ley y órdenes inconstitucionales, encarcelan a los manifestantes políticos. Eso es lo que están haciendo: amañando elecciones, usando al Departamento de Justicia y al FBI como armas como nunca antes y allanando y metiéndose a las casas de sus oponentes políticos. Me pregunto quién podría ser”.

Al mismo tiempo, también destacó que estaba superando a Biden en las encuestas.

“Así que puede que tenga que volver a hacerlo”, le dijo a la audiencia.

Desde la redada, Trump ha publicado con frecuencia en Truth Social o ha pasado mucho tiempo dentro del capullo de su círculo íntimo desde el allanamiento en Mar-a-Lago el mes pasado.

Es probable que no haya mucho que decir para convencer a los acérrimos partidarios de Trump. Richard Morholt, que asistió al mitin, repitió las mentiras frecuentes de Trump sobre su poder para desclasificar documentos.

“Él tiene la autoridad para clasificar y desclasificar cualquier cosa que desee en su administración”, dijo Morholt a The Independent después del mitin. También señaló cómo Biden era un “estudiante de malas calificaciones” (es cierto que Biden reprobó una materia después de que admitió haber cometido plagio, pero volvió a cursarla), mientras que Trump era un estudiante de excelentes calificaciones, de lo cual, nuevamente, no hay ninguna evidencia, ya que nunca fue un estudiante destacado en la Universidad de Pensilvania. Pero esa verdad, al igual que la verdad sobre la ley, probablemente resulte irrelevante.

Andrew Feinberg contribuyó a este informe

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in