Trump estaría satisfecho con los argumentos de su defensa en el juicio político

Abogado de Trump afirma en el juicio político que “claramente no hubo una insurrección” en el Capitolio

Bruce Castor afirma que por “definición” no se le puede llamar insurrección a los actos de violencia del pasado 6 de enero

Oliver O'Connell
viernes 12 febrero 2021 23:57
Read in English

El abogado defensor de Donald Trump ha afirmado que “claramente no hubo insurrección” el 6 de enero, a pesar de que el entonces líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, dijo que sí la hubo.

Hablando en el juicio político en el Senado, Bruce Castor mencionó que la parte crítica del caso es la cuestión muy limitada de si Trump incitó a una insurrección.

“Claramente no hubo insurrección. Insurrección es un término... definido en la ley que implica tomar el control de un país, un gobierno en la sombra, tomar las estaciones de televisión y tener un plan de lo que harás cuando finalmente tomes el poder. Claramente, esto no es eso”, declaró.

No solo se le señaló a Castor que parecía estar en desacuerdo con el liderazgo republicano sobre lo que sucedió el 6 de enero, sino que también se verificó la definición de la palabra insurrección.

Primero, la definición del diccionario de una insurrección es: "un acto o instancia de levantamiento en revuelta, rebelión o resistencia contra la autoridad civil o un gobierno establecido".

No solo es una descripción de lo que sucedió ese día, sino que también es un término que tanto el Departamento de Justicia como un juez federal han utilizado en documentos legales.

El ex fiscal especial del Departamento de Defensa, Ryan Goodman, citó al Departamento de Justicia diciendo el 14 de enero: "Los crímenes imputados en la acusación implican una participación activa en una insurrección que intenta derrocar violentamente al gobierno de los Estados Unidos".

En segundo lugar, Castor parece argumentar que para que los eventos en el Capitolio se calificaran de insurrección, debieron haber tenido éxito.

Dado que la definición del diccionario se refiere a "un acto o instancia de levantamiento en rebelión", esto parece ser un argumento semántico.

Castor sostiene que, en cambio, Trump debería ser acusado de "incitación a la violencia... a los disturbios" y que, por lo tanto, la palabra clave del cargo contra su cliente (insurrección) es incorrecta.

Después de volver a reunirse el 6 de enero, McConnell prometió que el Senado terminaría su trabajo esa noche y confirmaría los resultados de las elecciones, sin dejarse intimidar por la “insurrección fallida”.

“Intentaron perturbar nuestra democracia”, comentó. "Ellos fallaron. Ellos fallaron."

Sus sentimientos fueron compartidos por el entonces líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, y el entonces vicepresidente Mike Pence.