Georgia: Trump enfurece después de que juez desestimara demanda por supuesto fraude electoral

El expresidente dijo que Estados Unidos se “está yendo al infierno” tras la decisión del juez

Alex Woodward
viernes 15 octubre 2021 14:59

El asalto al Capitolio del pasado 6 de enero sigue enfrentando a seguidores y detractores de Trump

Read in English

Un día después de que los funcionarios de Georgia testificaran que no pudieron encontrar boletas falsas o fraudulentas de las elecciones presidenciales de 2020, un juez desestimó la demanda final en el estado presentada por un grupo de partidarios de Donald Trump que alegaban fraude electoral, lo que le dio otro golpe a las impugnaciones legales presentadas por el expresidente y sus partidarios.

Tras el fallo del 13 de octubre, el expresidente calificó la decisión de "injusta" y revivió su narrativa infundada de que los resultados de las elecciones fueron manipulados, en una serie de breves declaraciones similares a Twitter emitidas por su portavoz.

“Nuestro país se está yendo al infierno y no se nos permite la transparencia ni siquiera en nuestras elecciones”, declaró. "La lucha continúa, nunca nos daremos por vencidos".

El fallo es el último de una pila de desafíos legales a nivel nacional presentados por los aliados de Trump, en un intento de casi un año de anular los resultados de las elecciones en los estados en disputa, todos los cuales han sido rechazados.

En su fallo, el juez del Tribunal Superior de Georgia, Brian Amero, dijo que los demandantes “alegan que sus votos se han diluido debido a la 'probabilidad sustancial' de que se introdujeran boletas fraudulentas” durante el procesamiento de las papeletas, una afirmación que los investigadores estatales y federales han rechazado rotundamente.

"También alegan que el problema persistirá en futuras elecciones si no se corrige", escribió el juez Amero. "Independientemente de la veracidad de estas acusaciones, el tribunal determina que los peticionarios aún no han alegado un daño particular".

El juez dictaminó que los demandantes no tenían legitimación en el caso, invocando el principio legal, según el cual los demandantes deben demostrar que sufrieron un daño específico para demandar, pero la evidencia presentada por el estado informó su decisión.

Tras varias investigaciones y tres recuentos de votos, incluido un recuento manual de los resultados, Joe Biden derrotó a Trump en Georgia por aproximadamente 12 mil votos.

Leer más: Trump dice que republicanos no votarán en 2022 o 2024 si no se “resuelven” las denuncias de fraude electoral

Los demandantes solicitaron una revisión de miles de boletas emitidas en el condado de Fulton, incluidas “imágenes de boletas escaneadas y copias físicas de todas las boletas enviadas por correo y de voto en ausencia que fueron contadas, auditadas y recontadas”, según documentos judiciales.

Los investigadores estatales y la Oficina del Fiscal de Estados Unidos no encontraron evidencia de boletas fraudulentas, según los documentos judiciales presentados en nombre del secretario de Estado republicano Brad Raffensperger el 12 de octubre.

“He dicho una y otra vez que aunque el condado de Fulton fue descuidado y cometió muchos errores en noviembre, como lo han hecho durante décadas, no hubo fraude generalizado o votos ilegales que anularan las elecciones de noviembre”, aseguró Raffensperger el miércoles.

“Los resultados fueron, como informamos, que el presidente Trump se quedó corto en el estado de Georgia”, añadió.

"Joe Biden ganó, Donald Trump perdió; es hora de que la otra parte enfrente los hechos y siga adelante", dijo el presidente de la Junta de Comisionados del condado de Fulton, Rob Pitts.

“Esta demanda fue el resultado de la 'gran mentira', que no es más que una teoría de la conspiración sin mérito que está siendo difundida por personas que simplemente no pueden aceptar que su lado perdió”, señaló en un comunicado. "Su derrota hoy aquí debería resonar en toda la nación".

En un comunicado, el demandante principal Garland Favorito dijo que "no es adecuado que ninguna organización nos diga en secreto que no hay boletas falsificadas y se niegue a permitir que el público las inspeccione".