Virólogo de la Casa Blanca fue reasignado a investigar el fraude electoral a petición de Trump

Steven Hatfill se quejó de que “las cuestiones electorales” tenían prioridad sobre la pandemia

Namita Singh
viernes 24 septiembre 2021 19:42

El Cirujano General refuta afirmación de Trump de un número “exagerado” de muertes

Read in English

Un virólogo responsable de la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia de covid durante el periodo del expresidente Donald Trump fue reasignado para investigar supuestos casos de "fraude electoral" el invierno pasado, según muestran los correos electrónicos obtenidos por el Congreso de Estados Unidos.

El patólogo Steven Hatfill, que asesoró al entonces director comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, se quejó repetidamente de que "las cuestiones electorales" tenían prioridad sobre el plan para contener la crisis del coronavirus.

"Ahora que las elecciones están tan cerca, covid está pasando a un segundo plano, pero la enfermedad se está asomando de nuevo", dijo Hatfill en correos electrónicos en octubre de 2020. Estos correos electrónicos fueron obtenidos por el subcomité selecto de la Cámara, y fueron accedidos por The Washington Post, que investiga la respuesta al coronavirus de la administración de Trump.

Los correos electrónicos posteriores mostraron un cambio en las propias prioridades de Hatfill, ya que su enfoque se trasladó a los desafíos electorales del expresidente.

En un correo electrónico, detalló sus planes de viaje a Arizona luego de una cerrada elección en el estado que entregaba 11 votos electorales.

En otro correo electrónico después de la victoria de Joe Biden, Hatfill aseguró que él personalmente "pasó a la investigación de fraude electoral en noviembre". Desde que perdió las elecciones de noviembre de 2020, Trump y muchos de sus partidarios alegaron fraude electoral, pero todas sus impugnaciones legales han fracasado.

Un día antes de los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, cuando un colega de la Universidad George Washington le escribió preguntándole por qué no estaba “resolviendo el virus”, el virólogo dijo: “Porque la cuestión de las elecciones se salió de control. Voy a donde va mi equipo”.

Hatfill fue uno de los primeros en dar la alarma sobre la pandemia y mostrar su escepticismo con respecto a la respuesta de la Casa Blanca.

Leer más: Donald Trump es abucheado en Alabama después de promover las vacunas contra el covid

En febrero de 2020, le escribió a Navarro que “[e] n verdad no tenemos ni idea de cuántos están infectados en los Estados Unidos” y agregó que la primera gran ola de infecciones comenzaría en el país “dentro de los próximos siete días". Estos correos electrónicos se publicaron a principios de este mes .

También había expresado su preocupación por la respuesta covid-19 del Centro para el Control de Enfermedades (CDC), por distribuir "kits de prueba ineficaces para el diagnóstico de coronavirus", que creía que limitaba la capacidad de detectar la infección en las personas.

En marzo de 2020, Hatfill advirtió contra la escasez de ventiladores médicos e instó a la Casa Blanca a "garantizar un suministro adecuado" lo antes posible.

En septiembre de 2020, insatisfecho con la respuesta de covid-19, Hatfill le escribió al entonces jefe de gabinete Mark Meadows que el presidente había sido “muy mal aconsejado por la fuerza de trabajo covid sobre la respuesta adecuada a la pandemia”.

Defendiendo su participación posterior en la campaña de Trump, Hatfill señaló que estaba impulsado por su propia insatisfacción con la respuesta de la administración a la pandemia.

"Desde mi perspectiva como médico, estaba, y sigo estando, frustrado con el tratamiento de la salud pública como futbol político", declaró a The Washington Post.

“Además, estaba disgustado con la destrucción del Plan Nacional Pandémico a manos de pequeños burócratas en conflicto; un plan que se centró en el tratamiento temprano y el alcance comunitario, en lugar de vacunas experimentales y pánico".