Los dos hombres hablaron por teléfono al menos una docena de veces durante la presidencia de Trump.

Traductor que oyó las llamadas entre Trump y Putin dijo que era como escuchar a unos “amigos charlando en un bar”

Joe Biden ahora tiene acceso a las conversaciones de Trump con Putin

Graig Graziosi
miércoles 10 febrero 2021 20:25
Read in English

Un estadounidense que tradujo las llamadas telefónicas entre Donald Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin caracterizó las conversaciones como relativamente amistosas.

Marina Gross, traductora y empleada desde hace mucho tiempo en el Departamento de Estado de Estados Unidos, fue la única estadounidense que escuchó las conversaciones de los líderes mundiales.

Según Politico, Gross les dijo a sus asociados que escuchar a los hombres era como "escuchar a dos amigos charlando en un bar".

No está claro si esa declaración se hizo en respuesta al tono de la conversación, la familiaridad entre los hombres o el tema que se discutió durante las llamadas.

Los dos hombres hablaron por teléfono al menos una docena de veces durante la presidencia de Trump.

El contenido de esas llamadas, aunque secreto, será accesible por Joe Biden.

"No necesitan nuestra aprobación para ver esos [registros]", dijo un ex funcionario de la Casa Blanca de Trump, refiriéndose a Biden y su equipo de seguridad nacional. “Biden posee todos los materiales de la llamada. Solo hay un presidente a la vez".

Según los informes, Trump hizo todo lo posible para evitar que se filtraran sus conversaciones con líderes extranjeros, llegando incluso a ocultar los memorandos que detallan las discusiones detrás del sistema de palabras clave secretas del Consejo de Seguridad Nacional y robando las notas de sus intérpretes de sus conversaciones.

Otro exfuncionario de Trump intentó argumentar que las conversaciones del expresidente con Putin deberían seguir siendo privilegiadas.

“Hay ciertas cosas que un presidente y su personal inmediato deberían poder conservar, sin estar sujetos a un juego partidista constante", dijeron.

Kel McClanahan, directora ejecutiva del bufete de abogados National Security Counselors, le dijo a Politico que tal privilegio sería una quimera bajo cualquier interpretación de la ley.

“La única persona que puede reclamar privilegios ejecutivos en cualquier lugar es el presidente en funciones”, dijo. "Así que, literalmente, no hay situación, ni podría haber, en la que un ex presidente pueda evitar que un presidente en funciones vea algo".