Ted Cruz bromea sobre su viaje a Cancún en discurso de CPAC, que ha sido calificado por los críticos como “desquiciado”

El senador se abrió camino a través de numerosos temas, incluido un chiste sobre su viaje a Cancún mientras millones de personas en su estado natal de Texas enfrentaban cortes de energía masivos

Graig Graziosi
viernes 26 febrero 2021 21:57

Ted Cruz se burla de AOC por su temor durante el ataque al Capitolio en un discurso lleno de agravios

Read in English

El discurso del senador Ted Cruz en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) fue ampliamente criticado, ya que fue calificado como “vergonzoso”.

Cruz se abrió camino a través de numerosos temas, incluido un chiste sobre su viaje a Cancún mientras millones de personas en su estado natal de Texas enfrentaban cortes de energía masivos durante temperaturas de un solo grado, sus quejas sobre los medios de comunicación que establecieron un "nuevo imperio galáctico", y las quejas sobre el uso de cubrebocas durante la pandemia una semana después de que el recuento de muertes en Estados Unidos superó las 500.000.

Los críticos vieron el discurso como un intento de Cruz de salvar las apariencias después de que fue ampliamente criticado por dejar Texas durante una catástrofe en todo el estado, y vieron su retórica como un intento de enmarcarse a sí mismo como un lanzador de bombas en la misma línea que la representante Marjorie Taylor Greene y Donald Trump Jr.

"Ted Cruz se está avergonzando a sí mismo solo para terminar las primarias republicanas de 2024 detrás de Marjorie Taylor Greene", comentó un usuario de Twitter.

El senador comenzó su discurso haciendo referencia a la controversia sobre su viaje, diciendo que "Orlando es increíble. No es tan lindo como Cancún, pero es lindo".

Leer más: Ver en vivo: CPAC comienza con comentarios del gobernador de Florida, Ron DeSantis, y el senador Ted Cruz

Mientras hablaba de Texas, Cruz hizo una broma sobre la gente que disparaba a los manifestantes, y sus comentarios se produjeron a un año de los disturbios provocados por la continua violencia policial contra los afroamericanos.

"En Houston donde vivo, les tengo que decir, no hubo alborotadores, porque seamos muy claros, si los hubiera, ellos descubrirían lo que piensa el estado de Texas sobre la 2da enmienda del derecho a tener y portar armas", dijo.

También pasó a llamar al uso de cubrebocas durante la pandemia que ya ha matado a 500.000 estadounidenses, como "señal de virtud".

"Vamos a usar cubrebocas durante los próximos 300 años", dijo Cruz. "Y, por cierto, no solo un cubrebocas, dos, tres, cuatro, ¡no puedes tener demasiadas mascarillas! ¿Cuánta virtud quieres señalar?"

Scott Dworkin, director ejecutivo de The Democrat Coalition, dijo que Cruz sonaba como si estuviera loco.

“Ted Cruz estaba gritando como un loco en CPAC. Entonces, normal”, escribió.

Cruz se quejó de los medios de comunicación y de la "cancelación de la cultura", y acusó a los demócratas de intentar convertir a patinadores de 19 años en Los Ángeles en "socialistas".

El senador también expresó su apoyo a Donald Trump, diciendo que "Donald J. Trump no se irá a ninguna parte" y que los demócratas temían que no desapareciera.

"Y miran a Donald J. Trump y miran a los millones y millones de personas inspiradas que fueron a la batalla peleando junto al presidente Trump, y están aterrorizados y quieren que se vaya", dijo.

Cruz también minimizó la experiencia de la representante Alexandria Ocasio-Cortez durante la insurrección del Capitolio, llamándolo "teatro político". Ocasio-Cortez recaudó casi $5 millones para ayudar a los tejanos, a raíz de la tormenta de la que Cruz huyó.

Luego dijo que los medios estaban desesperados por conjurar una guerra civil en el partido republicano.

Los comentarios de Cruz se producen días después de que la representante, Liz Cheney y el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ambos republicanos, discreparan públicamente sobre si era apropiado o no que Trump hablara en la CPAC.

Cheney dijo que no creía que Trump debería hablar o tener alguna influencia sobre el partido republicano o la nación en el futuro. Ella fue una de los 10 republicanos en la Cámara que votaron para acusar a Trump.

Más tarde, Greene dio una conferencia de prensa en la que llamó a Cheney una "tonta" y dijo que cualquier republicano que habló en contra de Trump era igualmente tonto.

Cruz cerró su charla citando una película, lo que hace a menudo, gritando "Libertad" en una invocación de William Wallace de la película Braveheart.