Varios representantes republicanos se han quejado de los detectores de metales utilizados cuando la gente ingresa al piso de la Cámara

Republicanos se rehusaron a pasar por detectores de metales instalados dentro del Capitolio tras disturbios

"A raíz de estas nuevas disposiciones nos van a cachear como delincuentes", dice la representante republicana de Arizona, Debbie Lesko.

James Crump@thejamescrump
miércoles 13 enero 2021 16:59
Read in English

Varios representantes republicanos se han quejado de los detectores de metales utilizados cuando la gente ingresa al piso de la Cámara, que fueron ordenados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la semana pasada, a raíz de los disturbios en el Capitolio.

Louie Gohmert de Texas, Rodney Davis de Illinois, Lauren Boebert de Colorado y Van Taylor de Texas, estuvieron entre varios republicanos que no cumplieron con el nuevo control de seguridad, según numerosos informes de los medios.

Los representantes republicanos se quejaron, o en algunos casos se negaron a usar los detectores de metales, mientras ingresaban a la Cámara el martes por la noche para votar una moción que pedía al vicepresidente Mike Pence que invocara la Enmienda 25 para destituir a Donald Trump de su cargo, según NBC News. 

Según los informes, se vio a Boebert, quien recientemente dijo que llevaría un arma en el Capitolio, discutiendo con la policía sobre tener que pasar por los detectores de metales.

El corresponsal de CNN en Washington, Ryan Nobles, escribió en Twitter el martes por la noche que Boebert estaba "en una disputa con la Policía del Capitolio al lado de los detectores de metales recién instalados fuera de las puertas de la cámara".

Nobles agregó: “Boebert entró con su bolso que activó las alarmas. Ella se negó a ofrecer el bolso para que lo revisaran y ahora está en una disputa con la Policía del Capitolio".

Posteriormente, Boebert ingresó a la cámara, pero actualmente no está claro cómo se resolvió la disputa.

Tras el incidente del martes por la noche, Boebert tuiteó: "Estoy legalmente autorizada a portar mi arma de fuego en Washington, D.C. y dentro del complejo del Capitolio".

Añadió: "Los detectores de metales fuera de la Cámara no habrían detenido la violencia que vimos la semana pasada; es sólo otro truco político de Pelosi".

A pesar de las afirmaciones de Boebert, se ha informado a los representantes de que "las armas de fuego están restringidas en la oficina de un representante".

Taylor también se negó a pasar por los detectores de metales, mientras que le dijo al líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, que la nueva medida de seguridad era "una mie**a", según NBC.

Añadió: “La amenaza no está adentro del edificio. Está quitando recursos valiosos de donde deben estar. Y ustedes lo hicieron sin consultar con la minoría".

La representante de Arizona Debbie Lesko también criticó el control de seguridad, tuiteando: “Para que los miembros del Congreso entren al piso de la Cámara de los Estados Unidos, ahora tenemos que pasar por medidas de seguridad intensas, además de la seguridad que ya atravesamos.

“A raíz de estas nuevas disposiciones nos van a cachear como delincuentes. ¡Ahora vivimos en la América comunista de Pelosi!"

La disputa sobre los detectores se derramó en el piso de la Cámara el martes, ya que el representante de Florida Greg Steube los describió como una "atrocidad" durante los argumentos sobre la moción con respecto a la Enmienda 25.

Continuó: "Toma nota, Estados Unidos" y agregó: "Esto es lo que tienes que esperar en la administración de Joe Biden".

Una turba de alborotadores pro-Trump irrumpió en la Cámara el miércoles 6 de enero, luego de ser incitados por Trump en un mitin celebrado cerca.

Decenas de representantes se vieron obligados a encerrarse, ya que se atrincheraron en las oficinas para esconderse de los alborotadores, algunos de los cuales portaban pistolas y otras armas.

Al menos cinco personas murieron y muchas otras resultaron heridas en los disturbios. No hubo representantes entre las víctimas.