Virginia ha ejecutado a más personas que cualquier otro estado del país desde el nacimiento de la nación

Virginia: aprueban un proyecto de ley para poner fin a la pena de muerte en el estado con más ejecuciones en EE. UU.

Legisladores demócratas en el estado responsables de unas 1.400 ejecuciones allanan el camino para poner fin a la pena de muerte

Chris Riotta@chrisriotta
martes 23 febrero 2021 15:59
Read in English

Se espera que el gobernador de Virginia firme un proyecto de ley que pondrá fin al uso de la pena de muerte después de que los legisladores estatales dieran a la legislación su aprobación final el lunes.

Virginia ha ejecutado a más personas que cualquier otro estado del país desde el nacimiento de la nación, según el Centro de Información sobre Pena de Muerte, matando a unas 1.400 personas en total. Se convertiría en el estado número 23 en poner fin al uso de la pena de muerte, que la Corte Suprema restableció en 1976.

Desde entonces, Virginia ha ejecutado a 113 personas y se encontraba entre los dos principales estados del país que habían utilizado con más frecuencia la pena de muerte, junto con Texas.

La mayoría demócrata de Virginia, en control de la Asamblea General por segundo año, impulsó el esfuerzo de derogación, argumentando que la pena de muerte se ha aplicado de manera desproporcionada a personas de color, enfermos mentales e indigentes.

Los republicanos expresaron su preocupación por la justicia para las víctimas y sus familiares, y dijeron que hay algunos delitos que son tan atroces que los perpetradores merecen ser ejecutados.

Tanto la Cámara como el Senado aprobaron proyectos de ley de derogación separados a principios de este mes.

El lunes, el Senado aprobó el proyecto de ley de la Cámara y lo presentó al gobernador Ralph Northam con una votación de 22 a 16. La senadora republicana Jill Vogel se unió a los demócratas en la cámara para votar a favor de la aprobación.

Se esperaba que la Cámara votara sobre la versión del Senado más tarde ese mismo día. Solo dos hombres permanecen en el corredor de la muerte de Virginia.

Anthony Juniper fue condenado a muerte en 2004 por los asesinatos de su ex novia, dos de sus hijos y su hermano. Thomas Porter fue condenado a muerte por el asesinato de un oficial de policía de Norfolk en 2005.

La legislación de derogación convertiría sus sentencias en cadena perpetua sin libertad condicional.

The Associated Press contribuyó a este informe.