John Kerry afirma que satélites monitorearán a China para ver si cumple con sus compromisos climáticos

Kerry aseguró que Estados Unidos “verificará” el cumplimiento de los compromisos realizados por China

Louise Boyle
lunes 26 abril 2021 20:54

Joe Biden se compromete a reducir en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos

Read in English

John Kerry, enviado internacional para el clima del presidente Joe Biden, ha dicho que Estados Unidos utilizará satélites para monitorear el progreso de China en sus compromisos para enfrentar la crisis climática.

Estados Unidos organizó una cumbre climática virtual la semana pasada que obtuvo nuevos objetivos de emisiones de Corea del Sur, Japón, Canadá y Sudáfrica, pero no de China, el mayor emisor de carbono del mundo.

El presidente de China, Xi Jinping, dijo en la cumbre que su país trabajaría junto con Estados Unidos y reiteró su anuncio del año pasado que la superpotencia apunta a alcanzar las emisiones máximas para 2030. También dijo que el país "controlará estrictamente" los proyectos de carbón y limitará los aumentos de los combustibles fósiles durante los próximos cinco años antes de su eliminación.

El exsecretario de Estado, Kerry, declaró a The Times que si bien las declaraciones de China sobre la reducción del carbón eran una señal positiva, Estados Unidos no estaba tomando ninguna promesa al "valor nominal".

“Lo que haremos aquí es verificar. Tenemos una capacidad enorme con satélites para saber exactamente qué se está produciendo y dónde, y eso será cierto para todas las grandes corporaciones con grandes cadenas de suministro, sabremos lo que están haciendo”, dijo Kerry al periódico.

“Sabemos mucho sobre la estructura del carbón chino, hemos tenido largas discusiones al respecto y ahora debemos tener algunas conversaciones muy directas sobre hacia dónde se dirigen realmente frente a la retórica. Pero no hay ingenuidad, créeme".

Leer más: Donald Trump Jr., Lauren Boebert y Marjorie Taylor Greene estallan ante falsa propuesta de prohibir las hamburguesas

La cumbre climática de Estados Unidos, a la que asistieron 40 líderes mundiales, tenía como objetivo impulsar la ambición antes de la cumbre de las Naciones Unidas, la Cop26, en Glasgow, Escocia este noviembre.

La Casa Blanca dijo que las promesas hechas en torno al evento de Estados Unidos, que también provienen de la Unión Europea y el Reino Unido, ahora significa que más de la mitad de la economía mundial está comprometida con el ritmo de reducción de emisiones requerido para mantener un objetivo de 1.5 ° C.

Los científicos advierten que para evitar una mayor catástrofe climática, la temperatura global promedio debe permanecer muy por debajo de los 2 grados centígrados (C), con el objetivo de una meta cada vez más ambiciosa de 1.5 grados centígrados. El planeta está actualmente en camino de más de 3 ° C de calentamiento global para finales de siglo.

Kerry dijo a The Times que antes de la cumbre de Glasgow, su enfoque estaría en China y Rusia. Este último es el cuarto mayor emisor del mundo después de Estados Unidos e India. El enviado climático afirmó que tenía la intención de viajar a Rusia, y agregó que era hora de "la diplomacia dura".

Por su parte, la administración estadounidense se ha comprometido a reducir las emisiones de carbono hasta en un 52% para 2030 en comparación con los niveles de 2005.

El anuncio de Biden la semana pasada ahora significa que Estados Unidos se encuentra entre las naciones más ambiciosas para abordar la crisis climática, según el grupo de investigación Rhodium.

La promesa requerirá una revisión dramática de cómo funciona Estados Unidos: cambios radicales en el sector de la energía y el transporte, y una rápida transición de los combustibles fósiles a las fuentes de energía renovable como la eólica y la solar.