Jen Psaki pide a Ron DeSantis no estorbar por pautas sobre uso de cubrebocas en Florida

El republicano amenaza con retener salarios por la orden de usar cubrebocas en las escuelas del estado

Gustaf Kilander
miércoles 11 agosto 2021 16:16

Guerra por el uso de cubrebocas en Florida

Read in English

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, le ha dicho al gobernador de Florida, Ron DeSantis, que se "salga del camino" si no quiere seguir las pautas de salud pública, ya que el republicano amenaza con retener los salarios de los miembros de la junta escolar y los superintendentes en los distritos que no cumplan con su prohibición de cubrebocas en las escuelas.

Cuando se le preguntó durante una rueda de prensa el martes qué diría la Casa Blanca directamente a DeSantis sobre su amenaza de retener los salarios, Psaki dijo: “Si no está interesado en seguir las pautas de salud pública para proteger las vidas de las personas en su estado, para darles a los padres algo de alivio mientras envían a sus hijos a la escuela... entonces sal del camino y deja que... los funcionarios locales hagan su trabajo para mantener a los estudiantes seguros".

"Esto es serio", agregó. "Estamos hablando de la vida de las personas y, según las pautas de salud pública, sabemos que, aunque los niños menores de cierta edad no son elegibles [para ser vacunados], los cubrebocas pueden tener un gran impacto".

La oficina del gobernador señaló el lunes que la junta de educación del estado podría tomar medidas para retener los salarios de quienes ignoren la prohibición.

Algunos distritos escolares han dicho que se requerirán cubrebocas y varios están considerando mandatos.

La oficina de DeSantis emitió una orden ejecutiva el mes pasado que requiere que los departamentos de salud y educación de Florida promulguen reglas que otorguen a los padres el derecho a tomar decisiones sobre el cuidado de la salud de sus hijos en la escuela.

Christina Pushaw, portavoz del gobernador, tuiteó el lunes: “En última instancia, la financiación de la educación es para los estudiantes. Los niños no tomaron la decisión de invadir los derechos de los padres. Por lo tanto, cualquier sanción financiera por infringir la regla estaría dirigida a los funcionarios que tomaron esa decisión".

Leer más: “Nuestros niños se están enfermando”: Fauci alerta por el aumento del riesgo de covid para los niños

“Quiero resaltar el coraje y la audacia... [de] varios líderes en Florida, incluso en el condado de Miami Dade, personas que se están esforzando para hacer lo correcto para proteger a los estudiantes y mantener las escuelas seguras y abiertas”, declaró Psaki el martes.

"Seguimos buscando formas... para que el gobierno de los Estados Unidos apoye a los distritos y las escuelas, mientras intentaban seguir la ciencia, hacer lo correcto y salvar vidas", añadió.

“Me gustaría señalar lo que está disponible y se puede conocer públicamente: que los fondos del Plan de Rescate Estadounidense que se distribuyeron a Florida para brindar asistencia a las escuelas aún no se han distribuido desde el nivel estatal. Entonces la pregunta es, ¿por qué no?", cuestionó Psaki.

Mencionó que el dinero del proyecto de ley de estímulo federal promulgado por el presidente Joe Biden el 11 de marzo “se puede utilizar para cubrir los gastos que surjan en este período de tiempo, hay fondos federales... solo se necesita distribuirlos a las escuelas".

Según el Florida Policy Institute, el Plan de Rescate Estadounidense distribuirá alrededor de US$ 10.230 millones al estado, los condados recibirán US$ 4.170 millones, las ciudades metropolitanas recibirán US$ 1.470 millones y otros gobiernos locales recibirán US$ 1.400 millones.

"Seguimos investigando cuáles son nuestras opciones para ayudar a proteger y apoyar a estos maestros y administradores que están tomando medidas para proteger a las personas en sus comunidades", dijo Psaki a los periodistas, y agregó que el dinero del proyecto de ley de estímulo podría usarse para pagar sueldos.

En una declaración a The Independent, el director de comunicaciones de DeSantis, Taryn Fenske, dijo: “Es sorprendente que la Casa Blanca prefiera gastar dinero en los salarios de los superintendentes burocráticos y políticos electos, que no creen que los padres tengan derecho a elegir lo que es mejor para sus hijos, que para los estudiantes de Florida, que es para lo que deberían utilizarse estos fondos".