Hospitales de California están al límite a pesar de ligero descenso en los contagios por COVID-19

California: ¿Qué afectó la popularidad y aspiración presidencial de Gavin Newsom?

Newsom era considerado una estrella en ascenso dentro del Partido Demócrata hace algunos meses

Alice Hutton
sábado 06 febrero 2021 20:11
Read in English

El índice de aprobación del gobernador de California, Gavin Newsom, se ha desplomado entre los votantes, empañando potencialmente las posibilidades presidenciales de una exestrella demócrata en ascenso y avivando el apoyo republicano a una revocatoria.

En agosto del año pasado, Newsom, de 53 años, estaba entre las luces más brillantes de su partido.

Disfrutaba de un índice de aprobación de más del 60% que no se había visto en el estado durante 50 años y se le concedió el horario de máxima audiencia (conocido como el "lugar de Obama") en la Convención Nacional, después del discurso de 2004 del entonces senador Barack Obama, que lo catapultó a la escena nacional.

Se esperaba ampliamente que el gobernador de primer mandato, que está listo para la reelección en 2022, esté considerando una candidatura a la Casa Blanca en 2024.

Pero en los últimos meses ha habido un cambio dramático en las perspectivas del político, con algunos analistas políticos advirtiendo que Newsom está “volviendo a la tierra”.

Las cosas comenzaron a empeorar en noviembre, cuando a Newsom lo atraparon cenando con cabilderos en el costoso restaurante French Laundry en Napa Valley, sin usar máscaras ni distanciamiento social, contradiciendo las pautas estatales que había ayudado a establecer y las súplicas que hizo a los electores para que se quedaran casa y evitaran las reuniones.

Desde entonces, el gobernador Newsom ha sufrido una serie de pasos en falso: el abrupto levantamiento de un segundo confinamiento el 25 de enero debido a las fuertes críticas de funcionarios estatales "ciegos"; un lento despliegue de la vacuna contra el coronavirus en el estado; su decisión de cerrar las escuelas públicas mientras sus cuatro hijos asisten a clases privadas presenciales; y un supuesto fraude de desempleo de 10 mil millones de dólares, todo lo cual contribuyó a la insatisfacción general con la respuesta torpe de California al COVID-19.

Una encuesta realizada la semana pasada por el Instituto de Estudios Gubernamentales de UC Berkeley a 10,000 votantes registrados, realizada en inglés y español, encontró que más de un tercio dijeron que lo votarían fuera si tuvieran la oportunidad, y el 43% afirmó que él y otros líderes estatales estaban haciendo un trabajo "pobre".

Y una encuesta del Instituto de Políticas Públicas de California encontró que su índice de aprobación había caído un 11% en nueve meses, a un respetable 54%, pero por debajo del elevado 65% de mayo de 2020.

La policía también está investigando presuntas amenazas de muerte contra él y su familia.

La creciente frustración pública ha avivado el fuego bajo una petición republicana de una votación revocatoria, con el exalcalde republicano de San Diego, Kevin Faulconer, lanzando una oferta en su contra el martes.

Faulconer afirmó que el gobernador Newsom le ha "fallado" a California y la ha convertido en "la tierra de las promesas incumplidas".

A principios de enero, los funcionarios estatales habían verificado 410,000 firmas de las 1,5 millones necesarias para el referendum, y los organizadores afirmaron haber recolectado 1,3 millones, antes de la fecha límite de marzo.

Según los informes, algunos demócratas miran con nerviosismo a posibles candidatos que no son Newsom.

Mark DiCamillo, director de la encuesta de UC Berkeley, dijo a Los Angeles Times: “La gente está reevaluando qué tan bien le está yendo a Newsom manejando la pandemia. Una vez que su calificación de desempeño laboral comienza a disminuir, es más difícil volver a ponerla en la dirección correcta. De alguna manera acumula cosas negativas con el tiempo".

Añadió: "Ahora está volviendo a la Tierra".

San franciscano de cuarta generación, Newsom comenzó su vida en el negocio del vino, antes de pasar a la política a fines de la década de 1990 y ser elegido alcalde de la ciudad de 2004 a 2011.

Primero llamó la atención nacional por ordenar a los secretarios de la ciudad que emitieran licencias de matrimonio a parejas LGBT + en 2004, desafiando las leyes estatales.

El multimillonario padre de cuatro hijos fue posteriormente elegido vicegobernador de California de 2010-2014, dirigiendo una campaña que legalizó la marihuana para su uso recreativo en 2016, antes de ser elegido gobernador en 2019, cuando se hizo conocido por las políticas liberales sobre el control de armas. asistencia sanitaria y una moratoria estatal de las ejecuciones.

Incluso cuando la llegada de COVID-19 provocó un caos sanitario, social y económico generalizado, Newsom mantuvo en gran medida su índice de aprobación.

La primavera pasada, recibió grandes elogios por su enfoque agresivo ante el brote de coronavirus, cuando emitió la primera orden estatal de quedarse en casa del país.

Los expertos políticos anunciaron ampliamente que una victoria de Trump el año pasado prepararía a Newsom para una candidatura presidencial en 2024.

Pero desde entonces ha habido un creciente malestar público por las subsecuentes órdenes de salud de California que cerraron escuelas y negocios.

Y luego de la victoria del presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris en noviembre, las perspectivas de Newsom comenzaron a disminuir aún más, con la expectativa de que Harris pudiera ser vicepresidenta o presidenta durante los próximos 16 años.

Rose Kapolczynski, estratega demócrata de California, dijo que es poco probable que Harris, ex fiscal general de California, elija a "otro californiano" como su compañera de fórmula.

"Entonces, en términos de sus aspiraciones nacionales, [Newsom] podría postularse para presidente por primera vez cuando tenga 68 años", declaró Kapolczynski.

Kapolczynski agregó que los 68 años no es una edad "vieja" considerando que las últimas elecciones presidenciales del país incluyeron a Biden de 78 años, Trump de 74 años, Elizabeth Warren de 71 años y Bernie Sanders de 79 años, pero con un número cada vez mayor de "estrellas" demócratas más jóvenes que salen a la luz, las perspectivas de Newsom de permanecer en el centro de atención podrían estar desapareciendo.

En términos del apoyo demócrata a Newsom, Dan Newman, su estratega político, declaró a AP que no le preocupa que el partido se vuelva contra Newsom si hay una revocación de mandato y que enfrentar la ira de los votantes es parte del trabajo, que viene con intensa presión durante la pandemia.

Añadió: “La gente está frustrada y molesta, comprensiblemente. La pandemia ha causado sufrimiento y trastornos y hace que sea un momento difícil para ser funcionario público. Es parte de aquello para lo que te registras: los incendios, las pandemias y el desarrollo de vacunas no están todos bajo tu control, pero eres responsable y eso es parte del trato, sea justo o no".