‘Una herramienta de propaganda para Trump’: el juez critica a los abogados del expresidente por ‘simplemente repetir lo que dijo’

Los abogados de Colorado que respaldaron acusaciones infundadas de fraude electoral generalizado podrían enfrentar medidas disciplinarias

Graig Graziosi
martes 20 julio 2021 15:40
<p>Donald Trump exhortó a sus seguidores a manifestarse en el Capitolio y 'luchar' por su país</p>

Donald Trump exhortó a sus seguidores a manifestarse en el Capitolio y 'luchar' por su país

Read in English

Un par de abogados de Colorado que presentaron una demanda cuestionando los resultados de las elecciones del 2020 pueden enfrentar medidas disciplinarias, ya que un juez federal los llama medios de "propaganda" de Donald Trump.

Los abogados, Gary Fielder y Ernest John Walker, presentaron una demanda federal justo antes de Navidad en nombre de 160 millones de estadounidenses alegando que ocurrió una gran conspiración para robarle las elecciones de 2020 a Trump, culpando a Dominion Voting Systems, Facebook y su fundador Mark Zuckerberg, su esposa Priscilla Chan, y varios funcionarios electos de cuatro estados por el presunto delito.

Los abogados solicitaron 160 mil millones de dólares en daños, según un informe de The Washington Post.

El caso, como prácticamente todas las demandas que alegan fraude electoral en las elecciones de 2020, fue desestimado.

Sin embargo, un juez federal ahora está considerando castigar a los abogados por presentar un reclamo frívolo.

El magistrado federal Reid Neureiter criticó a los abogados durante una audiencia el viernes, alegando que se habían dejado utilizar como una "herramienta de propaganda" por parte del expresidente.

"¿Se te ocurrió eso alguna vez? ¿Qué posiblemente, [estás] repitiendo cosas sobre las que el presidente está mintiendo?", preguntó el juez.

Los abogados respondieron que realmente creían que la elección había sido robada y además no confiaban en los funcionarios electos y las autoridades electorales que repetidamente afirmaron que la elección era legítima.

Leer más: Abogados del juicio político a Trump ahora representan al menos a tres sospechosos de disturbios del Capitolio

El juez interrogó repetidamente a los abogados sobre cuánta investigación independiente, si es que llevaron a cabo alguna, realizaron para confirmar que las afirmaciones de Trump eran legítimas, y señaló que incluso miembros de la administración del expresidente como el ex fiscal general William Barr habían confirmado públicamente que no había evidencia de fraude electoral en las elecciones de 2020.

Dijo que afirmaciones como las de Barr y las hechas por la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad deberían haber sido una "luz roja para ustedes, al menos una luz amarilla intermitente" y que deberían haber sido investigadas más a fondo antes de proceder con una demanda.

Ninguno de los abogados se retractó de sus posturas y dijeron que volverían a presentar el caso dado su entendimiento actual. Calificaron de "ridícula" la pregunta del juez sobre su investigación independiente e insistieron en que "se tomaron este caso en serio".

El juez no se tragó el argumento, señaló que la queja por sí sola no justifica una acción legal y dijo que los abogados no presentaron "ni un ápice" de evidencia en su caso.

“Mucha gente ha sido influenciada por el funcionario saliente diciendo que la elección fue robada. Creen sinceramente todo lo que dice el funcionario saliente”, dijo el juez Neureiter. "Por supuesto que van a pensar, sentir y tener emociones genuinas acerca de esto ... ¿Cómo hace eso una demanda federal, el hecho de que la gente se sintiera agraviada de alguna manera?"

La pareja intentó hacer pasar su demanda como un servicio público, argumentando que veían el potencial de una insurrección gestando antes del 6 de enero, y pensaron que su caso sería una especie de liberación de la válvula de presión para mostrar a quienes cuestionaron las elecciones de 2020 que se escuchaban sus preocupaciones.

La audiencia en la que se realizaron los alegatos se llevó a cabo para determinar si el juez sancionará o no a los abogados. Sin embargo, no parece que el juez haya tomado una decisión final al respecto.

Otros abogados se han enfrentado con acciones disciplinarias similares por participar deliberadamente en el intento del expresidente de anular el resultado de las elecciones a través de demandas judiciales.

Otro juez federal en Michigan interrogó a un grupo de nueve abogados, incluidos los teóricos de la conspiración y los abogados pro-Trump Lin Wood y Sidney Powell, durante casi seis horas. La audiencia también tenía como objetivo determinar si los abogados deberían ser castigados o no por impulsar demandas frívolas destinadas a anular las elecciones de 2020.

La audiencia de sanciones se produjo a raíz de que otro leal a Trump, Rudy Giuliani, perdió su licencia para ejercer la abogacía tanto en Nueva York como en Washington DC.

Se descubrió que Giuliani "comunicó declaraciones demostrablemente falsas y engañosas" que representaban una amenaza para el público por parte de los jueces de Nueva York.

A los abogados que se descubra que han violado la ley al impulsar demandas frívolas se les puede exigir que paguen los honorarios legales de sus oponentes o se les impongan otras sanciones financieras, y también pueden enfrentar la inhabilitación.

Dos de los partidarios más expresivos de Trump, Giuliani y Powell, también enfrentan una acusación de difamación multimillonaria presentada por parte de Dominion Voting Systems por mentir repetidamente sobre la compañía y su software de votación.