Donald Trump firmó una orden para que los edificios federales futuros sean del estilo arquitectónico clásico

Donald Trump firma una orden para permitir solo la construcción de edificios federales “hermosos” en D.C.

La orden contempla que todos los nuevos edificios federales deben respetar el estilo arquitectónico clásico

Graeme Massie@graemekmassie
martes 22 diciembre 2020 14:34
Read in English

Donald Trump ha emitido una orden ejecutiva exigiendo que solo se construyan edificios federales “hermosos” en Washington DC.

El presidente saliente dice que todos los edificios federales nuevos deben cumplir con ese estándar y estar diseñados con un estilo arquitectónico clásico.

Antes de mudarse a la Casa Blanca, Trump vivió en un apartamento con valor de 100 millones de dólares en la Torre Trump decorado al estilo de Luis XIV y cubierto con oro de 24 quilates y mármol.

Según los informes, la Casa Blanca ha estado trabajando en la orden durante meses y en un borrador inicial incluso propusieron prohibir el diseño modernista, que fue condenado por grupos de arquitectura.

“La arquitectura debe diseñarse para las comunidades específicas a las que sirve, reflejando los diversos lugares, pensamientos, culturas y climas de nuestra rica nación”, dijo el Instituto Americano de Arquitectos en un comunicado.

"Los arquitectos están comprometidos a honrar nuestro pasado, así como a reflejar nuestro progreso futuro, protegiendo la libertad de pensamiento y expresión que son esenciales para la democracia".

Las encuestas muestran que los estadounidenses prefieren la arquitectura tradicional y que los edificios modernos no son fácilmente identificables como públicos, declaró a Bloomberg un funcionario de la Casa Blanca.

Ahora se establecerá un Consejo para Mejorar la Arquitectura Federal para actualizar las pautas para la Administración de Servicios Generales.

La GSA, que supervisa los edificios federales, también deberá buscar la opinión del público y de quienes trabajarán en ellos.

El gobierno ya les ha dicho a los arquitectos que se necesita un estilo tradicional para el nuevo palacio de justicia federal en Fort Lauderdale, Florida.

La congresista de Nevada Dina Titus presentó una legislación que prohibiría a la GSA bloquear la arquitectura modernista.

"La imposición de un estilo arquitectónico preferido para las instalaciones federales va en contra de las tradiciones democráticas de nuestra nación", escribió Titus en una carta a la administradora de GSA Emily Murphy.