Donald Trump asiste a juego de futbol americano tras pasar toda la mañana quejándose en Twitter

El presidente presenció el partido entre la Marina y el Ejército después de tener una mini crisis en redes sociales

Graeme Massie
domingo 13 diciembre 2020 00:10

Donald Trump dice que es “grandioso” que el 15% de los estadounidenses hayan contraído Covid

Read in English

Donald Trump asistió al partido de futbol americano colegial del Ejército y la Marina el sábado después de pasar la mañana quejándose de los resultados de las elecciones en Twitter.

El presidente fue aclamado por la multitud en el juego celebrado en la Academia Militar en West Point, Nueva York.

Trump fue recibido por oficiales del Ejército y la Marina antes de caminar hacia el medio del campo para el tradicional lanzamiento de una moneda.

El presidente fue notablemente la única persona en el campo que no usó una máscara, a pesar de los crecientes casos de Covid en todo el país.

Más tarde, se vio a Trump con una máscara negra mientras veía el juego con los cadetes en las gradas.

Fue la primera vez en 77 años que el Ejército recibió a la Armada en su campo; el juego normalmente es celebrado en Filadelfia, Pensilvania.

Pero las restricciones en eventos al aire libre habrían impedido que todo el Cuerpo de Cadetes y la Brigada de Guardiamarinas asistieran si el juego se realizaba en la ciudad, por lo que se trasladó de locación.

Es el tercer año consecutivo que Trump asiste al juego, que vio a 4,300 cadetes y 4,300 guardiamarinas.

Trump comenzó su sábado criticando al fiscal general William Barr en Twitter por supuestamente encubrir una investigación fiscal federal de Hunter Biden durante las elecciones.

El presidente había convertido el tema en un tema central en su campaña y atacó a Barr por aparentemente ocultar la investigación a la opinión pública.

Luego, Trump atacó a la Corte Suprema por desestimar unánimemente la demanda del fiscal general de Texas para tratar de descartar la victoria electoral de Joe Biden en cuatro estados cruciales.

Mientras se dirigía fuera de la ciudad para el juego, el helicóptero Marine One del presidente sobrevoló a miles de sus partidarios en una manifestación de "Stop the Steal" en Washington DC.