Continúa limbo legal para los “Dreamers”: Juez federal declara “ilegal” al DACA y bloquea nuevas solicitudes

La decisión no revoca el estatus legal de miles de “soñadores”, aunque la batalla legal continuará

Alex Woodward
sábado 17 julio 2021 15:03
Biden, esperanza para los 'dreamers'
Read in English

Un juez federal ha bloqueado nuevas solicitudes a un programa que ha protegido a miles de jóvenes migrantes de la deportación después de llegar a los EE.UU. siendo niños, pero la decisión no afectará el estatus de las personas que ya han sido admitidas.

Aunque la última decisión contra el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) no revoca su estatus legal, continúa el limbo constitucional para los inmigrantes "soñadores" y sus familias, quienes han vivido en el país durante años. Sus protecciones legales han estado vigentes a partir de la Política de 2012 bajo el entonces presidente Barack Obama.

El juez federal de distrito Andrew Hanen, quien fue designado por George W. Bush, dictaminó que el ex presidente se había excedido en su autoridad ejecutiva y había “implementado ilegalmente” un programa que ha otorgado protecciones a aproximadamente 650.000 personas.

La decisión se tomó a partir de una demanda de funcionarios republicanos en Texas y varios otros estados que han tratado de argumentar que los inmigrantes han sobrecargado las prestaciones de seguridad social y otros costos.

Sin embargo, el juez no cambió a DACA por completo, sino lo mantuvo vigente para los actuales soñadores, al señalar que el programa - implementado hace una década - se ha convertido en parte del tejido de muchas comunidades.

“Cientos de miles de beneficiarios individuales de DACA, junto con sus empleadores, estados y seres queridos, han llegado a depender del programa DACA”, escribió en su fallo.

“Dados esos intereses, no es equitativo que un programa gubernamental que ha generado una dependencia tan significativa termine repentinamente”, dijo. "Esta consideración, junto con la afirmación del gobierno de que está listo y dispuesto a tratar de remediar los defectos legales del programa DACA indica que la equidad no se verá beneficiada por un cese completo e inmediato de DACA".

Donald Trump había intentado previamente revocar el programa, pero la Corte Suprema de Estados Unidos falló en contra de su administración y un juez de Nueva York le ordenó restaurarlo en diciembre.

Leer más: DACA: ¿Qué pasará ahora con los ‘Dreamers’?

Es probable que la decisión impulse al Congreso a tomar medidas legislativas, con una medida respaldada por la Casa Blanca que propone un amplio conjunto de reformas con un proceso de ocho años para llegar a adquirir la ciudadanía que podría afectar a 11 millones de inmigrantes.

Aproximadamente 254.000 niños en los EE.UU. tienen al menos a uno de sus padres con protección DACA, según el Center for American Progress.

El vicepresidente interino en política de inmigración de la organización, Philip E Wolgin, calificó la decisión de "cruel, innecesaria y contradice las muchas contribuciones que los beneficiarios de DACA están haciendo al país en un momento crítico".

La Coalición por el Sueño Americano, un grupo de 100 grandes empleadores y asociaciones comerciales, dijo que el fallo "solo refuerza el mensaje crítico de que el Congreso debe actuar".

“Los beneficiarios de DACA han sido, durante años, miembros fundamentales de nuestra fuerza laboral, industrias, y comunidades”, dijo el grupo. "Su trabajo y compromiso con nuestras empresas, sus familias y comunidades son fundamentales para la fortaleza de nuestra nación, especialmente porque hay decenas de miles de beneficiarios de DACA que trabajan como médicos y enfermeras de primera línea y en otras industrias críticas que luchan contra covid-19".