Congresista demócrata acusa a la Policía del Capitolio de ser “cómplice” en los disturbios

“En el peor de los casos, dejaron que esta protesta procediera como ninguna otra”, dice Jim Cooper de Tennessee

Danielle Zoellner
jueves 07 enero 2021 17:13

Se vio a los alborotadores atacando a oficiales, rociando agentes químicos y rompiendo ventanas antes de que los llevaran al edificio del Capitolio. La destrucción continuó en el interior.

Read in English

El congresista demócrata Jim Cooper de Tennessee ha acusado a la Policía del Capitolio (USCP) de ser potencialmente cómplice de permitir que cientos de alborotadores traspasaran el Capitolio de Estados Unidos el miércoles.

"Algunas personas están preocupadas hoy de que algunos policías fueran cómplices de los manifestantes", dijo Cooper a WUSA9 . "Una cosa es ser amigable y reducir la violencia. Pero una cosa es tomarse selfies con ellos (los alborotadores) y dejarlos pasar por las líneas".

Después del mitin de Donald Trump , los alborotadores pro-Trump marcharon hacia los edificios del Capitolio de los EE. UU. Donde parecía que la policía no estaba preparada para la gran cantidad de gente, a pesar de que el presidente y sus aliados promovieron esta protesta durante semanas en las redes sociales.

Se vio a los alborotadores atacando a oficiales, rociando agentes químicos y rompiendo ventanas antes de que los llevaran al edificio del Capitolio. La destrucción continuó en el interior, incluido el saqueo de artículos grandes. Varios alborotadores incluso se filmaron y fotografiaron a sí mismos en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

"En el mejor de los casos, estaban abrumados y no anticiparon lo que les había advertido Trump, incluso a partir de esta mañana cuando dijo que se uniría a las protestas en el Capitolio... En el peor de los casos, dejaron que esta protesta prosiguiera como ninguna otra. ", Dijo Cooper cuando se le preguntó si pensaba que los oficiales de la USCP habían sido cómplices.

Además de la aparente falta de preparación por parte de la USCP, también han surgido preguntas sobre algunos de los comportamientos que mostraron algunos oficiales en la escena.

Las imágenes de video mostraron a un oficial de policía tomando selfies con los alborotadores en lugar de intentar arrestarlos. Otro relato dijo que los oficiales "se rindieron" en arrestar a personas en el Capitolio de los Estados Unidos y decidieron dejarlos salir por su cuenta.

Fueron necesarias dos horas y la asistencia de otras agencias de aplicación de la ley antes de que se restableciera la seguridad. Cuatro personas murieron en los hechos, incluida una mujer que recibió un disparo de la policía dentro del edificio, según Robert Contee, jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington.

Contee también informó que 14 agentes de policía resultaron heridos, uno de ellos de gravedad "después de que lo arrastraran hacia una multitud y lo agredieran".

Al menos 52 personas fueron arrestadas el miércoles, la mayoría por violar el toque de queda de las 6 pm que fue establecido por el alcalde de Washington DC.

Los acontecimientos del miércoles han provocado la condena de los manifestantes de Black Lives Matter que dicen que fueron tratados de manera diferente en comparación con los alborotadores en el Capitolio de Estados Unidos. Han circulado imágenes de comparación sobre la fuerza que se utilizó durante el verano en las protestas en comparación con cómo se trató a los alborotadores pro-Trump el miércoles.

Martin Luther King Jr., hijo del líder de los derechos civiles, tuiteó: “Las protestas pacíficas del verano fueron recibidas con policías militares armados, gases lacrimógenos y balas de goma.

"La insurrección de hoy en el Capitolio muestra un claro ejemplo de los dos sistemas de justicia muy diferentes que defiende nuestro país".