Miembros de la Cámara de Representantes piden a Biden que presione el cierre de la prisión en Guantánamo

Barack Obama firmó una orden para cerrar el campo de detención en sus primeros días como presidente, pero cerrarlo y trasladar a sus presos ha resultado extremadamente complicado.

Andrew Naughtie
viernes 06 agosto 2021 22:06
Joe Biden celebró los reportes de recuperación económica en Estados Unidos
Read in English

Un grupo de demócratas de la Cámara de Representantes ha pedido públicamente al presidente Joe Biden que acelere sus esfuerzos para cerrar el campo de prisioneros en la Bahía de Guantánamo y trasladar humanamente a sus detenidos a otro lugar lo más rápido posible.

Los principales firmantes de la carta incluyen a Adam Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, e Ilhan Omar, uno de los miembros del “escuadrón” progresista.

La carta, firmada conjuntamente por un total de 75 miembros del Congreso, brinda un "firme apoyo" al objetivo declarado en la administración de cerrar la prisión, pero también pide a la Casa Blanca que actúe más rápido en interés de todos los afectados, así como de la Posición internacional de Estados Unidos.

“Le pedimos que al tomar las medidas necesarias para cerrar finalmente la prisión”, se lee, “actúe de inmediato para reducir aún más su población, garantizar que los detenidos restantes sean tratados con humanidad y aumentar la transparencia de los procedimientos de las comisiones militares en el Centro de detención de Guantánamo”.

En un tuit posterior a la publicación de la carta, Omar escribió: “La prisión de Guantánamo es una mancha moral en nuestro país. Ya es hora de que acabemos con este monumento a la crueldad y la tortura”.

La carta destaca a 10 detenidos cuyos casos han sido aclarados para su liberación, pero aún están bajo custodia en la prisión, y pide a la administración que “restablezca de inmediato la oficina del Enviado Especial para el Cierre de la Prisión de Guantánamo en el Departamento de Estado o cree una posición análoga”.

La perspectiva de restablecer esa oficina después de que la administración Trump descartó todos los esfuerzos para cerrar la base ha sido planteada anteriormente por la administración, y el secretario de Estado Antony Blinken declaró que estaba ansioso por asegurarse de que su departamento tuviera un oficial de tiempo completo dedicado a cerrando del lugar.

La carta al presidente también le pide que dé a los detenidos y a sus representantes legales acceso a sus registros médicos, que aparentemente están siendo retenidos o redactados debido a información confidencial, lo que aumenta el espectro de que los registros podrían contener evidencia de abuso o tortura durante la detención.

Leer más: Mano derecha de Jill Biden acusada de hacer llorar a sus colegas

El gobierno de Biden trasladó a su primer detenido fuera de Guantánamo este verano. Cuando The Independent le pidió un comentario, un portavoz de la Casa Blanca expresó que “la administración Biden sigue dedicada a un proceso deliberado y exhaustivo centrado en reducir responsablemente la población de detenidos y, en última instancia, cerrar las instalaciones de Guantánamo”.

El cierre del centro de detención de Guantánamo fue una parte importante de la agenda de Barack Obama cuando asumió el cargo en 2009, y una orden de cierre fue una de las primeras acciones ejecutivas que firmó después de prestar juramento. Sin embargo, las implicaciones legales de transferir a sus prisioneros, ya sea en los EE. UU. o en cualquier otro lugar, resultó difícil debido a las circunstancias legales de su aprehensión, que siempre ha presentado el problema de lo que sucederá si son transferidos a suelo estadounidense de buena fe.

Siete años después, con casi 150 prisioneros trasladados fuera del campo, Obama presentó un nuevo plan para cerrar la instalación, diciendo que “mantener esta instalación abierta es contrario a nuestros valores. Socava nuestra posición en el mundo”. No obstante, el campo aún albergaba a decenas de detenidos cuando Obama dejó el cargo. Sin embargo, Donald Trump como presidente enunció que no solo mantendría abierto el campo, sino que aumentaría la población de detenidos.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in