Juicio Derek Chauvin: amigo de George Floyd, Morries Hall, no será obligado a testificar

Morries Hall habría sido el testigo más importante de la defensa durante el juicio de Derek Chauvin

Josh Marcus
miércoles 14 abril 2021 17:37
La muerte de George Floyd fue por falta de oxígeno no por consumo de drogas, afirma un médico
Read in English

Morries Hall, el amigo que estaba en el auto de George Floyd momentos antes de ser arrestado, y que supuestamente vendió drogas a Floyd en el pasado, no será obligado a testificar en el juicio de Derek Chauvin.

El juez Peter Cahill dictaminó el miércoles que llamar a Morries Hall para testificar, como había exigido la defensa a través de una citación, violaría sus derechos de la Quinta Enmienda contra la autoincriminación.

"Si se pone en ese coche, se expone a cargos de posesión", declaró Adrienne Cousins, abogada de Hall, durante una audiencia previa al juicio el miércoles.

Hall y otra mujer, Shawanda Hill, que eran amigos de Floyd, pasaron tiempo con él, aquel día de su arresto fatal en mayo pasado.

El ex oficial de policía de Minneapolis Derek Chauvin ahora enfrenta cargos de asesinato derivados del incidente, después de que se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos a raíz de una llamada policial sobre un billete de $20 falsificado.

En el momento que Floyd fue sometido a la fuerza, Hall tenía órdenes de arresto pendientes por delitos graves de armas de fuego, asalto y posesión de drogas y, según los informes, dio un nombre falso a la policía.

Leer más: Los abogados de Derek Chauvin afirman que las protestas de Daunte Wright podrían sesgar el juicio

Más tarde, una búsqueda policial encontró drogas dentro del automóvil en el que ambos hombres estaban sentados antes del arresto.

La defensa esperaba llamar a Hall al estrado para testificar sobre el estado físico y mental de Floyd en los momentos previos a su arresto, como parte de su argumento acerca de que Floyd murió como resultado del uso de drogas y problemas cardíacos preexistentes, en vez de la presión ocasionada por la rodilla de Chauvin en su cuello.

"Mientras estaban en el automóvil, Floyd consumió lo que se pensaba que eran dos píldoras de Percoset", dijo Nelson durante sus declaraciones iniciales en el juicio.

"Los amigos de Floyd explicarán que se quedó dormido en el auto y que no pudieron despertarlo para ponerse en marcha, que pensaron que la policía vendría porque ahora salían [los empleados] de la tienda".

El martes, Hill ofreció un breve testimonio de que el Floyd estaba "normal, hablando, alerta", antes de que tuviera problemas para despertar a Floyd en los momentos previos al arresto, pero luego se despertó cuando llegó la policía.