Donald Trump sugiere que podría no firmar la ley de ayuda por COVID-19

Cámara de Representantes aprueba cheques por 2 mil dólares como ayuda por el coronavirus

Por un margen apretado, el Congreso votó en favor de aumentar el dinero que se pagará a los estadounidenses

Alex Woodward
lunes 28 diciembre 2020 23:59
Read in English

Un esfuerzo para enviar 2,000 dólares a millones de estadounidenses fue aprobado apretadamente en la Cámara de Representantes, luego de las demandas de última hora de Donald Trump al Congreso de aumentar el monto de los pagos directos en un paquete de ayuda financiera por el coronavirus.

Los demócratas han tratado de aprovechar las objeciones de última hora del presidente, después de que los miembros del partido en ambas cámaras del Congreso lucharon durante meses para aumentar el tamaño de esos cheques tras acordar un apoyo único de 1,200 dólares en abril.

Los republicanos rechazaron los intentos de los demócratas de enviar otro pago similar durante el debate reciente sobre el último paquete de ayuda COVID-19.

La Ley del Cuidado de Estadounidenses con Ayuda Suplementaria, o Ley de Efectivo, aumentaría los cheques de 600 a 2,000 dólares.

La medida ahora se dirige al Senado dominado por el Partido Republicano, con los demócratas de la Cámara enfrentando a los republicanos impulsados por la austeridad contra las demandas del presidente, y potencialmente obligando al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, a tomar una oportunidad para aplastar una ayuda más grande de pagos de a los estadounidenses en dificultades.

A pesar de que su propia administración negoció los términos y el alcance del paquete, las objeciones de último minuto del presidente amenazaron con crear un lapso en la ayuda federal de desempleo que era muy necesario para millones de estadounidenses desempleados, que expiró el 26 de diciembre, con una moratoria federal sobre los desalojos que expira el 31 de diciembre.

Trump firmó la medida el domingo, después de casi una semana de retrasos desde su aprobación bipartidista en el Congreso. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, trató de aprobar la medida bajo la suspensión de las reglas regulares de la Cámara el lunes, que requirió una mayoría de dos tercios de votos para acelerar su aprobación.

La medida fue aprobada por una estrecha mayoría de dos tercios de 275-134.

Pelosi dijo que la legislación será un "salvavidas para millones de estadounidenses".

"Este no es un gran paquete de estímulo... es un [paquete] complementario de emergencia", comentó Pelosi. "Nuestros objetivos han sido aplastar el virus, honrar a nuestros héroes... y poner dinero en los bolsillos del pueblo estadounidense".

“Los republicanos tienen una opción: votar por esta legislación o votar por negarle al pueblo estadounidense el cheque más grande que necesita”, agregó.

Votar en contra de la medida "sería una negación... de los desafíos económicos que enfrentan", añadió.

Kevin Brady, el líder republicano en el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, criticó la propuesta, argumentando que esos fondos serían utilizados por los destinatarios para pagar deudas o hacer "nuevas compras en línea en Wal-Mart, Best Buy o Amazon".

La medida "no hace nada para que la gente vuelva a trabajar", dijo. "Me preocupa, mientras gastamos otro medio billón de dólares, que no estemos dirigiendo esta ayuda a los estadounidenses que más luchan"

Una nota fiscal para la legislación dice que los fondos adicionales agregan más de 464 mil millones de dólares al paquete de ayuda para el coronavirus.

"¿Cuánto les costó a los contribuyentes incluir la exención fiscal en una maldita ley de ayuda pandémica?" expresó la congresista demócrata de Michigan Rashida Tlaib, criticando la aprobación de las deducciones de impuestos corporativos respaldados por el presidente.

“Sabemos que el costo de la vida no está incluido. La gente será expulsada de sus hogares, no tendrá acceso al agua y sufrirá más porque [el] Partido Republicano del Senado quería ayudar a las corporaciones primero”.

El presidente retuvo su firma sobre la ayuda que se necesita de manera crítica y un proyecto de ley de gastos del gobierno general durante las vacaciones de Navidad, después de que los legisladores acordaron los contornos del proyecto de ley.

El domingo por la noche, señalando que su firma en la legislación está condicionada a sus otras demandas, el presidente insistió en que el Senado "iniciará el proceso para una votación que aumente los cheques a 2,000 dólares, derogue la Sección 230 e inicie una investigación sobre fraude electoral".

Dijo en un comunicado el domingo por la noche: "¡Las grandes tecnologías no deben obtener las protecciones de la Sección 230! ¡El fraude electoral debe ser reparado! Está llegando mucho más dinero. ¡Nunca abandonaré mi lucha por el pueblo estadounidense!"