Muerte Bob Dole: Ex candidato presidencial republicano y senador de larga data muere a los 98 años

Herido de gravedad durante la Segunda Guerra Mundial, el legislador de Kansas se convirtió en uno de los principales defensores de la legislación por los derechos de las personas con discapacidad

John Bowden
domingo 05 diciembre 2021 20:47
Dole became emotional when speaking about his recovery from war injuries
Read in English

El exsenador Bob Dole, político republicano de larga data que se postuló para presidente y vicepresidente durante sus décadas de servicio en Washington DC, murió el domingo.

Una declaración por parte de la Fundación Elizabeth Dole, la organización fundada por su esposa, afirmó que Dole había muerto "en paz" mientras dormía. Tenía 98 años.

“Con gran pesar anunciamos que el senador Robert Joseph Dole murió temprano esta mañana mientras dormía. Hasta el día de su muerte a los 98 años había servido de manera fiel a los Estados Unidos durante 79 años”, dijo el grupo en un breve comunicado difundido en Twitter.

Se sabía que el exsenador luchaba contra el cáncer de pulmón.

Dole se distinguió entre los miembros del establecimiento del partido republicano por ser el único ex candidato presidencial republicano vivo que respaldó al expresidente Donald Trump por sus candidaturas para la Casa Blanca en 2016 y 2020. A pesar de su apoyo de larga data a Trump y el giro del Partido Republicano hacia la derecha de este último, Dole no aceptó las falsas afirmaciones de fraude generalizado compartidas por Trump y otros miembros de su partido después de las elecciones de 2020.

“Perdió las elecciones y lamento que haya sucedido, pero sucedió”, expresó Dole en su última entrevista importante con USA Today en julio. “Tenía a Rudy Giuliani para arriba y para abajo por todo el país, mientras alegaba por fraude. Nunca hubo ni un poco de fraude en todas esas demandas que presentó y declaraciones que hizo”.

“Soy un Trumpista”, dijo el ex senador republicano, y agregó más adelante en la entrevista: “Sin embargo, ya estoy un poco cansado”.

El antiguo legislador de Kansas se unió por primera vez al Congreso como miembro de la Cámara en 1961. Justo ocho años después, dejaría la Cámara y se uniría al Senado después de suceder al senador republicano jubilado de ese estado. Pasaría a permanecer en el Senado hasta 1996. En sus últimos años como senador, se le atribuyó el mérito de reunir a la oposición republicana a los esfuerzos del presidente Bill Clinton para reformar el sistema de salud de Estados Unidos.

Dole fue recordado por muchos como uno de los pocos defensores de la legislación por los derechos de las personas con discapacidad entre sus colegas republicanos, y presionó sin éxito a su partido para que apoyara un tratado de la ONU que estableciera estándares internacionales para los derechos de las personas con discapacidad en 2012.

Su esposa, Elizabeth Dole, también ocupó varios cargos en el gobierno, entre ellos Secretaria de Trabajo y senadora de Estados Unidos para Carolina del Norte. Desde que dejó el cargo, fundó una organización empeñada en ayudar a los cuidadores de veteranos militares estadounidenses. El propio Dole era un veterano de la Segunda Guerra Mundial, después de haber servido en el ejército y haber sido herido de gravedad por un proyectil alemán mientras luchaba en Italia.

Las reacciones comenzaron a llegar desde todo Washington el domingo cuando se anunció la noticia de la muerte de Dole.

“Bob era un hombre digno de la admiración de los estadounidenses. Tenía un sentido infalible de integridad y honor. Que Dios lo bendiga y que nuestra nación aproveche su legado de decencia, dignidad, buen humor y patriotismo para siempre”, dijo el presidente Joe Biden.

“Cuando pienso en la generación grandiosa, pienso en el senador Bob Dole, un hombre que dedicó su vida a servir a nuestro país. Descansa en paz amigo mío. Ann y yo oraremos por Elizabeth, su familia y sus seres queridos”, tuiteó el senador Mitt Romney, un compañero republicano que se postuló a la presidencia en 2012.

El ex presidente George W. Bush y su esposa, Laura Bush, agregaron en un comunicado que estaban "entristecidos" por el fallecimiento de un "gran patriota".

“[Nosotros] los Bush saludamos a Bob y le damos gracias por su vida de servicio con principios”, expresaron.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in