Biden se reúne con papa Francisco mientras debate sobre el aborto estalla en Estados Unidos

Biden está bajo presión de los conservadores por su posición conflictiva en la disputa sobre el derecho al aborto

Philip Pullella,Jeff Mason
viernes 29 octubre 2021 16:28

Encuentro histórico entre el papa Francisco y Joe Biden en el Vaticano

Read in English

Joe Biden llegó al Vaticano el viernes para una reunión con el papa Francisco, que se espera que se centre en el cambio climático y la injusticia, pero que se ha visto ensombrecida por el debate sobre el apoyo del presidente católico de Estados Unidos al derecho al aborto.

La caravana del presidente se acercó bajo estricta seguridad, aún más intensa porque la capital italiana se prepara simultáneamente para albergar la cumbre de líderes mundiales del G20 este fin de semana.

Los guardias suizos, con sus tradicionales uniformes rojos, amarillos y azules y sosteniendo alabardas, dieron a Biden y su esposa, Jill, un saludo de honor cuando ellos y la delegación estadounidense llegaron al patio de San Dámaso del Palacio Apostólico. La bandera de Estados Unidos ondeaba desde el balcón central.

El jefe de la Casa Pontificia, Monseñor Leonardo Sapienza, los condujo al tercer piso del palacio, donde los acomodadores formalmente vestidos, conocidos como los "caballeros del Papa", los esperaban para escoltarlos por pasillos hasta la biblioteca papal oficial.

"Muchas gracias. Es bueno estar de regreso”, dijo Biden a uno de los oficiales en la línea de recepción en el patio. Luego bromeó con otro funcionario que estaba hablando con su esposa. "Soy el marido de Jill", declaró Biden.

La reunión entre el primer Papa latinoamericano y el segundo presidente católico en la historia de Estados Unidos se lleva a cabo en medio de un feroz debate en la iglesia de Estados Unidos, donde Biden está bajo presión de los conservadores por su posición conflictiva en la disputa sobre el derecho al aborto.

El presidente, que asiste a misa semanalmente con regularidad y mantiene una foto del Papa detrás de su escritorio en la Oficina Oval, ha dicho que se opone personalmente al aborto, pero que no puede imponer sus puntos de vista como líder electo.

Sus críticos más fervientes en la jerarquía eclesiástica estadounidense han dicho que se debería prohibir a Biden, un demócrata, recibir la comunión, el sacramento central de la fe, y comprometerlo antes de la reunión.

Leer más: Obispos católicos de EE.UU. aprueban documento que podría negar Comunión a Biden por su apoyo al aborto

“Querido papa Francisco, usted ha declarado con valentía que el aborto es 'asesinato'. Por favor desafíe al presidente Biden sobre este tema crítico. Su apoyo persistente al aborto es una vergüenza para la iglesia y un escándalo para el mundo”, escribió en un tuit el obispo Thomas Tobin, de Providence, Rhode Island.

En su sitio web, otro conservador estadounidense, el cardenal Raymond Burke, sin nombrar a Biden, habló del "grave escándalo causado por políticos católicos de este tipo".

"De hecho, han contribuido de manera significativa a la consolidación de una cultura de la muerte en Estados Unidos, en la que el aborto provocado es simplemente un hecho de la vida diaria", declaró Burke.

En junio, una conferencia dividida de obispos católicos de Estados Unidos votó a favor de redactar una declaración sobre la comunión que, según algunos obispos, debería amonestar específicamente a los políticos católicos, incluido Biden.

Los obispos, que siguieron adelante a pesar de una advertencia del Vaticano de que sembraría la discordia en lugar de la unidad, volverán a abordar el tema el próximo mes.

Cuando se le preguntó sobre el debate sobre la comunión en Estados Unidos el mes pasado, el Papa dijo a los periodistas que el aborto es un "asesinato". Pero también pareció criticar a los obispos católicos estadounidenses por abordar el tema de una manera política más que pastoral.

"La comunión no es un premio para los perfectos... La comunión es un regalo, la presencia de Jesús y su iglesia", mencionó el Papa y agregó que los obispos deben usar "la compasión y la ternura" con los políticos católicos que apoyan el derecho al aborto.

Desde su elección en 2013 como el primer Papa latinoamericano, Francisco ha dicho que si bien la iglesia debe oponerse al aborto, el tema no debe convertirse en una batalla devastadora en guerras culturales que desvíen la atención de asuntos como la inmigración y la pobreza.

Reuters