Blinken advierte que Irán podría estar en camino de tener suficiente combustible para armas nucleares

Tanto el secretario de Estado, Antony Blinken como el presidente iraní, Hassan Rouhani han dicho que volverían a cumplir con el acuerdo, pero sólo si el lado opuesto lo hace primero

Gustaf Kilander@GustafKilander
lunes 01 febrero 2021 19:20
Secretary of State Antony Blinken says free press cornerstone of democracy
Read in English

En su primera entrevista importante como secretario de Estado, Antony Blinken repitió su advertencia de que Irán podría estar en camino de obtener suficiente material fisionable para construir un arma nuclear en unos meses, y agregó que si Irán continúa levantando las restricciones del acuerdo nuclear, podría ser "cuestión de semanas".

En declaraciones a NBC News, Blinken dijo que Estados Unidos estaría dispuesto a cumplir una vez más con el acuerdo nuclear de 2015 si Irán hace lo mismo, y dijo que Estados Unidos trabajaría en un acuerdo "más largo y más fuerte" con aliados que podría incluir otras cuestiones incluido el desarrollo de Irán de tecnología avanzada de misiles y su despliegue de grupos armados en todo el Medio Oriente.

Blinken evitó dar una respuesta clara cuando se le preguntó si la liberación de los estadounidenses detenidos en Irán sería parte de cualquier negociación futura.

Dijo: "Independientemente de ... cualquier acuerdo, esos estadounidenses deben ser liberados ... Nos vamos a centrar en asegurarnos de que regresen a casa de una forma u otra".

Antes de su confirmación como Secretario de Estado, Blinken dijo que, bajo el acuerdo nuclear de Irán, conocido oficialmente como el Plan de Acción Integral Conjunto, a Irán le llevaría más de un año producir suficiente material fisionable para fabricar un arma. Blinken dijo a los legisladores durante sus audiencias de confirmación del 19 de enero que ahora tomaría "alrededor de tres o cuatro meses, basado al menos en informes públicos".

Irán comenzó a violar los límites del acuerdo nuclear en 2019, un año después de que el ex presidente Donald Trump retirara a Estados Unidos del acuerdo y comenzara a imponer duras sanciones a Teherán como parte de una campaña de máxima presión.

Irán ha aumentado su producción de material nuclear fisible, comenzando la producción de combustible nuclear enriquecido hasta un 20% de pureza y ha acelerado el desarrollo de centrifugadoras avanzadas que pueden procesar de forma más eficiente el mineral de uranio con fines industriales o militares.

Las infracciones iraníes del acuerdo, que permanecen bajo la observación de los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica, han alarmado a los líderes occidentales. Irán dice que no buscará armas nucleares y la mayoría de las agencias de inteligencia occidentales dicen que Irán abandonó un programa clandestino de armas atómicas en 2003. Pero muchos expertos en ‘no proliferación’ han concluido que Teherán está buscando desarrollar sus capacidades de tecnología nuclear con miras a ensamblar rápidamente armas nucleares, si así lo decide en un futuro.

La administración de Biden dice que eliminará las sanciones punitivas a Teherán si Irán vuelve a cumplir plenamente con el JCPOA, pero la secuencia de una restauración del acuerdo sigue sin estar clara. Tanto Blinken como el presidente iraní, Hassan Rouhani, han dicho que volverían a cumplir con el acuerdo, pero sólo si el otro lo hace primero.

Irán ha estado tratando de lograr un regreso al acuerdo de 2015 presionando públicamente a la nueva administración de Biden. Se apoderó del carguero de un aliado estadounidense y encarceló a un ciudadano estadounidense por cargos de espionaje, según The Times.

El asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, dijo el viernes durante un foro patrocinado por el Instituto para la Paz de Estados Unidos que la administración de Biden está buscando una restauración más rápida del acuerdo de lo que se había anunciado anteriormente para hacer frente a las amenazas entrantes de Irán.

Sullivan dijo que Irán está más cerca de construir una bomba que cuando el presidente Donald Trump decidió abandonar el acuerdo en mayo de 2018.

“Tendremos que abordar el otro mal comportamiento de Irán, el comportamiento maligno, en toda la región, pero desde nuestra perspectiva, una prioridad temprana crítica tiene que ser lidiar con lo que es una creciente crisis nuclear a medida que se acercan más y más a tener suficiente material fisionable para un arma ... Y nos gustaría asegurarnos de restablecer algunos de los parámetros y limitaciones en torno al programa que se han desvanecido en el transcurso de los últimos dos años", dijo Sullivan.