Congresista republicano acusa a Secretario de Estado de traición y despotrica contra Blinken

El intercambio se produjo mientras los legisladores del Capitolio interrogaban a Antony Blinken sobre la salida de Estados Unidos de Afganistán

Josh Marcus
martes 14 septiembre 2021 18:59
El profundo efecto de los ataques del 11 de septiembre en EE.UU
Read in English

El congresista republicano Brian Mast, de Florida, arremetió el lunes contra el secretario de Estado, Antony Blinken, durante una audiencia sobre Afganistán, en una airada arenga en la que le acusó de traición y sugirió que el alto diplomático manipuló los datos de inteligencia sobre lo que ocurriría cuando Estados Unidos abandonara el país, hablando a menudo por encima del nervioso funcionario.

“Me pregunto absolutamente si usted también fue cómplice de esto. Me resulta difícil creer que el presidente Biden lo hiciera sin que usted estuviera al tanto de esto”, mencionó Mast. “Merecemos tener mejores respuestas, tener mejores audiencias sobre esto. No creo ni una palabra de lo que usted dice sobre esto”.

Su diatriba continuó hasta que sus compañeros tuvieron que golpear el mazo y pedir al representante de Florida que dejara de hablar, ya que siguió insistiendo en que estaba difundiendo “mentiras” y tomando medidas que proporcionaban “ayuda y comodidad al enemigo”.

“No le voy a dar un momento de tiempo”, añadió Mast, mientras Blinken intentaba defenderse. “No quiero escuchar sus mentiras. Hemos escuchado sus mentiras cuando se pone delante de la cámara”.

Las preguntas se inspiraron en un informe de Reuters en el que se detallaba una transcripción filtrada de una llamada entre Ashraf Ghani, el presidente derrocado de Afganistán, y el presidente Joe Biden de principios de este año. En la transcripción, que Blinken y otros funcionarios se han negado a verificar, Biden le comenta a Ghani que la percepción de la estabilidad y fortaleza de su gobierno debe mantenerse “sea cierta o no”.

El secretario, por su parte, negó tal acusación.

“Sencillamente, congresista, lo que ha dicho es totalmente erróneo”, señaló Blinken. “No hubo manipulación de la inteligencia, y punto. Se le mantuvo informado regularmente de las evaluaciones de inteligencia”.

Otros republicanos arremetieron contra el gobierno de Biden por haber sacado a los militares del país antes de poder evacuar a todos los estadounidenses que querían irse.

Leer más: Mujeres afganas prometen seguir manifestándose contra los talibanes

“La mayoría de los estadounidenses querían salir de Afganistán, pero no así”, añadió Steve Chabot, de Ohio.

El secretario tuvo sus propias críticas, en concreto para la administración Trump, que, según él, hizo que Estados Unidos se precipitara hacia la salida en Afganistán con su acuerdo de retirada de 2020 con los talibanes.

“Heredamos una fecha límite”, reiteró Blinken. “No heredamos un plan”. Señaló que la administración sacó con éxito a 124 mil personas de Kabul, uno de los mayores puentes aéreos de la historia, y que quizás habrían salido aún más personas si la administración Trump no hubiera pausado las solicitudes de visado para los aliados afganos del ejército estadounidense. A finales de la semana pasada, quedaban en el país unos 100 ciudadanos estadounidenses que deseaban salir de Afganistán, añadió Blinken. En general, el funcionario describió una situación en la que incluso los mejores planes se desharían, ya que el gobierno afgano era mucho menos estable de lo que parecía.

“Como ha dicho el general Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, ‘nada de lo que yo o cualquier otro viera indicaba un colapso de este ejército y este gobierno en 11 días’”, indicó Blinken en la audiencia.

Por otra parte, los interrogadores del Partido Republicano preguntaron a Blinken sobre Blue Star Strategies, una empresa consultora que tenía como cliente a la compañía energética ucraniana Burisima, de la que el hijo del presidente era miembro del consejo de administración. La empresa está ahora bajo investigación federal. Blinken pareció desconcertado por las preguntas, y sostuvo que no comentaría si había sido entrevistado por el FBI en relación con el asunto.

Al margen de los enfrentamientos hechos para la televisión en la sala de audiencias, el gobierno de Biden anunció un paquete de asistencia de 64 millones de dólares destinado a ayudar a los ciudadanos afganos, que se distribuiría a través de las ONG, en lugar de los talibanes. El lunes, en una conferencia de ayuda patrocinada por la ONU en Ginebra, varios países prometieron más de mil millones de dólares para el país con fines humanitarios.