La obsesión de Kanye West con sus hijas apunta a una verdad más oscura

Hay una razón por la cual los hombres nunca actúan de esta manera con sus hijos

Meredith Clark
Jueves, 17 de marzo de 2022 17:03 EDT

Personaje parecido a Pete Davidson tiene un final violento en último vídeo musical de Kanye West

Read in English

El proceso de divorcio entre Kanye West y Kim Kardashian avanzó a principios de este mes cuando un juez del condado de Los Ángeles declaró a Kardashian legalmente soltera. Cuando la estrella de reality shows solicitó el divorcio en febrero de 2021, sin saberlo, provocó una avalancha de publicaciones en las redes sociales de West que se volvieron virales de inmediato. Tales publicaciones, dirigidas a Kardashian y su nuevo novio, Pete Davidson, o sobre sus batallas por la custodia de sus hijos, se han convertido desde entonces en una nueva extraña norma.

En las últimas semanas, West, ahora conocido como Ye, dirigió su frustración (o algo así) con Davidson a su desaprobación por la cuenta de TikTok de North, su hija de ocho años. Ye expresó sus quejas de la aplicación de redes sociales en el pasado, afirmó que su exesposa dejaba que North “usara maquillaje” en TikTok para “antagonizarlo”. Ahora, está en desacuerdo con un vídeo reciente publicado por North y su madre con la canción ‘Emo Girl’ de Machine Gun Kelly, donde se ve a las dos sincronizar sus labios con delineador de ojos negro y lápiz labial. Ye compartió algunos puntos de vista anticuados sobre la crianza de los hijos.

El rapero se pronunció en contra del vídeo de TikTok en Instagram el domingo pasado y compartió un mensaje de texto que recibió del rapero The Game en una publicación posterior. “Tratan de usar a North en tu contra”, comenzaba el texto. “Saben que ese es tu único desencadenante. No están usando a los otros niños porque no tienen la edad suficiente y son prácticamente bebés. Que Saint esté en TikTok no te provocaría tanto porque es tu hijo y nuestros muchachos son como nosotros”.

El texto continuó: “North y Chi son los que más tocan las cuerdas de tu corazón porque son niñas delicadas. Son niñas y nosotros nuestros [sic] protectores debido a nuestro conocimiento de las mujeres que son abusadas en este mundo”.

Todos conocemos el tema recurrente del padre sobreprotector: el padre dominante que hace todo lo posible para proteger a sus delicadas hijas de los niños y del inevitable proceso de crecimiento. Por ejemplo Steve Martin en Father of the Bride, Liam Neeson en Taken, o el padre obstetra y ginecólogo de 10 Things I Hate About You que está paranoico de que sus hijas adolescentes queden embarazadas. Este tema ha existido durante tanto tiempo que incluso hay stickers populares y camisetas que dicen “DADD: Dads Against Daughters Dating [Padres en contra de que sus hijas salgan con alguien]”. Algunos de estos productos incluyen imágenes de armas cruzadas y la alarmante leyenda: “Dispara al primero y se correrá la voz”.

El padre autoritario a menudo se ve como un modelo a seguir positivo para su hija, porque actúa por amor y cuidado para garantizar su seguridad. Pero hay una razón por la cual la misma dinámica no existe para los padres y sus hijos.

Cuando Ye insinuó que siente una necesidad abrumadora de proteger a sus hijas North y Chicago solo porque son niñas, reforzó la narrativa de que los hombres están aquí para ser salvadores de las mujeres. No se puede negar que las mujeres sufren sexismo y violencia de género a un ritmo alarmante, pero ningún hombre que las encierre evitará que eso ocurre. En lugar de poner la responsabilidad sobre los padres y los hijos de ser educados sobre los peligros de la masculinidad tóxica, la idea de que los hombres deberían “proteger” a las mujeres las reduce a seres vulnerables con falta de agencia. Si bien el sentimiento puede tener buenas intenciones, solo reemplaza una injusticia con mensajes más sexistas. La solución no puede ser que las libertades de las mujeres sean restringidas por “algunos hombres buenos” para protegerlas de una sociedad supuestamente inevitable donde todos los hombres malos las profanarán en cualquier oportunidad que tengan.

La idea de que las mujeres y las niñas no tienen agencia es familiar para West. En su sencillo lanzado en febrero pasado, West afirmó que Pete Davidson debería “agradecerle” por permitirle salir con Kim Kardashian. “And if I let ‘em have my wife, n****s should thank me/With this Balenciaga and Balenci’ boots and a new blue Yankee,” rapea en la canción ‘City of Gods’ junto a Alicia Keys y Fivio Foreign.

Esta no es la única vez que se acusa al rapero de cosificar a las mujeres en su vida. La exnovia de West, Amber Rose, afirmó que el rapero la había “acosado durante diez años” después de su ruptura en 2010. Y en 2019, Ye trató de evitar que Kardashian usara su vestido de corsé “camp” en la Met Gala durante un episodio de Keeping Up With the Kardashians, al afirmar que el hecho de que su esposa “muestre su cuerpo” afectaba su “espíritu” y “alma”.

“Eres mi esposa y me afecta cuando las fotos son demasiado sexys”, añadió.

El comportamiento que exhiben los padres sobreprotectores no se debe a que confían en que sus hijas tomen sus propias decisiones sobre su cuerpo, o porque se preocupan tanto por su bienestar que no pueden detenerse. En cambio, es una idea retorcida de pureza y falta de agencia lo que impulsa tal comportamiento. Después de todo, ¿cuál es el problema de que las chicas “se mantengan puras” o se vean demasiado “sexys”? Cuando nuestros chicos pequeños se visten con trajes o juegan con filtros, no decimos que parecen “demasiado grandes”, como hizo Ye cuando publicó una foto de Chicago de cuatro años en Instagram, con la implicación de que los adultos podrían aprovecharse de ellas. Cuando nuestros adolescentes se aventuran en el mundo de las citas, no damos por sentado que los jóvenes han “perdido su pureza” si se vuelven sexualmente activos con sus novias.

La intención de West claramente no es solo asumir el papel de padre sobreprotector; es afirmar el control sobre una parte de su vida que se siente como si se le fuera de las manos. Y si no puede decidirse a ver a las mujeres y niñas de manera diferente después de todo este tiempo, no le hará ningún bien a su relación con sus dos hijas.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in