También soy una atleta trans: prohibir la participación de nadadoras como Lia Thomas es el enfoque incorrecto

La política de la Fina crea una situación en la que a las mujeres trans se les permite competir solo de nombre, nunca de manera justa

Kylie MacFarquharson
lunes 20 junio 2022 17:46
<p>La evidencia sobre el rendimiento de las mujeres trans es, en el mejor de los casos, escasa</p>

La evidencia sobre el rendimiento de las mujeres trans es, en el mejor de los casos, escasa

Read in English

El organismo rector de la natación mundial, la Fina, acaba de votar para prohibir la participación de las mujeres transgénero en las competencias de natación de élite. La prohibición afecta a cualquier mujer trans, excepto al pequeño número que recibió bloqueadores de la pubertad antes de los 12 años y, por lo tanto, nunca pasó por la pubertad endógena.

La decisión, que fue tomada en respuesta al reciente éxito de la nadadora trans Lia Thomas en la NCAA, reemplaza la categoría de hombres por una categoría “abierta”, en la que las mujeres trans deben competir.

Aquellos que apoyan estas medidas a veces argumentan que la segregación entre mujeres trans y cisgénero en los deportes es lamentable, pero necesaria para la justicia. Argumentan que la brecha de rendimiento es tan grande que es poco probable que una mujer cisgénero gane contra una mujer trans. De ser cierta esta proposición, yo estaría totalmente de acuerdo con ella.

Esta es la misma razón por la que tenemos categorías de peso en los deportes como el remo: permite que una mayor variedad de personas puedan ser competitivas. Sin embargo, la evidencia señalada en este caso suele ser sobre la brecha de rendimiento entre hombres y mujeres cisgénero, y no toma en cuenta en absoluto la pérdida de rendimiento durante la transición.

La evidencia sobre el desempeño de las mujeres trans es escasa en el mejor de los casos y, a menudo, las personas señalan ejemplos únicos de mujeres trans exitosas como Lia Thomas para justificar su postura. Entonces, creo que es irónico que sus resultados recientes en realidad sean un excelente contraejemplo a esta afirmación de que las mujeres trans dominarán los eventos en los que compiten. Es cierto que Thomas ganó las finales de estilo libre de 500 yardas de la NCAA, pero no estableció ningún récord. Estuvo a más de 9 segundos del tiempo récord de Katie Ledecky de 4:24.06.

De hecho, el tiempo de Thomas fue comparable al de la ganadora de 2021. A menudo no se mencionan sus resultados en las otras finales de la NCAA en las que participó, los 100 y 200 estilo libre en los que quedó octava y quinta respectivamente. Está claro a partir de sus resultados que es una nadadora talentosa, pero la sugerencia de que tiene una ventaja increíble sobre las otras nadadoras es risible.

Fina argumenta que han encontrado un enfoque que “enfatiza la justicia competitiva”. Pero esto solo puede ser cierto si ignoras que ahora se requerirá que las mujeres trans como Thomas compitan contra hombres con los que nunca podrían competir de manera efectiva. Por ejemplo, estableció su récord de 500 libres en 2019, antes de hacer la transición, con un tiempo que la habría puesto entre las 8 mejores en los campeonatos masculinos de la NCAA ese año. Desde la transición, su tiempo se ha reducido en más de 14 segundos, a pesar de su entrenamiento regular. Si tuviera que competir contra hombres, su tiempo ganador en la NCAA este año ni siquiera la habría puesto en la final de los campeonatos intermedios (División II).

Cualquier sugerencia de que es más justo para Thomas, una atleta de élite antes y después de su transición, competir con hombres que ganan con tiempos 25 segundos más rápidos que ella, que competir con mujeres que están un segundo por detrás, es una farsa. Solo puede justificarse argumentando que las mujeres trans no tienen ningún derecho a esperar justicia competitiva en absoluto.

Los comentarios de los representantes de la Fina están llenos de autocomplacencia. Llaman a esta medida “apenas un primer paso hacia la inclusión total”, “integral, basada en la ciencia e inclusiva”, y dicen que “protege la justicia competitiva”. Pero estas afirmaciones son falsas.

En cambio, la política crea una situación en la que a las mujeres trans se les permite competir solo de nombre; nunca justamente. Las afirmaciones de inclusión son insultantes cuando la política hace imposible en la práctica que las mujeres trans compitan en un nivel de élite. Esta decisión se utilizará para justificar políticas anti-trans en otros deportes en el futuro y sigue intoxicando el debate sobre la inclusión trans en el deporte. Podemos hacerlo mejor.

Kylie MacFarquharson es una estudiante de un doctorado de filosofía en la Universidad de Oxford, que ha competido para Oxford a nivel nacional.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in