A Kamala Harris le cuesta salir adelante mientras su viejo amigo Gavin Newsom prospera, ¿por qué?

El gobernador de California se beneficia de un estado abrumadoramente azul

El gobernador de California, Gavin Newsom, superó el referendo revocatorio
Read in English

El domingo, Face the Nation de CBS News presentó una entrevista con la vicepresidenta Kamala Harris. Fue un suceso tan esperado que, de hecho, el viernes anterior, CBS emitió un clip que mostraba un breve adelanto de lo que estaba por venir. En el clip, Robert Costa le preguntó a la vicepresidenta si el Partido Demócrata cometió un error al no codificar las protecciones del aborto en Roe vs. Wade.

“Creo que deberíamos haber creído con razón, pero ciertamente creemos que ciertas cuestiones están simplemente resueltas”, dijo. La respuesta poco impresionante fue una no respuesta, y muestra la cuerda floja por la que camina la vicepresidenta.

Por el contrario, el gobernador de California, Gavin Newsom, también demócrata, ha sido uno de los principales críticos del Partido Demócrata nacional. Cuando se filtró un borrador de opinión de la decisión de la Corte Suprema de revocar Roe vs. Wade, que consagraba el derecho a abortar, dijo: “¿Dónde diablos está mi partido?” y ha estado a la vanguardia del impulso de su estado por el derecho al aborto.

Todo esto ha hecho que los demócratas especulen si Newsom, quien siempre ha tratado de adelantarse al partido nacional desde que llevó a cabo matrimonios entre personas del mismo sexo como alcalde de San Francisco, buscará la Casa Blanca. Mientras tanto, Harris se ha visto acosada por numerosos titulares negativos.

Los estatus de Harris y Newsom en el Partido Demócrata implican un cambio rápido en la fortuna. Los dos se conocen desde hace años; en noviembre de 2020, Newsom se enfrentó a la crítica después de que lo descubrieran en el restaurante French Laundry sin cubrebocas durante la pandemia de covid-19, lo que desencadenó una elección revocatoria. Ese mismo mes, Harris se convirtió en la primera mujer vicepresidenta.

Pero desde entonces, Harris ha enfrentado muchas noticias negativas y malos números de aprobación. Ella, a diferencia de Newsom, a menudo ha sido considerada una política cuidadosa que no tiene la vena performativa del gobernador. Pero un movimiento fundamental podría haber sellado sus respectivos destinos.

En 2015, la senadora Barbara Boxer anunció que no buscaría la reelección mientras Jerry Brown comenzaba su cuarto y último mandato como gobernador de California. Newsom en ese momento era vicegobernador y Harris era fiscal general. Los conocedores del estado sabían que los dos no se opondrían. En cambio, estaba claro que uno elegiría un asiento y el otro se postularía para la otra vacante.

En última instancia, Newsom decidió que no se postularía para el Senado, lo que abrió el puesto para Harris y le permitió a él postularse para gobernador. Eso dejó el escaño en el Senado para Harris, lo que la llevó a convertirse en vicepresidenta.

Pero al convertirse en vicepresidenta de Biden, Harris tiene que hacerse cargo de sus éxitos y, más pertinentemente, de sus fracasos. Los demócratas en el Senado no lograron aprobar codificar Roe en mayo, y Harris presidió el Senado cuando la legislación murió con 49 votos. Luego tuvo que decirles a los periodistas que la prioridad era “elegir demócratas a favor del aborto”.

De manera similar, uno de esos expresidentes demócratas y líderes del Congreso que no codificaron las protecciones en Roe vs. Wade ahora es su jefe: el presidente Joe Biden era el vicepresidente de Barack Obama cuando Obama dijo que aprobar una ley que protegiera el derecho al aborto “no era la máxima prioridad legislativa”. Esto significa que incluso si Harris cree que los demócratas debieron haber codificado las protecciones contra el aborto, no necesariamente puede decir eso, porque terminaría llamando a su jefe un fracaso.

Por el contrario, al no estar vinculado a la administración nacional, Newsom ahora puede presentarse como el líder de un oasis azul que hace de todo, desde proteger el derecho al aborto hasta fabricar su propia insulina. Su victoria después de una elección revocatoria le da munición para decir que también puede derrotar a los republicanos, y ha disfrutado molestando a republicanos como el gobernador de Florida, Ron DeSantis, el chico dorado del Partido Republicano.

Newsom se beneficia de liderar un estado abrumadoramente demócrata con una gran mayoría en su legislatura estatal, mientras que el poder de Harris está completamente ligado a su relación con el presidente. Ella está atrapada con solo un Senado demócrata 50-50 donde ella decide los empates. Sin embargo, la tendencia de Newsom de abrirse camino en Sacramento parece políticamente más inteligente cada día.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in