Como mujer judía negra, la suspensión de Whoopi Goldberg de ‘The View’ me entristeció

No fue inteligente y no estuvo bien, pero es dolorosamente claro lo fácil que fue para Goldberg hablar mal de esa manera. Me alegro de que se haya tomado el tiempo para disculparse y aprender

Victoria Gagliardo-Silver
jueves 03 febrero 2022 19:23
<p>Las colegas de Goldberg en ‘The View’ no tenían prácticamente nada que decir el miércoles sobre su suspensión de dos semanas por sus comentarios a principios de esta semana sobre los judíos y el Holocausto</p>

Las colegas de Goldberg en ‘The View’ no tenían prácticamente nada que decir el miércoles sobre su suspensión de dos semanas por sus comentarios a principios de esta semana sobre los judíos y el Holocausto

Read in English

Suspendieron a Whoopi Goldberg de The View, un programa de entrevistas en el que ella y un panel de otras mujeres debaten sobre temas de actualidad y entrevistan a celebridades. La suspensión de Goldberg tendrá una duración de dos semanas y se hizo debido a los comentarios recientes que hizo sobre el Holocausto mientras estaba al aire.

Durante una mesa redonda sobre la prohibición del libro Maus, una novela gráfica que se desarrolla durante la Segunda Guerra Mundial, por parte de una junta escolar de Tennessee, Goldberg afirmó que el Holocausto no tenía sus raíces en la raza, sino más bien en la “inhumanidad del hombre hacia el hombre”. Ella definió a los judíos europeos como blancos, mientras que sus coanfitrionas protestaron porque el Holocausto sí fue una cuestión de raza, ya que los nazis definieron a los judíos como una raza inferior a los no judíos. Siguieron la incredulidad y la indignación. Pero, mientras que muchos están indignados por los comentarios de Goldberg y su posterior suspensión, como judía negra con experiencia en sociología, puedo decir que los temas de raza, negritud y judaísmo en EE.UU. requieren un cierto nivel de matiz y de comprensión histórica.

Como mujer judía negra, entiendo que las personas negras enfrentamos más discriminación basada en el color de nuestra piel, algo que los judíos blancos no sufren. Eso no quiere decir que las personas negras necesariamente enfrenten más discriminación en general, sino que somos más obvios para las personas racistas cuando caminamos por la calle. Whoopi Goldberg también se identifica como judía, razón por la cual sus comentarios dejaron un escozor particular para algunas personas. En lo personal, he sufrido más racismo contra los negros que antisemitismo durante mi vida cotidiana en EE.UU. Todos llegamos a esta conversación con algún nivel de experiencia personal que informa cómo reaccionamos a las discusiones sobre historia y raza, y puedo imaginar que pasa lo mismo con Goldberg.

El comentarista académico y social, Cornel West, ha hablado en el pasado sobre un concepto llamado “razonamiento racial”, la idea de que las personas tienden a estar de acuerdo y apoyar a otros miembros de la misma raza en función de su suposición de la experiencia de vida compartida. Para una mujer negra, lo que parece violencia de los blancos contra los blancos por su religión puede no parecer inmediatamente racismo cuando su experiencia vivida del racismo se basa en la negritud en EE.UU., como explicó Goldberg durante su reciente entrevista con Stephen Colbert. “Creo que la raza es algo que puedo ver”, comentó. “Entonces, te veo y sé de qué raza eres”. En una declaración posterior publicada en las redes sociales, escribió: “Como compartió Jonathan Greenblatt de la Liga Antidifamación, ‘El Holocausto se trató de la aniquilación sistemática del pueblo judío por parte de los nazis, a quienes consideraban una raza inferior’. Me corrijo”.

¿Está mal la experiencia vivida por Goldberg? Claro que no, pero carece del contexto histórico que da forma a por qué ella ve a los judíos europeos como blancos y al Holocausto como algo que “no se trata de raza”. Y es alentador que ella estuviera y siga estando dispuesta a ser educada.

La raza es una construcción social moldeada a través de influencias políticas, económicas y sociales. Es comprensible ver a la mayoría de los judíos como blancos en un contexto moderno. Pero lo que le faltaba a Goldberg era el contexto histórico de que la blancura de los judíos es una percepción moderna. El Holocausto acabó con un tercio de la población judía del mundo a través de medios despiadados, violentos e inhumanos únicamente porque su objetivo era eliminar lo que llamaron “la raza judía”. Trivializar tal horror mientras se dice: “Estos son los blancos haciéndoselo a los blancos, así que van a pelear entre ustedes” claro que es dañino, pero también es claro que proviene de un lugar de ignorancia, no de malicia. Lo que Goldberg, y gran parte de EE.UU., como el 63 por ciento de las personas menores de 40 años en una encuesta no sabía que se asesinó a 6 millones de judíos en el Holocausto, necesita es una educación integral sobre el antisemitismo, el Holocausto y la lucha judía.

Lo que Goldberg no pudo entender no fue solo que el judaísmo es una etnorreligión, sino que la noción de los judíos de ascendencia europea como blancos en EE.UU. solo se aceptó hace más o menos 80 años. La blancura estadounidense, como concepto, es relativamente nueva para los judíos.A los judíos a menudo se les consideró chivos expiatorios y vistos públicamente como la raíz de los problemas de EE.UU. antes de la Segunda Guerra Mundial. Las conspiraciones de que los judíos bebieron la sangre de niños cristianos y que tienen el control del dinero del país y los medios se remontan a la Edad Media. Estas no eran creencias aisladas, sino nociones aceptadas públicamente, y todavía lo son en algunos círculos en la actualidad. ¿Quién podría olvidar la obsesión republicana con George Soros durante la presidencia de Trump y el extraño láser espacial judío de Marjorie Taylor Greene? Los neonazis son un problema continuo en EE.UU., y es cierto que no se ve a los judíos como blancos, incluso si la población general ahora lo hace normalmente.

Como resultado del antisemitismo al que se enfrentaron, los judíos se vieron obligados a asimilarse e integrarse en la cultura estadounidense o correr peligro. Los judíos tomaron clases de inglés donde aprendieron a “ser estadounidenses”: cómo vestirse, qué costumbres seguir, qué idiomas hablar, todo mientras sus familias europeas en sus países de origen eran masacradas por su religión y raza. Las mujeres judías jóvenes aún optan a menudo por alisarse el cabello de forma permanente y, a menudo, reciben cirugías de nariz como regalo de graduación para que se vean más eurocéntricas, no solo por la estética de Hollywood que valora la belleza blanca no judía con exclusión de otras razas, sino porque parecer “demasiado judía” plantea peligro. Después de todo, el 57 por ciento de los crímenes de odio por motivos religiosos son contra los judíos a pesar de que los judíos representan solo el 2 por ciento de la población de EE.UU. Las tasas de negación del Holocausto aumentan cada año.

Al igual que la verdadera brutalidad de la esclavitud y la violencia perpetrada contra los activistas de derechos civiles, la realidad del antisemitismo en EE.UU. rara vez se menciona en las escuelas. Al igual que la antinegritud, rara vez se ha discutido en los principales medios de comunicación.

No culpo a Goldberg por sus pensamientos mal informados sobre el Holocausto, sobre todo porque ofreció una disculpa genuina y está dispuesta a hacer el trabajo para aprender, y no creo que tú tampoco debas culparla. “[El Holocausto] de hecho se trata de raza porque Hitler y los nazis consideraban a los judíos una raza inferior”, escribió en sus declaraciones actualizadas. “Ahora, las palabras importan, y las mías no son una excepción. Lamento mis comentarios, como dije, y me corrijo. También apoyo al pueblo judío”.

En un mundo con una supremacía blanca desenfrenada, creo que las personas privadas de sus derechos debemos unirnos, en lugar de impulsar más divisiones. Y si Whoopi quiere aprender más, siempre estoy disponible para una charla de café.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in