Britney Spears publicó un desnudo frontal completo en Instagram: bien por ella

La gente hace pedazos a Britney por salirse de los límites de lo que esperan de ella debido a los estándares sociales infundados que se le imponen a las mujeres todo el tiempo

Victoria Richards
martes 10 mayo 2022 17:32

Tráiler de ‘Framing Britney Spears’

Sin duda, Britney Spears está abrazando su condición de mujer libre. La estrella fue liberada oficialmente de la tutela de su padre Jamie en noviembre, lo que le devolvió el control de su independencia personal y financiera por primera vez desde el 2008, y desde entonces se ha mostrado llena de energía y positividad, al menos en sus redes sociales.

Echar un vistazo al Instagram de Britney es sumergirse en un caleidoscopio vertiginoso de gratitud llorosa por la buena comida, bailes espontáneos al ritmo de Madonna, cruda honestidad cuando la hieren los comentarios en línea, y un tributo efusivo a su primer bikini de cintura alta (injustificado, pero sigámosle el juego). Es un viaje, básicamente. Lo recomiendo de todo corazón. Britney no decepciona.

Y ahora, un desnudo. Mientras que Instagram no permite publicaciones que muestren desnudez, y anteriormente ha eliminado fotos provocativas de estrellas como Madonna, Britney, mi nueva favorita, se mostró con nada más que una gargantilla de encaje blanco y calcetines blancos hasta la rodilla, enfrente de un espejo, con el brazo sobre sus pechos.

Para proteger de alguna manera su intimidad, la estrella añadió un emoji de un corazón rosa entre sus piernas y una flor para cubrir su pezón (Instagram es particularmente estricto en cuanto a los pezones, de acuerdo con su política sobre desnudez, algo que ha sido objeto de debate desde hace tiempo y ha dado lugar al hashtag #freethenipple). Subtituló apropiadamente la foto con: “La energía de una mujer libre nunca se ha sentido mejor”.

No es la primera vez que la cantante hace este tipo de movimiento audaz: en el verano del 2021 compartió una serie de fotos de desnudos censuradas, durante la batalla en los tribunales por su tutela. Algunos fans han cuestionado qué tan bien estaba Britney en aquel momento, y sugirieron que el estrés del caso podría haber tenido consecuencias emocionales, una preocupación totalmente válida, pues todos queremos que Britney sea libre y feliz.

Sin embargo, si tomamos sus publicaciones al pie de la letra, hay algo siniestro en la reacción ante su comportamiento que parece superar cualquier preocupación genuina por su bienestar. Me arriesgaría a decir que el ataque en redes sociales contra Britney por compartir fotos de su cuerpo no tiene mucho que ver con quién es ella, sino con lo que la gente espera de las mujeres de su edad.

Quizás por eso Britney desactivó los comentarios en su publicación; quizá es por eso que muchas de nosotras hacemos lo mismo: porque ser una mujer en internet puede ser completamente despiadado.

Es clásico, ¿no? La gente hace pedazos a Britney por salirse de los límites de lo que esperan de ella debido a los estándares sociales infundados que se le imponen a las mujeres todo el tiempo. Una visión discriminatoria por edad, sin duda.

Pero Britney tiene 40, no 80, y tiene un cuerpo absolutamente increíble, sin importar lo que pensemos de las personas que “lo muestran todo” en las redes sociales. Para algunos, puede ser muy empoderante. Además, no hay que olvidar que ella se ve así y es madre de dos hijos adolescentes. Britney, te aplaudo.

Madonna, que tiene 63 años (pero parece 30 años más joven), obtuvo la misma reacción violenta cuando publicó fotos (ya borradas) de ella en Instagram usando medias de red y retorciéndose, al estilo de Boticelli, encima de una cama, y luego otra vez cuando se pavoneó por la pasarela de los MTV Video Music Awards en septiembre del año pasado, una jugada que, en mi opinión, demostró que su trasero merece un premio en sí mismo.

Es la ironía máxima: desde el momento en que las adolescentes son lo suficientemente mayores para ser consideradas “cancha reglamentaria”, les decimos a las mujeres que “deben” de ser sexis (y quién puede olvidar la sexualización de los uniformes de colegiala y el vídeo de “Hit Me Baby One More Time” de Britney), luego las mandamos a cubrirse cuando tienen la confianza de serlo. Las avergonzamos por verse “como p***s”, les decimos que son “demasiado viejas” para verse bien, o asumimos que deben estar haciendo algo muy mal. Como mujer, simplemente no puedes ganar.

Un hilo de Twitter reciente me hizo hacer una pausa, e incluso se lo envié a mis amigos. Preguntaba: “¿Preferirías tener 25 o 45 el resto de tu vida?”. Los comentarios se acumularon abrumadoramente a favor de ser mayor.

No tengo 45 años, por lo que no puedo opinar, pero tengo 40, la misma edad de Britney. Y si bien no estoy publicando desnudos en Instagram, apoyo completamente a cualquiera que elija hacerlo.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in