Bill y Melinda Gates han vivido en “alas separadas de su mansión” durante los últimos años, revela un exempleado

Un exmiembro del personal le dijo a The Independent que no se sorprendieron cuando los Gates anunciaron su divorcio

Andrew Buncombe
lunes 17 mayo 2021 22:34
<p>En algunos aspectos,  su fundación ya operaba en dos partes distintas</p>

En algunos aspectos, su fundación ya operaba en dos partes distintas

Read in English

La ciudad de Medina, ubicada en una península al borde del lago Washington, a menudo comienza la mañana parcialmente oscurecida por la bruma o la niebla. A medida que avanza el día y cambia el clima, la niebla se levanta o es quemada por el sol. La ciudad tiene menos de 3.000 residentes, muchos de ellos ricos; dos de ellos, Bill Gates y Jeff Bezos, lo son de manera espectacularmente.

Durante muchos años, Gates y Bezos, ambos en matrimonios prolongados, fueron percibidos de maneras marcadamente diferentes: Gates, el emprendedor que buscaba solucionar los desafíos más apremiantes del mundo, como la crisis climática y la salud global, y Bezos un magnate de la expansión obsesionado que quería volar a Marte pero no parecía preocuparse demasiado por el planeta Tierra.

Sin embargo, un factor unificador ha hecho que ambos sean reevaluados a los ojos del público. En los últimos dos años, primero Bezos y ahora Gates anunciaron que esos largos matrimonios estaban llegando a su fin. Los divorcios han arrojado un poco de luz dentro de la vida de estos hombres fabulosamente ricos, así como de sus cónyuges, Mackenzie Scott Bezos y Melinda French Gates. Se ha levantado un poco de niebla.

Esta semana, Gates, de 65 años, fundador de Microsoft y que se dice que vale US$ 130.000 millones de dólares, ha estado luchando contra múltiples afirmaciones: que habló de su “relación tóxica" con Jeffrey Epstein, el financiero fallecido acusado de tráfico sexual; que tuvo una aventura con una empleada de Microsoft hace 20 años; y que su esposa estaba enojada por la forma en que manejó una denuncia por agresión sexual. Todos estos fueron factores en la decisión de Melinda Gates de poner fin al matrimonio, se informó, y ella había estado consultando a un abogado de divorcios desde 2019, según el Wall Street Journal.

Cuando los Gates anunciaron su plan de ir por caminos separados, diciendo que ninguno de los dos creía que "podrían crecer" como matrimonio, repercutió en los mundos de la filantropía y la salud global. Los fondos de la Fundación Bill y Melinda Gates, que tiene cerca de US$ 50.000 millones en activos, funcionan en al menos 135 países. Fue un alivio cuando ambos dijeron que planeaban continuar con sus funciones con la fundación, con sede en Seattle.

Un exmiembro del personal le dijo a The Independent que no se sorprendieron en lo más mínimo cuando los Gates anunciaron su divorcio.

“Había rumores en Seattle, que se remontan a cuatro o cinco años, de que cada uno vivía en diferentes alas de la mansión”, dijo el exempleado, que pidió no ser identificado.

Leer más: La separación de Bill y Melinda Gates envía ondas de choque a través del mundo de la filantropía

El extrabajador agregó que Gates tenía fama de ser muy torpe socialmente, que le resultaba difícil entablar una conversación con su personal y que parecía mostrar poco interés en ellos: “Antes de que hablará con él por primera vez, me dijeron que no le diera la mano y que no le diera mi nombre, porque eso no le interesaba. Se suponía que solo debías darle la información que tenías para él y luego salir".

En algunos aspectos, dijo el exmiembro del personal, la fundación ya operaba en dos partes distintas, con Melinda Gates más enfocada en la salud de los bebés recién nacidos en todo el mundo, lo que constituye una gran parte del enfoque de la fundación, y Bill Gates intrigado más por soluciones técnicas a desafíos, como el uso de vacunas.

El anuncio de divorcio de los Gates se produjo cuando Estados Unidos parecía estar dando la vuelta a la pandemia, con al menos el 37% de la población completamente vacunada y con suficientes vacunas para quienes estuvieran dispuestos a recibirla. Gates, quien fue falsamente denunciado por algunos conspiradores anti-vacunas por querer obligar a las personas a vacunarse, gastó cientos de millones de dólares para ayudar a desarrollar un medicamento para combatir el COVID-19. En circunstancias normales, podría haber estado celebrando el éxito de las diversas vacunas y el éxito posterior del programa de implementación. En cambio, ahora está ocupado negando las acusaciones sobre su asociación con Epstein, quien se quitó la vida en el verano de 2019 mientras esperaba el juicio por cargos de tráfico sexual.

Durante el fin de semana, el Daily Beast afirmó que Gates se había quejado con Epstein sobre su matrimonio "tóxico" en varias ocasiones entre 2011 y 2014 en la casa del financiero fallecido. Agregó que discutieron que Epstein se involucrara con la Fundación Bill y Melinda Gates.

La fundación no respondió preguntas el lunes, pero un portavoz negó las afirmaciones en un comunicado al Daily Beast. "Su caracterización de sus reuniones con Epstein y otros sobre filantropía es inexacta, incluido quién participó", dijo el vocero. "De manera similar, cualquier afirmación de que Gates habló de su matrimonio o de Melinda de manera despectiva es falsa".

El portavoz agregó: “Bill nunca recibió ni solicitó consejo personal de ningún tipo de Epstein, sobre su matrimonio o cualquier otra cosa. Bill nunca se quejó de Melinda o de su matrimonio con Epstein".

Cuando Bezos, de 57 años, anunció que se divorciaría, muchos empleados de Amazon se sorprendieron. Se sorprendieron aún más cuando afirmó que el National Enquirer lo estaba chantajeando con un plan que supuestamente involucraba a Arabia Saudita. El tabloide y las autoridades sauditas han negado cualquier conexión con tal chantaje.

La pandemia impulsó la suerte de Bezos y Amazon, que también ha encabezado iniciativas de carbono neutral para ayudar a enfrentar el cambio climático. Ahora su fortuna vale cerca de US$ 200.000 millones. A principios de este año, se anunció que su exesposa planeaba casarse con un profesor de química de la escuela secundaria, Dan Jewett. La escritora tiene un valor de US$ 63.000 millones después del divorcio.

Gates abandonó Harvard para cofundar Microsoft con su amigo Paul Allen en 1975. El año pasado, dejó el timón de la empresa para centrarse en la filantropía. Mientras tanto, a principios de este año, Bezos dijo que dejaría el cargo de director ejecutivo de Amazon para ser reemplazado por Andy Jassy.

¿Qué está pasando realmente en Medina? ¿Qué encontraremos cuando la niebla se disipe por completo? A medida que se abren las compuertas de información y se arremolinan los rumores, parece que la respuesta terminará siendo: mucho más de lo que habíamos asumido anteriormente.