Más de 160 líderes y diplomáticos del mundo piden que Reino Unido libere a Julian Assange

A través de una carta afirman que Assange no podrá obtener un juicio justo en Estados Unidos.

Graeme Massie@graemekmassie
martes 22 septiembre 2020 00:50
Más de 160 líderes y diplomáticos mundiales piden que Reino Unido libere a Julian Assange
Más de 160 líderes y diplomáticos mundiales piden que Reino Unido libere a Julian Assange
Read in English

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, debería ser liberado de una prisión del Reino Unido y no ser extraditado a Estados Unidos, según más de 160 líderes mundiales, políticos y diplomáticos.

El grupo de alto poder dio su apoyo a Assange en una carta abierta dirigida al primer ministro Boris Johnson y otros ministros del gobierno.

Entre los firmantes de la carta se encuentran el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y dos ex presidentes de Brasil, Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.

La carta también fue firmada por una serie de críticos estadounidenses, incluido el presidente venezolano Nicolás Maduro y el exlíder ecuatoriano Rafael Correa.

Assange, de 49 años, está luchando contra la extradición a Estados Unidos, donde enfrenta cargos de espionaje por la publicación de cables diplomáticos confidenciales de WikiLeaks en 2010 y 2011.

Podría enfrentar una sentencia de prisión de hasta 175 años si es declarado culpable.

La carta fue escrita por primera vez por el grupo Abogados por Assange en agosto y los nombres de los políticos fueron publicados el lunes.

Contiene una serie de argumentos legales sobre por qué Assange no debería ser extraditado, incluidas las afirmaciones de que no recibiría un juicio justo y "estaría expuesto a torturas u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes".

"Esto demuestra la creciente oposición en todo el mundo a los esfuerzos de Estados Unidos para extraditar y procesar a Assange, y la naturaleza política de este caso", dijo la abogada de Assange, Jennifer Robinson, a NBC News.

Assange fue arrestado en la embajada de Ecuador en abril de 2019 donde residió con solicitudes de asilo durante siete años.

Fue arrestado de inmediato y sentenciado a 50 semanas de prisión por violar la Ley de Fianzas y permanecerá en la prisión de HM Belmarsh hasta que se complete su audiencia de extradición.