Biden bajo fuego por su “inaplicable” objetivo de vehículos eléctricos para 2030, que “extrañamente” excluye a Tesla

“Las promesas voluntarias de las compañías automotrices hacen que la resolución de pérdida de peso de Año Nuevo parezca un contrato legalmente vinculante”, dice un grupo ambiental

Louise Boyle
jueves 05 agosto 2021 19:22

Biden estudia si abrirá fronteras a Europa.

Read in English

El presidente Joe Biden firmará una orden ejecutiva con el objetivo de que el 50 por ciento de los vehículos vendidos para 2030 sean eléctricos, sin emisiones y propondrá nuevas reglas para reducir la contaminación del tubo de escape en los próximos cinco años.

Si bien la propuesta es un gran paso adelante después de la revocación de los estándares de emisiones de vehículos bajo la administración Trump, el plan se ha enfrentado con el escepticismo de los científicos climáticos y los grupos ambientalistas que dicen que las reglas son "inaplicables" y demasiado "débiles" en medio del agravamiento de la crisis climática.

"Si bien las cifras principales de las propuestas parecen sólidas en el papel, entendemos que los estándares se ven socavados por obsequios innecesarios a los fabricantes de automóviles que reducen sus beneficios en el mundo real y retrasan el progreso hacia mejores tecnologías", dijo Johanna Chao Kreilick, presidenta de la Unión de Científicos preocupados.

"Sabemos que los fabricantes de automóviles pueden cumplir con un estándar más alto y también sabemos que no podemos confiar en ellos para cumplir con compromisos puramente voluntarios".

Dan Becker, director de la Campaña de Transporte Climático Seguro en el Centro para la Diversidad Biológica, dijo a The New York Times : “Las promesas voluntarias de las compañías automotrices hacen que la resolución de pérdida de peso de Año Nuevo parezca un contrato legalmente vinculante”.

“El calentamiento global está quemando bosques, quemando Occidente y empeorando las tormentas. Ahora no es el momento de proponer normas débiles y prometer normas sólidas más adelante".

El plan del presidente Biden no es legalmente vinculante, aunque lo apoyan varios de los principales fabricantes de automóviles de EE.UU. y el sindicato United Auto Workers.

Leer más: 11 muertos en Texas al estrellarse camioneta con 25 inmigrantes

En una declaración conjunta, Ford, GM y Stellantis, dijeron que tenían una "aspiración compartida" de lograr entre el 40% y el 50% de las ventas anuales de vehículos eléctricos en EE. UU., para en 2030 ayudar al país a mantener sus compromisos de reducción de emisiones, como señala el Acuerdo de París.

Las principales figuras de la industria automotriz se unirán con el presidente el jueves por la tarde en un evento mientras firma la orden ejecutiva.

Cabe destacar que Tesla, actualmente la marca líder en vehículos eléctricos, ha sido excluida del evento, algo que el fundador multimillonario Elon Musk señaló en Twitter.

En respuesta a un artículo titulado: "¿Excluirá la Casa Blanca a Tesla, el vehículo eléctrico más fabricado en Estados Unidos de su evento de vehículos eléctricos?", escribió: "Sí, parece extraño que Tesla no haya sido invitado".