Hermanos Turpin siguen “viviendo en la miseria” a pesar de donaciones de $600.000

Los hermanos Turpin, que entonces tenían entre 2 y 29 años, estaban desnutridos y habían sido abusados física y sexualmente por sus padres

Alisha Rahaman Sarkar
martes 23 noviembre 2021 13:41
Jordan Turpin's escape from 'house of horror' shown in never-before-seen bodycam footage

Los 13 hermanos rescatados de las condiciones abusivas en las que vivían en el hogar de su familia en el sur de California hace cuatro años han sido rechazados por el sistema de servicios sociales que se suponía debía protegerlos, según un nuevo informe.

Los niños Turpin, en ese entonces de entre 2 y 29 años, se vieron obligados a vivir en condiciones peligrosas en su hogar, en la ciudad de Perris. Eran obligados a pasar hambre, encerrados fuera de sus hogares y encadenados a sus camas como castigo durante semanas, y en ocasiones, incluso meses. Vivían en la miseria. Doce de los 13 niños fueron encontrados desnutridos y abusados física y sexualmente.

Mike Hestrin, fiscal de distrito del condado de Riverside, dijo que los Turpin “han sido victimizados nuevamente por el sistema”, lo que les impide acceder a $600.000 (£446.385) en donaciones privadas, según ABC News.

Algunos de los hijos adultos están viviendo otra vez en la miseria, señaló Hestrin. “Viven en barrios plagados de delincuencia. Hay dinero para su educación, pero no pueden acceder a él”.

Supuestamente, una tutela designada por el tribunal los ha llevado al borde de la indigencia. La mayoría de los fondos se recaudan en un fideicomiso, que está controlado por un tutor público designado por el tribunal.

El condado de Riverside contrató a un bufete de abogados privado para investigar las acusaciones de que siete adultos y seis niños menores de edad no recibieron los servicios básicos después de ser liberados. También hay una investigación criminal sobre una familia de acogida que presuntamente maltrató a niños, incluido uno de los Turpin.

Algunos de los niños “se sintieron traicionados” por el manejo de que funcionarios locales hicieron de sus casos, dijo Melissa Donaldson, directora de servicios para víctimas del condado de Riverside. Agregó que, en ocasiones, los niños no tenían un lugar seguro para quedarse ni comida suficiente.

Joshua Turpin, de 29 años, dijo que no podía acceder a los fondos para cubrir sus necesidades de transporte, y cuando pidió ayuda al tutor público adjunto del condado asignado a su caso, “ella simplemente me decía: ‘solo googléalo’”.

“Llamé a la oficina del tutor público y ella se negó a dejarme solicitar una bicicleta”, acusó.

El espantoso abuso vivido en el hogar de los Turpin pasó desapercibido hasta que Jordan Turpin, de 17 años, escapó de la casa con un teléfono viejo y llamó a la policía. Jordan y una de sus hermanas dieron su primera entrevista a los medios en el episodio del pasado viernes de 20/20 de ABC.

“Siempre estuve aterrorizada de que si llamaba a la policía o intentaba escapar, me atraparían, y entonces sabía que moriría si me atrapaban. Pero al final, cuando vi a todos mis hermanos menores, supe que eso era lo que tenía que hacer”, confesó Jordan.

Después de ser rescatados de “la casa de los horrores”, algunos de los hermanos menores pasaron años en hogares de acogida, donde presuntamente fueron sometidos a abusos infantiles.

Los padres, David y Louise Turpin, fueron condenados a cadena perpetua por cargos que incluyen 12 cargos de tortura, siete cargos de abuso de un dependiente, seis cargos de abuso infantil, 12 cargos de detención ilegal y un cargo de acto lascivo sobre un niño, este último levantado contra David.