Trump daba a Pence 10 minutos a la semana para hablar sobre trabajo, antes de encender la televisión

“¿Quieres ser patriota o un idiota?”, preguntó el entonces presidente a su segundo al mando, según el nuevo libro

Gustaf Kilander
jueves 08 julio 2021 20:25
Pence Says Idea of Overturning Election Is Un-American
Read in English

Durante sus almuerzos semanales con el entonces presidente Donald Trump , el exvicepresidente Mike Pence tenía unos 10 minutos para hablar sobre lo que estaba haciendo, antes de que Trump encendiera la televisión y comenzara a quejarse de lo que le molestaba, afirma un nuevo libro.

El periodista Michael Wolff escribe en Landslide: The Final Days of the Trump Presidency que “los almuerzos estaban destinados específicamente a ser una oportunidad para que Pence le dijera al presidente exactamente lo duro que estaba trabajando para él”.

"Por lo general, tenía 10 minutos para hacer esto antes de que Trump encendiera la televisión y se lanzara a su lista actual de quejas", agrega Wolff.

Trump se preguntó cómo Pence “podía ser tan 'rígido' y 'cuadrado'”. Pensó en Pence “como alguien que no es duro, como alguien que, señaló cada vez más, podría ser 'enredado'”.

La relación entre los dos hombres se tensó después de las elecciones de 2020 cuando Pence negó el argumento de que podía rechazar lo que Trump pensaba que eran "electores elegidos de manera fraudulenta" y evitar que el Congreso certificara la pérdida de Trump.

Tanto Trump como su abogado personal Rudy Giuliani esperaban que Pence interviniera para declarar presidente a Trump, una solución que el segundo al mando no podía ofrecer legalmente.

Wolff describe una interacción entre Trump y Pence que tuvo lugar el 5 de enero, el día antes de que una multitud de partidarios de Trump irrumpiera en el Capitolio para evitar que el Congreso certificara a Joe Biden como el ganador de las elecciones.

La insurrección dejó cinco muertos y obligó a los legisladores a detener brevemente la certificación de la victoria de Biden.

Leer más:Asesinan al presidente de Haití, Jovenel Moïse

Durante su conversación el 5 de enero, Pence rechazó el argumento de Trump cuando el presidente exigió que su segundo al mando lo ayudara a permanecer en el cargo.

Wolff escribe que la pareja estaba sola en el Despacho Oval —su almuerzo se había convertido en cambio en una reunión— y que Pence escuchó al entonces presidente afirmar que las elecciones habían sido "robadas".

Pence no estuvo en desacuerdo con esa declaración. Trump dijo que Pence tendría un "lugar heroico en la historia" si hacía lo que le pedían.

“Trump presionó más en una línea que filtraría de inmediato y que estaría repitiendo durante los próximos meses: '¿Quieres ser un patriota o un idiota?'”, escribe Wolff.

“Pence, sin morder el anzuelo, repitió que, en la abrumadora opinión de los expertos constitucionales a los que había consultado, la Constitución no le daba autoridad para hacer lo que el presidente pensaba que podía hacer”.

A fines del mes pasado, Pence dijo que estaba "orgulloso" de su papel al ver al Congreso certificar la victoria de Biden.

Hablando en la Biblioteca Reagan, Pence pareció criticar a Trump.

“La verdad es que casi no hay idea más antiamericana que la idea de que una sola persona podría elegir el presidente de Estados Unidos”, dijo Pence.

“Y siempre estaré orgulloso de que hicimos nuestra parte en ese trágico día para volver a convocar el Congreso y cumplimos con nuestro deber en virtud de la Constitución”, agregó .