Trump se encuentra con el ex propietario de una tienda cuando el actual se niega a verlo

Dueño de una tienda destruida en Kenosha se negó a posar con Trump, por lo que trajeron al ex propietario

El propietario de la tienda de cámaras antiguas dijo que no quería formar parte del 'circo' de Trump

Andrew Naughtie@andrewnaughtie
miércoles 02 septiembre 2020 17:00
Read in English

Donald Trump visitó Kenosha, Wisconsin el martes para inspeccionar las empresas dañadas por los recientes disturbios que protestaban por el tiroteo de Jacob Blake. No pudo convencer a todos los propietarios de que posaran con él.

Cuando un propietario en particular se negó a participar con el equipo de Trump, el equipo del presidente dio la bienvenida al propietario anterior como si fuera el actual.

Según la estación local TMJ-4, Tom Gram, de la tienda quemada 'Rode's Camera Shop’, rechazó una solicitud de la Casa Blanca para reunirse con el presidente en cámara, y luego le dijo a la estación que no quería participar en una aparición pues esperaba que se convertiría en un circo ”.

Pero en lugar de dejar la tienda fuera de la ruta de Trump, el equipo de la Casa Blanca invitó al dueño anterior, John Rode III, quien fue presentado por el presidente como si fuera el dueño de la tienda que Gram le compró hace ocho años.

Rode posó con una foto de la tienda de 109 años y agradeció a Trump por venir a ver los daños, así también por enviar tropas federales para calmar la violencia en la ciudad. También apareció más tarde ese día en una mesa redonda con el presidente y el fiscal general Bill Barr, en la que Trump se quejó repetidamente de la reticencia del gobernador de Wisconsin a pedir ayuda federal durante las protestas.

Mientras tanto, Gram le dijo a TMJ-4 que tenía un mensaje diferente para Trump: "Haz tu trabajo".

"Creo que necesita unir a este país en lugar de dividirlo", dijo.

Las protestas en Kenosha son algunas de las más intensas del verano, después de meses de disturbios en los Estados Unidos provocados por la muerte de George Floyd. Numerosos negocios han resultado dañados por incendios; a otros les han rociado grafitis y les han roto las ventanas.

La policía de Kenosha ha dicho que arrestó a 175 personas la semana pasada, alrededor de un tercio de ellas por violar el toque de queda.

Entre ellos estaba Kyle Rittenhouse, un joven blanco de 17 años que llegó de Illinois con un rifle de asalto y mató a tiros a dos personas. Era uno de los numerosos autodenominados "milicianos" que habían respondido a un llamado de un grupo de derecha para ayudar a controlar las protestas.

Luego del tiroteo surgió un video que mostraba a los agentes de policía entregando agua a uno de esos grupos y agradeciéndoles su ayuda.