Trudeau busca ayuda en Biden en disputa con China

El primer ministro canadiense espera que el presidente electo sea un buen socio para convencer a Beijing de que libere a canadienses detenidos.

Via AP news wire
lunes 09 noviembre 2020 19:16
Read in English

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo este lunes que habló con el presidente electo Joe Biden sobre el encarcelamiento de dos canadienses en China en represalia por el arresto de una alta ejecutiva de Huawei y espera que Biden sea un buen socio para convencer a Beijing de que los libere.

Beijing arrestó al ex diplomático Michael Kovrig y al empresario Michael Spavor en diciembre de 2018, pocos días después de que Canadá arrestara a Meng Wanzhou, una ejecutiva china de Huawei e hija del fundador de la compañía.

Estados Unidos busca la extradición de Meng por cargos de fraude y su caso de extradición está ante los tribunales canadienses. Su arresto dañó gravemente las relaciones entre China y Canadá. China también ha condenado a muerte a otros dos canadienses y ha suspendido las importaciones de canola.

Trudeau tuiteó que habló con Biden y felicitó al presidente electo por su victoria. Escribió que hablaron sobre varios temas, incluida la pandemia de COVID-19, el cambio climático y los canadienses detenidos.

Trudeau dijo anteriormente que el intento de China de ejercer una diplomacia coercitiva encarcelando a dos canadienses en represalia por el arresto de un alto ejecutivo de Huawei no está funcionando.

"Su enfoque de diplomacia coercitiva es ineficaz", dijo Trudeau en una conferencia de prensa. "Estoy sumamente seguro de que la administración entrante seguirá siendo un buen socio para Canadá y otras naciones del mundo mientras buscamos convencer a China de que el enfoque que están adoptando simplemente no está funcionando".

Trudeau dijo que Kovrig y Spavor han sido detenidos arbitrariamente durante más de 700 días.

Meng, directora financiera de Huawei Technologies, vive en una lujosa casa de Vancouver mientras su caso de extradición continúa en la corte de Columbia Británica. Washington quiere que la extraditen a Estados Unidos para enfrentar cargos de fraude bancario. Estados Unidos acusa a Huawei de utilizar una empresa fantasma de Hong Kong para engañar a los bancos y hacer negocios con Irán en violación de las sanciones estadounidenses.

Huawei representa el progreso de China para convertirse en una potencia tecnológica y ha sido objeto de preocupaciones de seguridad en Estados Unidos durante años. Beijing ve el caso de Meng como un intento de contener el ascenso de China.