Trump habría sugerido que el Covid fue algo bueno porque no tuvo que dar la mano a "personas repugnantes"

Ex asesora de Mike Pence asegura que Trump dijo que el coronavirus fue algo bueno

Olivia Troye reveló que el presidente de Estados Unidos mostró su satisfacción por no tener que dar la mano a “personas repugnantes” durante la crisis sanitaria

Adam Forrest@adamtomforrest
viernes 18 septiembre 2020 16:11
Read in English

Donald Trump dijo una vez que Covid-19 podría ser "algo bueno" porque evitaría que él tuviera que estrechar la mano de "gente repugnante", según una ex asesora principal del vicepresidente estadounidense Mike Pence.

Olivia Troye, que formó parte del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, es la última exmiembro de la administración Trump en instar a los votantes estadounidenses a evitar que gane un segundo mandato.

En un video publicado por el grupo Votantes Republicanos contra Trump, Troye dijo que trabajar con el presidente era "aterrador" y afirmó que estaba más preocupada por la reelección que por proteger a la nación del virus.

Troye alega que, durante una reunión del grupo de trabajo a la que asistió, el presidente dijo: “Tal vez esto de Covid sea algo bueno. No me gusta estrechar la mano de la gente. No tengo que estrechar la mano de esta gente repugnante".

Ella dijo: “Esas personas repugnantes son las mismas personas por las que él dice preocuparse. Estas son las personas que todavía hoy asisten a sus mítines y que tienen total fe en quién es. La verdad es que en realidad no se preocupa por nadie más que por sí mismo".

Troye, quien era la asesora de seguridad nacional de Pence, agregó: “Si el presidente se hubiera tomado este virus en serio, o si realmente hubiera hecho un esfuerzo por decir qué tan grave era, habría frenado la propagación del virus, habría salvado vidas."

Cuando se le preguntó sobre sus comentarios, Trump dijo que no tenía idea de quién es ella. “Trabajaba para el vicepresidente. Ella estaba en el grupo de trabajo como una especie de persona de nivel inferior. No tengo idea de quién es ella”, dijo a los periodistas.

“Nunca la conocí hasta donde yo sé. Quizás ella estaba en una habitación. No tengo idea de quién es ella. Ella no me conoce. Es solo otra persona que se va, y ya sea CNN o Washington Post, dicen cosas negativas".

A pesar de afirmar que "no tenía idea de quién es ella", Trump también aseguró que le habían hablado de la "carta de despedida más hermosa" escrita por Troye.

"Ella escribió una hermosa carta como yo la entiendo, una carta alabando a la administración", dijo Trump. "Pero luego la gente la agarra y dice: 'Digamos algunas cosas malas sobre Donald Trump'".

La Casa Blanca negó rotundamente los comentarios que Troye atribuyó al presidente, y el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que "sus afirmaciones no tienen base en la realidad y son totalmente inexactas".

Pence dijo que no había leído sus comentarios, pero dijo que sonaba "como una empleada más descontenta que ha decidido hacer política durante el año electoral".

Trump le dijo al periodista Bob Woodward en entrevistas grabadas que minimizó intencionalmente el virus en comentarios públicos a pesar de que era plenamente consciente del peligro que representaba. También se describe a sí mismo como germófobo y denunció la práctica de dar la mano antes de postularse para el cargo.

Republicana de toda la vida, Troye dijo que planea votar por el candidato demócrata, Joe Biden, en las elecciones presidenciales de noviembre.

Se une a una lista cada vez mayor de exfuncionarios de Trump que respaldan al demócrata, que incluye a Miles Taylor, exjefe de gabinete del Departamento de Seguridad Nacional, y al exdirector de comunicaciones de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci.