El senador Ted Cruz culpó a Trump del escándalo generado tras su viaje a Cancún.

“Heidi está muy enojada”; Ted Cruz culpa a sus amigos por filtrar mensajes de texto de su esposa

Cruz se quejó de un ambiente politizado y desagradable y aconsejó a la gente que no fuera “idiota”

Oliver O'Connell
martes 23 febrero 2021 23:09
Read in English

Las consecuencias de las peores vacaciones del año continúan y Heidi Cruz, la esposa del senador Ted Cruz, está "bastante enojada" con quien filtró sus mensajes de texto mientras planeaban su viaje a Cancún mientras millones de tejanos sufrían sin luz ni agua.

En una aparición en el podcast conservador Ruthless, se le preguntó al senador de Texas si la pareja conocía la identidad del individuo en el grupo de texto de su esposa que los había traicionado a los medios.

"Sí, diré que Heidi está bastante enojada por eso, en realidad estuvo ayer en la casa de un vecino, caminando", dijo Cruz.

Los mensajes de texto de la esposa del senador se dieron a conocer por primera vez en el medio de comunicación local Reform Austin y fueron confirmados por otros en la cadena de mensajes.

Se quejó de su casa congelada e invitó a amigos y vecinos a unirse a ellos en el viaje a Cancún y señaló que había un vuelo directo, un hotel con disponibilidad y la posibilidad de hacerse la prueba de COVID-19 antes de regresar a los Estados Unidos.

Cruz dijo que su esposa había enviado mensajes de texto a varios amigos y vecinos, tanto republicanos como demócratas que habían apoyado a Beto O'Rourke, y que la filtración era indicativa de "cuán ridículamente politizados y desagradables" se han vuelto las cosas.

“Aquí hay una sugerencia, simplemente no sean imbéciles”, dijo el senador. "Tratarnos unos a otros como seres humanos, tener algún grado, un mínimo de respeto".

Destacó que él y su esposa tienen muchos amigos demócratas y dijo que “la gente necesita reírse un poco y relajarse”.

No está claro si han identificado al culpable.

Cruz culpa a la “retirada de Trump” de la tormenta mediática de críticas que recibió después de ser visto abordando el vuelo a Cancún.

Cuando la tormenta invernal Uri causó estragos en Texas la semana pasada, cuatro millones de los electores de Cruz se quedaron sin electricidad y millones más perdieron el acceso al agua potable.

En las gélidas condiciones, decenas de personas murieron de hipotermia en casas sin calefacción o en accidentes como resultado de tratar de calentar sus hogares.

Los manifestantes se han reunido frente a la casa de Cruz en Texas desde las vacaciones familiares en México, con cánticos de “renuncia” y en un momento dado la aparición de un grupo de mariachis.

Haciendo a la ligera la ira dirigida a él, Cruz abrió la entrevista haciendo referencia a la teoría de la conspiración simulada de que él es el Asesino del Zodiaco aún no identificado: "No he tenido tanta cobertura de prensa negativa desde el norte de California en la década de 1960".