La supremacía blanca constituye una amenaza “transnacional”, advirtió el secretario general de la ONU

La supremacía blanca es una amenaza global, dice el jefe de la ONU

“Estos movimientos extremistas representan la amenaza de seguridad interna número uno en varios países”, advierte Antonio Guterres

Jon Sharman
lunes 22 febrero 2021 20:54
Read in English

La supremacía blanca constituye una amenaza “transnacional”, advirtió el secretario general de la ONU.

Antonio Guterres también dijo que los grupos racistas se habían aprovechado de la pandemia del coronavirus para aumentar su apoyo.

El peligro crece día a día, dijo el lunes al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Dijo: “la supremacía blanca y los movimientos neonazis son más que amenazas terroristas internas. Se están convirtiendo en una amenaza transnacional”.

“Hoy, estos movimientos extremistas representan la principal amenaza a la seguridad interna en varios países”.

“Con demasiada frecuencia, estos grupos de odio son aclamados por personas que ocupan puestos de responsabilidad de formas que se consideraban inimaginables no hace mucho”.

"Necesitamos una acción global coordinada para vencer este grave y creciente peligro".

Los comentarios de Guterres parecieron ser un golpe a Donald Trump, quien alentó a sus partidarios de la extrema derecha en varias ocasiones, como cuando le dijo al grupo Proud Boys que “se mantuviera al margen” durante un debate electoral presidencial.

Su sucesor, Joe Biden, ha dicho que el asedio del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos por partidarios de Trump fue llevado a cabo por "matones, insurrectos, extremistas políticos y supremacistas blancos".

Los comentarios también se produjeron cuando Francia tomó medidas para prohibir el grupo supremacista blanco Generation Identity, que está activo en varios países europeos.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, informará el 18 de marzo sobre una investigación global que el organismo inició después de que George Floyd fuera asesinado en Minneapolis en mayo pasado, cuando un policía blanco se arrodilló sobre su cuello durante casi nueve minutos.

En un comentario adicional, Guterres también acusó a las autoridades de algunos países de utilizar la crisis de COVID-19 para desplegar "respuestas de seguridad de mano dura y medidas de emergencia para aplastar la disidencia", sin nombrar nombres.

“En ocasiones, se ha ocultado el acceso a información de COVID-19 que salva vidas, mientras que se ha amplificado la desinformación mortal, incluso por parte de los que están en el poder”, dijo.

Guterres también advirtió sobre el poder de las plataformas digitales y el uso y abuso de los datos.

“Insto a todos los estados miembros a que coloquen los derechos humanos en el centro de los marcos regulatorios y la legislación sobre el desarrollo y el uso de tecnologías digitales”, dijo. “Necesitamos un futuro digital seguro, equitativo y abierto que no infrinja la privacidad ni la dignidad”.

Información adicional de Reuters