Trump abre la 'Oficina del expresidente' en Florida

“Me besó y me tocó en contra de mi voluntad”; Summer Zervos revive caso de agresión sexual de Trump

Summer Zervos ha demandado al expresidente por llamarla de "mentirosa" tras acusaciones en su contra

Graeme Massie@graemekmassie
jueves 11 febrero 2021 22:18
Read in English

Una exconcursante de The Apprentice que acusó a Donald Trump de agresión sexual le pidió a un tribunal que le permitiera seguir adelante con una demanda en contra el expresidente.

Summer Zervos afirma que Trump la besó en contra su voluntad en la Trump Tower de Nueva York en 2007 y luego supuestamente la tocó en un hotel de California.

Presentó una demanda por difamación en 2017 contra Trump después de que él la tachara de mentirosa por sus acusaciones.

El expresidente intentó que el caso se desestimara con el argumento de que los estados no tienen jurisdicción sobre un presidente en funciones, lo que inicialmente fue rechazado por los tribunales inferiores del estado.

Pero su caso fue detenido en marzo de 2020 por el tribunal más alto del estado de Nueva York, lo que le impidió obtener pruebas e incluso deponer a Trump.

Pero dado que Trump dejó el cargo el 20 de enero, Zervos quiere que se reanude su demanda y ha pedido que se desestime una apelación constitucional anterior presentada por Trump.

"El acusado ya no es presidente. Como resultado, la apelación del acusado es discutible", dijo la abogada de Zervos, Beth Wilkinson, en los documentos judiciales presentados ante el Tribunal de Apelaciones de Nueva York.

En la presentación se afirma que Trump “no se opone a la moción de Zervos".

Summer Zervos se encuentra entre las 26 mujeres que han acusado a Trump de conducta sexual inapropiada, dichos que él ha negado rotundamente alegando que todas esas mujeres son mentirosas.

Zervos indicó que se acercó a Trump en 2007 después de su aparición en The Apprentice, en busca de asesoramiento profesional y una oportunidad laboral. Agregó que después de que él la invitó a su oficina en Trump Tower, la besó dos veces en los labios, pero también dijo que le encantaría que ella trabajara para él.

Y afirma que más tarde aceptó cenar con Trump en el hotel Beverly Hills en California.

Summer Zervos alega que un guardia de seguridad del expresidente la llevó a un bungalow donde ella afirma que Trump le tocó el pecho y presionó sus genitales en contra de su voluntad.

No ha demandado a Trump por agresión sexual, ya que se aprobó el plazo de prescripción para ese presunto delito.